ORQUITIS MECONIAL COMO MASA INTRAESCROTAL NEONATAL

AUTORA: ISI SANDOVAL RODRIGUEZ


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-JULIO 2019


CITA: M. GARCIA et al. Orquitis meconial como masa intraescrotal neonatal.
Anales de pediatría. Vol. 88. Núm. 6. páginas 299-362 (Junio 2018) DOI: 10.1016/j.anpedi.2018.02.006.


RESUMEN

INTRODUCCIÓN: La periorquitis meconial es una enfermedad poco frecuente. En el feto el conducto peritoneo vaginal permanece permeable, por tanto, ante una peritonitis meconial se puede producir la migración y la presencia de restos calcificados a nivel escrotal.
MÉTODOS: Varón de un mes de vida, asintomático (con ecografías prenatales normales) remitido a consulta de cirugía por identificarse en el control pediátrico una tumoración supratesticular derecha sugestiva de hernia inguinal. Dada la consistencia dura de la misma se realizó una ecografía que evidenció lesiones ecogénicas, heterogéneas y bilaterales con sombra acústica posterior sugestivas de calcificaciones intraescrotales extratesticulares siendo la mayor supratesticular derecha de 1,2cm y radiografía simple de abdomen que identificaba múltiples lesiones calcificadas intraescrotales sin evidenciarse lesiones intraabdominales.
RESULTADOS: Tras valoración se decidió seguimiento analítico (con marcadores tumorales) y controles ecográficos dada la historia clínica y la exploración física altamente sugestiva de orquitis meconial. En controles posteriores se identificaron niveles de alfa-fetoproteína en descenso, en correlación con la edad del paciente y mejoría radiológica de las lesiones. Tras 2 años de seguimiento la exploración física es rigurosamente normal y los controles ecográficos muestran calcificaciones bilaterales de menos de 3mm con testículos de características normales. Entre los diagnósticos diferenciales de masas intraescrotales neonatales deberemos tener en cuenta la presencia de hernias inguinoescrotales, torsión testicular y masas tumorales.
DISCUSIÓN- CONCLUSIÓN: Así mismo debemos tener presente esta entidad en el diagnóstico diferencial de las calcificaciones escrotales neonatales. Ante la duda diagnóstica, estaría indicada la realización de una exploración quirúrgica testicular, para confirmar el diagnóstico y descartar así una posible enfermedad tumoral.
COMENTARIOS:
• Evidencia actual sobre el problema del estudio:
 Garrido P; et al (2007). La torsión intrauterina es casi exclusivamente extravaginal y su presentación clínica es sensiblemente diferente de la torsión en la edad adulta. Más del 50% de los casos se descubren al nacimiento, aunque en algunas ocasiones y debido a la evolución clínica silente el diagnóstico se realiza después de varios días de vida.
 Dres. José L. Cuervo; et al. La mayoría de las veces, la afección es unilateral y ocurre durante el período prenatal alejado del nacimiento.

Esto último explica la alta tasa de pérdida testicular, cercana al 95%, en el conjunto de neonatos con TTP.
Principales problemas relacionados al estudio:
 Esta patología puede plantear algunos problemas de diagnóstico, teniendo que ser la exploración de los recién nacidos lo más exhaustiva posible. Así mismo no debemos olvidar la posible existencia de tumores asociados, o de otras patologías que pueden confundir el diagnóstico; debe ser considerado como una urgencia quirúrgica, y debemos ser cautos en la información ofrecida a los padres con relación a la fertilidad futura del bebé.
 Mucho más raramente ocurre TTP bilateral, ya sea sincrónica o asincrónica menos frecuentemente, y existen pocos casos publicados en la bibliografía mundial.
Análisis final y conclusiones:
 La mayor parte de las torsiones ocurren entre la 34ª y la 36ª semana de embarazo o durante el parto, y se manifiestan inmediatamente después del nacimiento. La causa de dicha torsión es desconocida, el exceso de peso al nacer, traumas, dificultades en el parto, hiperactividad cremastérica son algunas de las causas propuestas.
 Más difícil de explicar, por lo infortunado del cuadro, es la torsión testicular bilateral, tanto sincrónica como asincrónica. En nuestro caso, la similitud de hallazgos clínicos, ecográficos, intraoperatorios e histopatológicos en ambos testículos, sugieren la existencia de un factor etiopatogénico único y simultáneo o muy cercano en el tiempo. La primiparidad y el alto peso para la edad gestacional han sido asociados a torsión testicular bilateral.

Puede descargar el artículo original completo en: GARCÍA GONZÁLES T

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.