REANIMACIÓN EN SALA DE PARTOS Y RESULTADOS ADVERSOS ENTRE RECIÉN NACIDOS PREMATUROS DE MUY BAJO PESO DE NACIMIENTO

AUTOR: ABRAHAM SALOMON BADNER


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-JULIO 2019


CITA: Cita: Amon S, Dolfin T, Reichman B, et al. Delivery room resuscitation and adverse outcomes among
very low birth weight preterm infants. Journal of Perinatology. 2017. 37: 1010-1016. DOI
10.1038/jp.2017.99


RESUMEN

INTRODUCCION: Evaluar los factores de riesgo y el impacto de la reanimación cardiopulmonar en la sala de partos (RCP-SP) en recién nacidos prematuros de muy bajo peso de nacimiento (MBPN).
METODOS : Estudio observacional nacional, basado en la población, que evalúa los factores de riesgo y los resultados neonatales a corto plazo asociado a la RCP-SP entre los neonatos de MBPN, neonatos extremadamente prematuros (NEP) con gestación de 24 a 27 semanas y neonatos muy prematuros (NMP) entre 28 a 31 semanas de gestación, nacidos entre 1995 y 2010.
RESULTADOS: De 17.564 bebés de MBPN, 636 (3,6%) requirieron RCP-SP. En el grupo de 6.478 NEP, 412 (6.4%) recibieron RCP-SP en comparación con 224 (2,0%) de 11.086 bebés en el grupo NMP. Los NEP que requirieron RCP-SP tuvieron en comparación con los que no requirieron RCP-SP mayor probabilidad (OR (intervalo de confianza95%)) de: mortalidad (3.32 (2.58-4.29)), hemorragia intraventricular grado 3 a 4 (HIV) (1.59 (1.202.10)) y leucomalacia periventricular (1.81 (1.17-2.82)). La RCP-SP en NMP se asoció con OR más altos para mortalidad (4.99 (3.59-6.94)), sepsis precoz (2.07 (1.05-4.09)), HIV grados 3 a 4 (3.74 (2.55-5.50)) y retinopatía de la prematuridad (ROP) de grado 3 a 4 (2.53 (1.18-5.41)) en comparación con NMP que no requirieron RCP-SP. Solo el 11% de los neonatos en el grupo NEP-RCP-SP tuvo resultados favorables en comparación con el 44% en el grupo NMP-RCP-SP. Finalmente OR significativamente más altos para mortalidad, HIV y ROP se encontraron en el grupo NMP en comparación con el grupo NEP.
CONCLUSIÓN: Los neonatos prematuros con MBPN que requieren RCP-SP tuvieron un mayor riesgo de resultados adversos en comparación con aquellos que no requirieron RCP. Este efecto fue más pronunciado en el grupo NEP.

Evidencia actual sobre el problema del estudio
Patel R. (2017) publica una revisión sobre aspectos de sobrevida de recién nacidos periviables, de 20 0/7 a 25 6/7 semanas de gestación, la gran variación de enfoques en países desarrollados en conductas obstétricas y neonatales para la atención del parto periviable, la gran variación en sobrevida aun dentro un mismo país, los factores que pueden influir en las estimaciones de supervivencia y el hecho que estas estimaciones han cambiado con el tiempo. Concluyen en la necesidad de generar mayores análisis de resultados después de nacimientos periviables para tener una mejor comprensión de los efectos de la atención obstétrica y neonatal en este grupo de pacientes
Wyckoff M. (2014) menciona que ante la escasez de datos y recomendaciones para la
estabilización y reanimación del recién nacido periviable en sala de partos, es importante el parto en centros terciarios con experiencia adecuada, la composición y capacitación del equipo de reanimación para un parto periviable. Refuerza la necesidad de estabilización térmica en salas de parto, estrategias para establecer una adecuada ventilación y capacidad residual funcional y el adecuado uso de oxígeno en salas de parto. Concluyen en que la necesidad de investigación en este tema sigue siendo crítica.
Cho SJ et al (2015). Revisa los datos de la Red Neonatal de Corea sobre reanimación neonatal y atención inicial de RNMBPN menor de 33 semanas de gestación. Analiza datos prenatales, perinatales y morbilidades a corto plazo encontrando que el 91.7% necesitó reanimación al nacer, 5,4% requirió compresión torácica y 4,1% administración de epinefrina. Los que recibieron compresión cardíaca y/o administración de epinefrina (RCP-SP) estuvieron significativamente más acidóticos (P <0,001) e hipotérmicos (P <0,001) en comparación a los que solo necesitaron ventilación con presión positiva (VPP). La RCP-SP produjo una mayor mortalidad temprana en menores de 7 días, aumento de HIV ≥ grado 3, leucomalacia periventricular y enterocolitis necrotizante en comparación con los recién nacidos que solo necesitaban VPP. Concluyen que el
manejo meticuloso y agresivo de RNMBP que necesitan RCP-SP y la mejora de la calidad en el manejo en salas de partos se traducirá en disminución de morbilidad y muerte prematura.
Nosherwan A et al (2017) realizan una publicación enfocada en los aspectos importantes en la estabilización del recién nacido de MBPN en salas de parto: Toma de medidas activas para evitar hipotermia, adecuado soporte respiratorio estableciendo un adecuado volumen Tidal y CPAP precoz, inicio de reanimación con oxigeno al 21-30%, monitorización cardiaca y respiratoria; empleo de surfactante con técnicas menos invasiva y uso de cafeína.
Principales problemas relacionados al estudio
La atención en el momento del parto y especialmente la reanimación en sala de parto (RCP-SP) del neonato MBPN menor de 31 semanas de gestación, del neonato extremadamente prematuro menor de 27 semanas (NEP), y especialmente del neonato periviable (<25 sem. de edad gestacional), genera alta morbilidad relacionada a la prematuridad, por lo que es importante conocer los procedimientos que ayudarían a reducir estos resultados adversos
Análisis final y conclusiones 
Los avances en el cuidado neonatal han permitido la sobrevida de neonatos cada vez más pequeños, llegando incluso a conseguir la sobrevida de productos considerados periviables.
Esta mejora en sobrevida se ha acompañado del aumento en secuelas a largo plazo, muchas veces ocasionadas por inadecuado cuidado médico en el momento del nacimiento.
Muerte, HIV, leucomalacia periventricular, sepsis precoz, enterocolitis necrotizante y ROP se presentan más frecuentemente cuando los neonatos MBPN son sometidos a RCP en sala de reanimación, maniobras que se realizan más frecuentemente en NEP (neonatos extremadamente pequeños) comparados con NMP (neonatos muy pequeños), siendo la RCP-SP un factor de mal pronóstico para esta población, con mayor impacto cuando la reanimación requiere de compresiones torácicas y uso de epinefrina.
La literatura aun no muestra con evidencia clara lo que se debe hacer en estos casos, la experiencia se ha generado en los últimos 20 años o menos y no aun no existen estudios con una población suficiente, no existe evidencia de mayor nivel que algunas publicaciones de series aun no muy concluyentes
Parece ser claro que algunas conductas al momento del nacimiento son importantes en el pronóstico de estos pacientes: Nacimiento en centros de tercer nivel con personal capacitadoevitar hipotermia, garantizar el establecimiento de adecuada respiración y adecuado volumen corriente, uso precoz de CPAP, utilización inicial de oxigeno 21-30% ajustando a la monitorización respiratoria y cardiaca precoz, administración menos invasiva de surfactante y uso de cafeína.
Aun se requiere mucha investigación sobre reanimación del recién nacido de muy bajo peso de nacimiento para poder establecer pautas con mayor nivel de evidencia.

Puede descargar el artículo original completo en: Arnon 2017 T

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.