Manejo de recién nacidos nacidos en ≤34 semanas de gestación con sepsis bacteriana de presunto o comprobado inicio temprano

AUTOR: Pedro Luis Álvarez Mena


CITA: Karen M. Puopolo, M., PhD, FAAP, et al. (2018). Management of Neonates Born at ≤34 6/7 Weeks’ Gestation With Suspected or Proven Early-Onset Bacterial Sepsis. Pediatrics, e20182896. doi:10.1542/peds.2018-2896 142(6): e20182896.


RESUMEN

Introducción:La sepsis de inicio temprano (EOS) permanece como un problema serio y fatal en niños prematuros particularmente los que nacen de muy bajo peso para la edad gestacional. Muchos prematuros extremos son tratados empíricamente con antibióticos y a veces por largo tiempo sin tener cultivos que confirmen el diagnóstico y solo soportados por la sospecha de alto riesgo para presentar EOS y su alta mortalidad. Debido a que la edad gestacional es un fuerte predictor de EOS y aproximadamente dos tercios de prematuros se asocian con trabajo de parto pretermino, RPM, corioamnionitis clínica la estrategia de estratificación del riesgo no puede ser aplicada igual en prematuros que en recién nacidos atermino.

Objetivo: Proporcionar una revisión de la epidemiologia de sepsis del neonato prematuro que sirva para mejorar las guías basadas en la evidencia para la atención de estos recién nacidos

 Método: La sepsis temprana en prematuros es definida como la obtención de cultivos positivos en sangre o en LCR en menores de 72 horas de nacidos. La EOS en USA se presenta en 0.8 casos por mil nacidos vivos pero un número mucho mayor se presenta en prematuros de una manera inversa a la edad gestacional así: EOS se presenta en un caso por mil nacidos vivos con edad gestacional entre 34 y 35 semanas; 20 casos por cien mil con edades entre 24 y 32 semanas y 32 casos por cien mil en menores de 34 semanas de edad gestacional. La incidencia ha disminuido en los últimos 25 años gracias a la implementación de terapia antibiótica intraparto basada en la evidencia. La mortalidad y morbilidad permanecen en 95% de prematuros con EOS que presentan distres respiratorio y requieren soporte de presión arterial. El 75% de muertes por EOS ocurre en prematuros de muy bajo peso al nacer.

Conclusiones: Los recién nacidos menores de 34 semanas pueden ser categorizados por el nivel de riesgo para EOS por las circunstancias del nacimiento prematuro: parto por cesárea por causa no infecciosa sin ruptura de membrana ni trabajo de parto se considera de bajo riesgo para desarrollar EOS. Recién nacido por causa de incompetencia cervical materna, trabajo de parto prematuro, PROM, signos clínicos de infección intra amniótica o inicio agudo de inestabilidad neonatal inexplicable son considerados de alto riesgo para EOS y deben ser evaluados con hemocultivo e inicio de tratamiento con antibióticos. El diagnostico se hace con hemocultivo o cultivo de CSF. No hay examen de laboratorio (CBC, CRP, pro calcitonina, interleuquina, CD 64) que aislados o combinados soporten el diagnostico de EOS. La combinación de ampicilina y gentamicina es el más apropiado régimen antibiótico empírico para el inicio de tratamiento en EOS.

Comentario

Evidencia actual.

  • Puopolo, K describe en un trabajo en prematuros de más de 35 semanas que la epidemiologia de EOS es muy diferente entre prematuros y prematuros tardíos. El recién nacido mayor de 35 semanas puede ser estratificado por el nivel de riesgo de EOS y la medición de riesgos por multivariables puede llevar a la aplicación de herramientas para el cálculo del riesgo.
  • Sharma, D et alen una revisión de literatura sobre biomarcadores para el diagnóstico de sepsis consigna que ningún biomarcador disponible hoy cumple con el criterio de ser ideal para el diagnóstico de sepsis.
  • Macallister, k realiza un estudio sobre la medición de CRP seriado en el estudio de recién nacidos sin evidencia de EOS y concluye que no se documenta utilidad para que por sí solo soporte diagnóstico y tratamiento en neonatos.
  • Wynn, J consideraque a pesar de grandes esfuerzos en el estudio de EOS se ha logrado pequeños progresos en este tema y que es necesario ajustes a la definición de casos de enfermedad y unificar a investigadores a nivel global.

Análisis final:Los estudios nacionales basados en epidemiologia de grupos etarios deben ser desarrollados, llevados a consenso nacional y difundido para su adecuada aplicación tendiente a disminuir las altas tasas de morbimortalidad neonatal.

Puede descargar el artículo  original completo en: puopolo2018

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.