Lidocaína y fenilefrina versus placebo salino en aerosol nasal para el dolor y la angustia de la inserción de sondas nasogástricas en niños pequeños y lactantes: un ensayo aleatorio, doble ciego controlado

CITA: Simon S Craig, et al. (2019). «Lidocaine and phenylephrine versus saline placebo nasal spray for the pain and distress of nasogastric tube insertion in young children and infants: a randomised, double-blind, controlled trial.» The Lancet Child & Adolescent Health. doi:10.1016/s2352-4642(19)30058-6 3(6): 391.


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-JULIO 2019


RESUMEN

Antecedentes: La inserción de una sonda nasogástrica es un procedimiento frecuente pero doloroso en niños pequeños. El objetivo fue comparar la eficacia del anestésico local tópico y del aerosol nasal vasoconstrictor con placebo para la angustia relacionada con la inserción de la sonda nasogástrica.

Métodos: Se realizó un ensayo prospectivo, aleatorio, controlado, doble ciego y de superioridad en un único servicio de urgencias pediátricas terciarias en Australia. Los participantes elegibles fueron niños de 6 meses a 5 años de edad que fueron planeados para que se les insertara una sonda nasogástrica como parte de su tratamiento en el departamento de urgencias. Los pacientes se asignaron mediante asignación al azar en bloque generada por computadora para recibir lidocaína y fenilefrina en aerosol nasal (10 mg de lidocaína y 1 mg de fenilefrina para niños con un peso de 6 a 12 kg; 20 mg de lidocaína y 2 mg de fenilefrina para niños con un peso superior a 12 kg), o un 0-9% de cloruro de sodio en aerosol nasal placebo, antes de la inserción nasogástrica. Guardianes, observadores y procesalistas se enmascararon ante la intervención. La medida de resultado primaria fue la angustia relacionada con el procedimiento, medida mediante la escala Face, Legs, Activity, Cry, and Consolability (FLACC) durante el último intento de inserción de una sonda nasogástrica. Todos los pacientes fueron incluidos en el análisis primario (intención de tratar). Las puntuaciones de FLACC fueron comparadas usando la prueba de suma de rango de Wilcoxon, y los resultados categóricos fueron comparados usando χ2 o las pruebas exactas de Fisher, según fuera apropiado.

Hallazgos: Entre el 30 de julio de 2014 y el 17 de agosto de 2017, 107 niños en una muestra de conveniencia fueron asignados aleatoriamente para recibir lidocaína y fenilefrina en aerosol nasal (n=54) o placebo (n=53). Siete niños no recibieron medicación del estudio (seis ya no necesitaron inserción de sonda nasogástrica y uno retiró el consentimiento). 50 niños recibieron cada intervención; todos fueron incluidos en el análisis. No hubo diferencias en la mediana de la puntuación FLACC en el momento de la inserción de la sonda nasogástrica (9[IQR 7-10] para la lidocaína y la fenilefrina versus 9[IQR 8-10] para el placebo; diferencia mediana entre los grupos -1, IC del 95%: -2-7 a 0-7, p = 0-21). Los efectos adversos de la inserción de la sonda nasogástrica (más comúnmente vómitos y náuseas) ocurrieron en 14 (28%) de los que recibieron lidocaína y fenilefrina y 21 (42%) de los que recibieron placebo.

Interpretación: La lidocaína y el aerosol nasal de fenilefrina no reducen la angustia relacionada con el procedimiento asociada con la inserción de sondas nasogástricas en niños pequeños en comparación con el placebo. Se necesitan investigaciones adicionales que aborden la angustia asociada con la inserción de sondas nasogástricas en niños pequeños.

Puede descargar el artículo  original completo en: CRAIG 2019

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.