[ACTA PEDIATRICA DE MEXICO]Síndrome de Cushing iatrogénico y sarna costrosa por uso de esteroides tópicos

  • INTRODUCCIÓN: Desde su aparición, en 1952, los esteroides tópicos representan uno de los principales pilares en el tratamiento de muchas enfermedades dermatológicas gracias a su efecto antiinflamatorio y antiproliferativo. Si se aplican de forma adecuada son seguros y eficaces; sin embargo, sin una supervisión médica correcta pueden producir graves efectos adeversos locales y sistémicos.1Los niños, en particular los lactantes, son más propensos a manifestar estos efectos adversos, por lo que se debe vigilar estrechamente su uso en población pediátrica.Un efecto adverso sistémico grave es el síndrome de Cushing iatrogénico que, aunque es poco frecuente, repercute de forma importante en la salud del paciente. El uso de esteroides tópicos de alta potencia también favorece la aparición de infecciones cutáneas o las empeora.Se presenta el caso de una paciente de seis meses de edad con síndrome de Cushing iatrogénico y sarna costrosa como efectos adversos al uso de una crema con betametasona tópica, al 0.05%, combinada con clotrimazol y gentamicina.

  • RESUMEN: El uso prolongado de esteroides tópicos en niños se puede asociar con efectos adversos locales y sistémicos. Se presenta el caso de una paciente de seis meses de edad con síndrome de Cushing iatrogénico y sarna costrosa tras el uso de betametasona al 0.05% en el área del pañal. La sarna costrosa es una variedad de escabiosis que tiene la particularidad de ser más extensa y más contagiosa; generalmente se observa en pacientes inmunodeprimidos. En este caso fue favorecida por la aplicación crónica de esteroides tópicos.Los médicos de primer contacto y los padres deben conocer los efectos secundarios potenciales de los esteroides tópicos, especialmente en áreas de piel delgada o cubierta (como el área del pañal) en donde la absorción de los esteroides tópicos se incrementa.

meme.jpg

DESCARGAR PUBLICACION

Deja un comentario