Prevención y tratamiento de la sepsis en recién nacido prematuros

Keith Barrington http://neonatalresearch.org/2016/02/10/preventing-and-treating-sepsis-in-preterm-babies/

Dos estudios acaban de publicarse sobre la prevención y tratamiento de la sepsis, el primero:

Ochoa TJ, et al. Estudio aleatorizado y controlado de la lactoferrina para la prevención de la sepsis en neonatos peruanos menos de 2500 g. Pediatric Infectious Disease Journal.2015; 34 (6): 571-6 .

Este estudio incluyó a poco menos de 200 bebés y asignó al azar a lactoferrina o placebo en tres UCIN en Lima, Perú. Se demostró que la profilaxis lactoferrina de forma rutinaria reducen los episodios de sepsis clínicamente diagnosticados en recién nacidos de bajo peso al nacer, una reducción que no fue muy significativa en el análisis estadístico primario, pero si se está interesado sólo en el cultivo positivo, que “definió” sepsis, entonces no hubo diferencias. Los autores señalan que en los países de ingresos bajos y donde los recursos e instalaciones de laboratorio son muy  limitadas, una definición clara de la sepsis pudiera hacerse por clínica, y esto podría ser el mejor que se puede hacer. El estudio incluyó a bebés de hasta 2,5 kg, y utilizó una dosis ajustada al peso corporal de la lactoferrina. En otros estudios pilotos pequeños   tampoco han mostrado una diferencia significativa en la sepsis. Lo que significa que se necesitan  estudios más grandes para dar respuesta a esta pregunta.

En el otro estudio se hace referencia al uso de la pentoxifilina para tratar la sepsis

 Shabaan AE, et al. Terapia pentoxifilina para la sepsis de aparición tardía en lactantes prematuros: un ensayo controlado aleatorio. Pediatric Infectious Disease Journal. 2015; 34 (6): E143-e8 . La pentoxifilina tiene muchas acciones diferentes, en particular, que inhibe la transcripción del factor de necrosis tumoral-alfa, lo que podría ser algo muy bueno en la sepsis; También, de acuerdo con los autores de este estudio:

“preserva el flujo sanguíneo microvascular, previene la insuficiencia circulatoria y la vasoconstricción intestinal y tiene efectos beneficiosos sobre la función de las células endoteliales y la coagulación en la sepsis.”

Este estudio asignó al azar a 120 bebés prematuros nacidos con signos clínicos de sepsis para obtener ya sea pentoxifilina o placebo, comenzando con la primera dosis de antibióticos, y continuando durante 6 días. Los bebés en el grupo de pentoxifilina tenían soporte inotrópico con menos frecuencia, y menos coagulación intravascular y trombocitopenia. Hubo un beneficio menor en la mortalidad con el tratamiento (10% vs 17%), y otras diferencias entre los grupos favoreció a los bebés pentoxifilina.

La última versión de la revisión Cochrane acerca del uso de  la pentoxifilina observa que los datos son actualmente insuficientes para estar seguro de que esta es una buena terapia, pero todos ellos, hasta el momento tienen resultados, positivo.  Y concluye

“Calidad de la evidencia es baja en seis estudios pequeños en los cuales sugieren que el tratamiento con pentoxifilina como adyuvante de los antibióticos en la sepsis neonatal disminuye la mortalidad sin causar efectos adversos. Animamos a los investigadores para llevar a cabo bien diseñados ensayos multicéntricos de gran tamaño para confirmar o refutar la efectividad de la pentoxifilina en la reducción de la mortalidad y la morbilidad en neonatos con sepsis o ECN.”

La pentoxifilina ya está disponible en muchos países, para otras indicaciones, y en realidad es bastante barato.  Así que si esto funciona en un ensayo bien realizado, entonces hay una posibilidad real de hacer cosas buenas para los prematuros en todo el mundo.

Comentario: se continua con la investigación para lograr mejores tratamientos alternativos para la sepsis en nuestro recién nacidos. Nuevamente la lactoferrina aunque d forma no significativa logra resultados positivos. La pentoxifilina también ha mantenido un buen puntaje positivo. Ninguna de las dos alternativas ha tenido significancia estadística pero tampoco se han reportado efectos negativos. La recomendación como de costumbre es el diseño de grandes estudios controlados multicéntricos.

Dr. Marco Rivera Meza Médico – Pediatra

Deja un comentario