Eficacia y Seguridad anticonvulsiva – hemodinámica de midazolam en recién nacidos a término tratados con hipotermia

Autores: van den Broek MPH, van Straaten HLM, Huitema ADR, Egberts T., Toet MC, De Vries LS, Rademaker K., Groenendaal F.

Fuente: Neonatología 2015; 107: 150-156. Link

RESUMEN:
Introducción
La asfixia perinatal es la causa más común de convulsiones en los neonatos a término. La hipotermia terapéutica es aplicada como estrategia de neuroprotección en infantes a término que están sufriendo encefalopatía seguida de asfixia perinatal. Las benzodiacepinas como el midazolam son usadas en neonatos críticamente enfermos para el control de las crisis y la sedación. Para el control de las convulsiones es un fármaco de segunda o tercera línea y un complemento para la intubación de los mismos.

Antecedentes
El midazolam se utiliza como un anticonvulsivo en neonatología, incluidos los recién nacidos con asfixia perinatal tratados con hipotermia. La hipotermia puede afectar a la seguridad y la efectividad del midazolam en estos pacientes. Esto viene dado por la alteración hemodinámica la cual requiere soporte con medicamentos inotrópicos para garantizar una correcta función de la bomba cardiaca.

Objetivos
El objetivo fue evaluar la eficacia anticonvulsiva y seguridad hemodinámica del midazolam en recién nacidos de hipotermia y para proporcionar la dosificación orientación. Métodos: los recién nacidos Hipotermia con asfixia perinatal y tratados con midazolam se incluyeron. La eficacia se estudió usando electroencefalografía continua en amplitud integrada. La seguridad hemodinámica se evaluó utilizando modelos farmacocinéticos-farmacodinámicos con muestras de plasma y las grabaciones de la presión arterial (presión arterial media) en virtud de la hipotermia.

Resultados
No hubo efecto de la hipotermia terapéutica en la farmacocinética pudieron ser identificados. Complemento control de las convulsiones con midazolam fue limitada (control de los ataques del 23%). Una relación inversa entre la concentración plasmática de midazolam y la presión arterial media se pudo identificar. Al menos un episodio hipotensor se experimentó en el 64%. El uso concomitante de fármacos inotrópicos disminución del aclaramiento de midazolam en un 33%.

Conclusiones
En virtud de la hipotermia terapéutica, midazolam ha adicionado en la eficacia clínica limitada anticonvulsiva después de la administración de fenobarbital. Debido a la aparición de hipotensión que requiere soporte inotrópico, midazolam es menos adecuado como un fármaco anticonvulsivo de segunda línea en virtud de la hipotermia.

Lecturas recomendadas: El impacto de la hipotermia sobre la farmacocinética de los fármacos utilizados en recién nacidos y lactantes pequeños. http://www.eurekaselect.com/134579/article

COMENTARIO: El midazolam es una de las benzodiacepinas más utilizadas en manejo de las convulsiones neonatales y forman parte de los FAE Tradicionales y de los algoritmos de tratamiento convencionales como medicamento de segunda o tercera línea ya que conocemos su relativa seguridad hemodinámica en los pacientes neonatales en comparación con la fenitoína y la lidocaína, así como su farmacocinética y farmacodinamia. Sin embargo en el contexto de los RNs con EHI manejados con hipotermia terapéutica el rango de seguridad hemodinámica de este medicamento puede ser variable por el compromiso sistémico que los cambios de temperatura ejercen en estos pacientes. Muchas veces es necesario utilizar inotrópicos para estimular la función de la bomba cardiaca y mantener una presión arterial estable pero en vista del efecto hipotensor que puede presentar el midazolam en infusión continua debe vigilarse la titulación de la dosis a utilizar en este particular para evitar efectos no deseados en los recién nacidos. Hacen falta más estudios que nos permitan evaluar la seguridad y los cambios farmacocinéticos y farmacodinámicos de este y otros FAE utilizados en el contexto de la EHI tratada con hipotermia terapéutica.

Dr. Ángel Rojas M.D., Ra. de Neonatología, Venezuela

Deja un comentario