[EVIDENCIAS EN PEDIATRIA]El trasplante de órgano sólido en Pediatría es un factor de riesgo para futuros cánceres

  • Objetivo: evaluar el riesgo potencial de cáncer y factores de riesgo en pacientes pediátricos sometidos a trasplante.
  • Diseño: estudio observacional, analítico, retrospectivo y longitudinal, perteneciente al US Transplant Cancer Match (TCM) Study.
  • Emplazamiento: la información se recogió de la base de datos del Scientific Registry of Transplant Recipients (SRTR), que recoge los trasplantes de órganos sólidos pediátricos realizados a menores de 18 años, desde el año 1987 al 2011 en 16 regiones o estados de EE. UU.
  • Población de estudio: de 18 150 trasplantes en menores de 18 años pertenecientes al TCM Study (45% de todos los trasplantes sólidos de EE. UU.) se seleccionaron 17 958 correspondientes a 16 732 individuos, se excluyeron el 1% por no pertenecer a ninguno de los grupos étnicos seleccionados.
  • Evaluación del factor de riesgo: la unidad de análisis fue el trasplante de órgano sólido. Se evaluaron las características demográficas, clínicas, indicación del trasplante, estado de serología para VEB (SVEB) previa al trasplante y la raza de los receptores.
  • Medición del resultado: el resultado primario fue la aparición de cáncer según la tercera edición de Classification of Diseases for Oncology. El tiempo a riesgo de cáncer fue desde la fecha de trasplante o el inicio de registro de cáncer hasta cualquiera de estos sucesos: fallecimiento, fracaso del injerto, retrasplante, pérdida de seguimiento, finalización del tiempo de estudio. El tiempo de seguimiento se extendió más allá de los 18 años de edad. Los resultados se muestran mediante tasas de incidencias ajustadas (TIA) por el método directo (tasas observadas de cáncer divididas por las tasas esperadas en la población general), tanto generales como especificas por tipo de cáncer (TIAE). Como el linfoma no Hodgkin (LNH) fue el cáncer más frecuente, se realizaron tasas ajustadas específicas para este tumor según edad, tipo de órgano trasplantado, tiempo trascurrido hasta su aparición y estado de SVEB. Se realizó un análisis multivariante según el modelo de riesgos proporcionales de Cox para estudiar la interacción de los factores de riesgo.
  • Resultados principales: de los 18 150 pacientes trasplantados seleccionados se evaluaron 17 958 (1% de pérdidas). El 54,3% eran hombres, el 54,5% tenían menos de 9 años y el 53,8% eran de raza blanca, con una mediana de tiempo de seguimiento de 4 años (rango intercuartil [RIC]: 1-7 años). En el 48% se conocía la SEVB, de las cuales el 46% fueron negativas. Se diagnosticaron 392 cánceres con una TIA de 212,95% (intervalo de confianza del 95% [IC 95]: 188 a 238). El LNH fue el más frecuente (TIA: 18,5%; IC 95: 13 a 26) independientemente de la edad, tipo histológico, años postrasplante y SEVB respecto a la población general. Como factores de riesgo del LNH en el análisis multivariante se encontraron, el primer año postrasplante, la SEVB negativa, el tipo histológico (corazón, pulmón e intestino) y el tiempo de inmunosupresión, aunque no se encontraron diferencias significativas con la edad, el sexo y la raza.
  • Conclusión: los pacientes pediátricos trasplantados tienen mayor riesgo que la población general de padecer cáncer. El tipo histológico más frecuente es el linfoma no Hodgkin, con un riesgo mayor durante el primer año postrasplante, en los receptores con alta susceptibilidad a infección primaria por VEB y en los postrasplantados intestinales.

images-4.jpeg

DESCARGAR PUBLICACION

Deja un comentario