Posturas de los Bebés prematuros para un desarrollo fisiológico óptimo.

Reproducido del Best Practice 2010; 14 (18): 1-4

Antecedentes

Los recién nacidos prematuros a menudo carecen de un tono muscular adecuado y corren el riesgo de desarrollar patrones de movimientos anormales, así como deformaciones esqueleticas3.  Algunos de los retrasos están relacionados con problemas posturales y con mecánica corporal incorrecta más que deterioros neurológicos. Se ha observado tono muscular hipotónico o disminuido en niños nacidos entre las 28 y las 30 semanas de gestación. La postura correcta de los bebés prematuros puede promover el desarrollo motor normal y reducir al mínimo el desarrollo de patrones de movimientos anormales. La postura de los Bebés prematuros forma parte de los cuidados básicos de enfermería neonatal e incluye el decúbito supino, el decúbito prono, el decúbito lateral, y la postura inclinada con la cabeza levantada.

Se ha demostrado que la postura en decúbito prono tiene muchas ventajas para los Bebés prematuros. Sin embargo, el Bebé prematuro corre el riesgo de sufrir anomalías posturales y hay una fuerte asociación entre la postura prona durante el  sueño y el Síndrome de Muerte Súbita infantil4; los neonatos prematuros suponen entre un 10% – 20% de casos de Síndrome de Muerte Súbita Infantil5 y cada vez hay más presión para evitar esta postura para dormir en todos los Bebés.

Efectos fisiológicos de las posturas

Frecuencia Cardíaca la posición en decúbito prono se asocia a con una frecuencia cardíaca reducida, excepto durante el sueño, cuando se observan frecuencias cardíacas más altas y menos variables en la posición prona frente a la supina. No se observó diferencia en la incidencia o duración de los episodios leves o clínicamente significativos de bradicardia o ritmo cardíaco durante la panea entre ambas posiciones. Una postura inclinada con la cabeza elevada se asoció con menos bradicardia y episodios hipoxémicos (decúbito prono 15°) y la estabilización después de un tiempo prolongado en una posición con la cabeza elevada en una inclinación de 30° no produjo ningún cambio en la frecuencia cardíaca y la tensión arterial, ni el saturación de oxígeno en bebés prematuros. La frecuencia cardíaca media no difería de forma significativa entre los Bebés prematuros y los llevados a término durante el transporte horizontal o vertical en un arnés o en cochecito.

Saturación de oxígeno tres estudios observan una diferencia significativa en la saturación de oxígeno entre las posiciones prona y supina, mientras que dos estudios encontraron menor saturación de oxígeno en los bebés en posición supina aunque esto no se refleja en la incidencia de desaturación clínicamente significativa. Durante la apnea se observó una pequeña disminución en la saturación de oxigeno media   tanto en la posición de  decúbito prono como en la  decúbito supina. La saturación de oxigeno se redujo en los bebés transportados de forma horizontal o verticalmente en un arnés o cabestrillo frente a los transportados tumbados en un cochecito.  En bebés nacidos a término,  esta tendencia se observó únicamente en la posición horizontal.

La saturación de oxígeno en los bebés prematuros no fue significativamente en los asientos de seguridad para vehículos en comparación con los bebés nacidos a término; sin embargo, ambos grupos mostraron una disminución en la saturación de oxígeno al cabo de 15 minutos y una disminución significativa al cabo de 60 minutos en los asientos de seguridad para vehículos. Algunos bebés prematuros (12%) experimentaron apneas y episodios d bradicardia en los asientos de seguridad para vehículos, sin embargo esa situación no se dio en  ningún caso de bebé nacido a término.

Respiración y apnea No se encontraron diferencias en la incidencia de apneas (<10 segundos,  > 15 segundos) pero la duración media de la apnea fue significativamente menor durante el sueño en posición prona frente al sueño en posición supina. Los bebés prematuros con Displasia broncopulmonar (DBP) presentaban más apnea central pero menos apneas obstructivas en posición prona que en posición supina. Sin embargo hubo  poca evidencia de una interacción entre el efecto de la posición durante el sueño y el estado de la DBP

Función pulmonar No hubo ninguna evidencia que sugiera diferencias significativas en la función pulmonar entre las posiciones de decúbito prono o supino, salvo en los bebés oxigeno – dependientes, para los que el volumen minuto y la capacidad residual funcional fue mayor en la posición prona. La fuerza muscular respiratoria fue mayor en la posición supina (con o sin inclinación de la cabeza en a 45°) que en la posición prona.

Dolor  No hubo diferencias significativas entre los grupos en posición prona y supina en cuanto a la respuesta al dolor durante el procedimiento invasivo de la punción del talón para la toma de muestras de sangre. Los bebés colocados en decúbito lateral y con una manta enrollada a modo de contención manifestaron una media estadísticamente significativa más baja en las puntuaciones del dolor que los bebés prematuros no colocados en esa posición.

Hemodinámica cerebral la oxigenación de la hemoglobina y el volumen sanguíneo cerebral aumentaron de manera significativa en los bebés colocados en la posición supina frente a los colocados en la posición prona. Después de la estabilización, una colocación prolongada en una postura con la cabeza elevada 30° con respecto al cuerpo no se tradujo en cambios más significativos del contenido de hemoglobina cerebral.

Reflujo gastroesofágico y gástrico residual la postura prona y la postura en decúbito lateral izquierdo redujeron significativamente el número y gravedad de los episodios de reflujo, la duración de los episodios y la cantidad de residuo gástrico una hora después de las tomas.

Sueño los periodos de sueño tranquilo fueron significativamente más largos en los bebés colocados en decúbito prono, con menos despertares en comparación con los bebés en decúbito supino. Se produjo el mismo resultado en los neonatos prematuros con displasia broncopulmonar o enfermedad pulmonar crónica (EPC)

Resultado Neuromuscular la posición supina tipo hamaca se asoció con una puntuación significativamente más alta de madurez neuromuscular que la posición prona y un estado más relajado, expresado en una frecuencia cardiaca y respiratoria significativamente  más baja. Los exámenes sicomotores y neurológicos mostraron un retraso en la adquisiciones de desarrollo muscular en los neonatos prematuros colocados en decúbito prono, frente a los bebés colocados en decúbito supino o lateral. La actividad electrocortical fue menor durante el sueño en los bebés prono, frente a los colocados en la posición supina. También se observó que los bebes prematuros en posición en de decúbito prono levantaban la cabeza con muchas menos frecuencia durante el sueño que los bebés nacidos a término, lo que supone un riesgo de asfixia

Recomendaciones

  1. Los bebés prematuros sanos deben de colocarse en posición supina durante el sueño, mientras dure su estancia en la UCIN. (Grado B)
  2. Los bebés prematuros sintomáticos con signos de dificultad respiratoria, bajo peso al nacer y reflujo gastro-esofágico grave pueden beneficiarse de la posición prona durante el sueño. (Grado B)
  3. Debido a la asociación de la posición prona con el síndrome de muerte súbita infantil, se recomienda monitorizar de forma continua los valores cardiorrespiratorios y de saturación de oxígeno de todos los recién nacidos prematuros a los que se le coloque en posición prona. (Grado B)
  4. Es fundamental proporcionar tiempo de juego supervisado en posición prona, así como otros cambios posturales durante el día para evitar retrasos motores graves. El uso de apoyo posturales puede ayudar a garantizar un apoyo funcional. (Grado B)
  5. El cambio de postura corporal de tumbado a levantado debe de realizarse de forma suave y cuidadosa en los bebés muy prematuros e inestables ya que esta intervención puede afectar la perfusión cerebral. (Grado B)
  6. Debe de advertirse a los padres de niños prematuros acerca de las posturas para dormir al momento del alta hospitalaria, ya que el Síndrome de Muerte Súbita Infantil puede ser más frecuente tras el alta de la UCIN, debido a que los episodios en los que el Bebé gira la cabeza y se coloca boca abajo aumenta de frecuencia a medida que el Bebé madura. (Grado B)
  7. Si se está considerando la posibilidad de terapia con oxígeno en el hogar, se debe informar a los padres de que el nivel de oxigeno suplementario necesario para para mantener un nivel de saturación adecuado variará de acuerdo a la postura del Bebé. (Grado B)
  8. Los Bebés prematuros no deben de permanecer en sillas para vehículos o arneses de seguridad durante largos períodos de tiempo, ya que esto puede ocasionar desaturación de oxígeno, apnea o bradicardia. (Grado B)

 

REFERENCIAS

  1. The Joanna Briggs Institute. Levels of evidence Accessed on line 2010. http://www.joannabriggs.edu.au/approach.php.#B
  2. Picheansathian W. Woragidpoonpol P. Baosoung C 2009 JBl library of systematic reviews 7(7) 224 – 259.
  3. Pearson A. Wiechula R, Court A, Lookwood C. The JBl model of evidence – based healthcare. Int J of Evid based healthc 2005; 3(8):207 – 215.

5 thoughts on “Posturas de los Bebés prematuros para un desarrollo fisiológico óptimo.”

Deja un comentario