Chikungunya adquirida en Recién Nacidos. Reporte de caso

Autores: Patricia Rolón, Rosanna Fonseca, Larissa Genes, Sonia Pereira, Leticia Zapatta, Gloria Benítez

Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, Hospital Materno Infantil San Pablo. Asunción, Paraguay. Sala de Pediatría, Hospital Regional de Luque. Paraguay.

Fuente: Pediatr. (Asunción), Vol. 42; N° 1; Abril 2015: pág. 42-47 link

RESUMEN

INTRODUCCIÓN

La fiebre Chikungunya es considerada una enfermedad viral emergente, fue descrita por primera vez durante un brote en el sur de Tanzania en 1952. Desde entonces afecta a millones de personas en el mundo. Es endémica en el sudeste de Asia, África y Oceanía. En la región de las Américas apareció a finales de 2013 ocasionando epidemias importantes en diferentes países y es una de las denominadas enfermedades “olvidadas” o “desatendidas”, que reemergió debido a factores determinantes como los cambios climáticos, la mutación viral, la urbanización desorganizada con acceso deficiente a fuentes de agua que obliga a almacenarla en recipientes mal tapados o dejados a la intemperie, la diseminación de los vectores y el desplazamiento de las personas en el mundo.

El virus Chikungunya es transmitido a través de la picadura de los mosquitos del género Aedes, infectados, porque han picado previamente a una persona (con manifestaciones clínicas o no) durante el período de viremia. La mayoría de las infecciones por VCHIK que ocurren durante el embarazo, el virus no se transmite al feto, el mayor riesgo de transmisión al recién nacido se produce cuando la mujer tiene viremia en el período intraparto

La enfermedad aguda presenta un inicio súbito de fiebre alta (típicamente mayor a 37,5°C) y dolor articular bilateral, simétrico, de intensidad variable que puede llegar a ser incapacitante. También pueden presentarse exantema maculopapular muy pruriginoso, náuseas, vómitos y conjuntivitis. En la forma aguda los síntomas suelen remitir en 7 a 10 días.

Las formas atípicas incluyen afectación neurológica, como meningoencefalitis, encefalopatía, convulsiones, síndrome de Guillain-Barré, síndrome cerebeloso, paresias, parálisis o neuropatía. Tambien puede existir afectación ocular, cardiovascular, dermatológica, renal entre otras.

Para establecer el diagnóstico se pueden utilizar varios métodos y las pruebas serológicas, como la inmunoadsorción enzimática (ELISA), pueden confirmar la presencia de anticuerpos IgM e IgG contra el virus Chikungunya. Las muestras recogidas durante la primera semana después de la aparición de los síntomas deben analizarse con métodos serológicos y virológicos (RT-PCR).

No existe un tratamiento farmacológico específico. El tratamiento favorece la atención sintomática y el reconocimiento oportuno de las formas atípicas y graves. Como asimismo en aliviar los síntomas, entre ellos el dolor articular, con antipiréticos, analgésicos óptimos y líquidos.

Caso Clínico: RN de 16 días de vida procedente de Luque, Paraguay, nacida por parto cesárea, de término sin complicaciones; sin factores de riesgo materno para infecciones; con PN: 3620 gramos, Apgar: 8/9; dada de alta a las 48 hs de vida sin complicaciones. A los 13 días de vida consulta por fiebre y rash, la madre refiere cuadro de 24 horas de evolución de fiebre y rash generalizado acompañado de irritabilidad transitoria; ingresa con el diagnóstico de Sepsis neonatal tardía probable, se inicia ampicilina más cefotaxima, se constató en análisis laboratoriales leucopenia y serología para dengue negativo. En el día 4 de la enfermedad, deterioro progresivo con mayor hipoactividad rechazo alimentario y polipnea, se constata persistencia de leucopenia, y plaquetopenia. Se amplió cobertura antibiótica; requiere intubación orotraqueal; es derivado a Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales; donde se observaron las siguientes morbilidades: hepatomegalia, derrame pleural bilateral, crisis convulsiva, hipertensión pulmonar moderada. Buena evolución el día 10 de enfermedad, se procede a extubación programada exitosa, se constató reabsorción total del derrame, ya sin hepatomegalia, con mejoría a nivel de los recuentos de glóbulos blancos, no así en el de las plaquetas que se encontraban en descenso; completó 7 días de antibióticos, cultivos negativos. Al reinterrogatorio se constató nexo epidemiológico. Se recibió serología positiva para Chikungunya IgM, es contra referido al centro de origen con buena evolución, es dado de alta en el día 15 de la enfermedad en buenas condiciones y con recuperación hematológica.

DISCUSIÓN

La transmisión madre-hijo, provoca una infección neonatal de Chikungunya, y se observa cerca del final del embarazo de madres en la fase febril virémica.

El caso clínico presentado escapa al de una transmisión materna por el tiempo en el que empezaron los síntomas, se trata más bien de un caso adquirido de Chikungunya pues los síntomas empezaron en el día 13 de vida. La madre tiene serología negativa para Chikungunya. No se registran reportes de casos clínicos de Chikungunya adquiridos en recién nacidos excepto los reportados por el trabajo hecho en República Dominicana.

Se considera el presente caso como GRAVE ATÍPICO de Chikungunya. Un caso es atípico cuando el paciente requiere mantenimiento de por lo menos una de las funciones vitales con una prueba confirmada de Chikungunya y que desarrolla otros síntomas más que la fiebre y el rash, en el caso presentado los síntomas fueron afectación respiratoria grave que requirió ARM y neurológica (convulsiones), el manejo como describe la literatura hasta el momento es de sostén para las complicaciones.

COMENTARIO: Vemos aquí una excelente revisión sobre Chikungunya en presentación atípica a propósito de un caso en un RN en Paraguay. Llama la atención como una enfermedad a la cual se le resto importancia durante mucho tiempo por ser “endémica” de Asia y África en los últimos tres años hizo estragos en Latinoamérica causando una importante epidemia, llegando incluso a registrarse casos graves y mortalidad en grupos de riesgo. Tomando en cuenta que existe en la literatura internacional antecedentes desde antes de 2005 que predicen todas las complicaciones tanto agudas como crónicas, estos casos no deberían habernos tomado por sorpresa, ni debimos subestimar la malignidad de esta patología, sobre todo en los grupos de riesgo. Las presentaciones atípicas del Chikungunya son de evolución tórpida y en vista de que no existe cura ni tratamiento que disminuya la virulencia del mismo nuestros esfuerzos deben estar dirigidos a realizar un tratamiento de “SOSTEN AVANZADO” especialmente en los neonatos, tomando en cuenta complicaciones como las convulsiones y la falla respiratoria, quedando sobreentendido que estos pacientes necesitan una vigilancia extrema y atención especial hasta que salgan de la etapa aguda y puedan ser dados de alta. También debemos desestimar el uso de tratamientos alternativos como ATB o retrovirales ya que está demostrado que no tienen utilidad clínica ni disminuyen el tiempo de hospitalización. Queda de nuestra parte organizar nuestros equipos de trabajo en los diferentes niveles de atención para implementar las directrices que se adapten a las necesidades de nuestros pacientes y en lo posible reducir a cero la mortalidad por estas enfermedades.

Dr. Ángel Rojas M.D., Ra. de Neonatología, Venezuela

One thought on “Chikungunya adquirida en Recién Nacidos. Reporte de caso”

Deja un comentario