Intervenciones de enfermería en neonatos con presión positiva continua

AUTORA: Maribel Garrido Acuña


CITA: García C., et al. Intervenciones de enfermería en neonatos con presión positiva continua. Investigación En Enfermería: Imagen Y Desarrollo. 2015 20(1): 1. DOI: https://doi.org/10.11144/Javeriana.ie20-1.ienp


RESUMEN

Objetivo:Describir las intervenciones de enfermería en neonatos con presión positiva continua con prongs, hospitalizados en una unidad neonatal mexicana.

Métodos:Corte transversal en una muestra no aleatoria por conveniencia, conformada por veinticinco enfermeras que tenían bajo sus cuidados a recién nacidos con sistema de presión positiva con prongs. La recolección de datos fue realizada con un cuestionario autoaplicado. El análisis fue descriptivo, y se obtuvieron medidas de tendencia central de las variables cuantitativas que mostraron una distribución normal. Las variables cualitativas se describen con valores relativos. Se respetaron aspectos éticos según la reglamentación vigente mexicana.

Resultados:Participaron veinticinco enfermeras con grado académico: el 88% con licenciatura y solo el 24% especialistas neonatólogas. Los neonatos usan la presión positiva continua: el 52% de 3 a 5 días; el 20% de 6 a 7 días y el 28% de 8 a 12 días. El nivel de lesión nasal y los resultados con prongs, mediante el cuidado constante de la enfermera sobre la aparición de estas, evidenciaron que el 60% de los neonatos presentó lesión leve; el 36%, moderada, y el 4%, severa.

Conclusiones:Las intervenciones de cuidado del neonato deben dirigirse a minimizar las lesiones de piel y tabique nasal para contribuir con las normas internacionales de seguridad del neonato.

Evidencia actual sobre el problema del estudio

La ventilación con presión positiva continua en la vía aérea (CPAP, por su sigla en inglés) con dispositivo nasal prongs constituye una opción terapéutica simple y menos invasiva en recién nacidos prematuros con síndrome de dificultad respiratoria. El uso prolongado de prongs en la unidad de cuidados neonatales puede causar lesiones nasales que van desde una simple hiperemia de la mucosa nasal, pasando por sangrado, formación de costras, necrosis, hasta la destrucción total del tabique anterior. En este contexto, es necesario que el equipo de enfermería dirija las intervenciones de cuidados oportunos a este tipo de dispositivo nasal que incrementen su efectividad, reduzcan las cifras iatrogénicas y mejore la seguridad del paciente. Estas intervenciones se basan en el conocimiento y juicio clínico para favorecer la vida del neonato con este sistema de ventilación, y se deberán caracterizar por su calidad científica y humanización del cuidado profesional. En los últimos años el profesional de enfermería ha transformado sus cuidados neonatales entregando atención más integral en todo el contexto de su enfermedad. Los autores describen que en México existen pocos estudios relacionados con el cuidado de enfermería asociados al uso de CPAP con prongs, por lo que surge el interés de investigar para describir las acciones de enfermería durante la instalación, el manejo y el mantenimiento en la aplicación de este dispositivo, y  ya que las actividades de enfermería inducen a la interacción directa con el recién nacido en su capacidad residual funcional del área de superficie alveolar para el intercambio gaseoso, se plantearon el siguiente objetivo: describir las intervenciones de enfermería en neonatos con CPAP prongs hospitalizados en una unidad neonatal mexicana. El enfoque de la investigación se realizó en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) en un hospital del estado de México que proporciona atención neonatal de alto riesgo, donde la UCIN cuenta con 28 camas no censables. La investigadora principal recolectó datos en el periodo de julio a noviembre del 2014. La muestra se seleccionó por conveniencia y se conformó por veinticinco enfermeras que realizaban intervenciones dirigidas a recién nacidos mediante CPAP nasal con prongs hospitalizados en la UCIN. Los criterios de inclusión fueron la permanencia durante más de un año en el servicio de neonatos y estar a cargo de recién nacidos pretérmino con CPAP nasal con prongs. La recolección de datos se realizó mediante un cuestionario autoaplicado que incluían aspectos generales del recién nacido e intervenciones de enfermería relacionados con aspectos básicos de la aplicación de la terapia. La confirmación de datos se realizó bajo observación participante durante la instalación del equipo y sus cuidados de enfermería además de los registros de enfermería otorgados a 25 prematuros y su valoración nasal, comparando posteriormente el perfil académico del profesional de enfermería, todo con participación voluntaria. En relación al perfil académico de las profesionales el 64% estaba constituido por licenciadas en enfermería y un bajo porcentaje por especialistas en perinatología. De los recién nacidos incluidos el 68% tenía entre 27 a 33 semanas de gestación, condición que los predispone al desarrollo de lesiones nasales. Respecto al diagnóstico neonatal más frecuente se encuentra el síndrome de dificultad respiratoria modificada por surfactante, con un promedio de uso de CPAP de 3 a 5 días en el 52% de los casos. El mayor riesgo de lesiones nasales aumenta luego del octavo día de su uso. Otro aspecto importante en relación a los resultados tiene que ver con la observación de las intervenciones de enfermería en la revisión del CPAP, donde se evidencia que un porcentaje no menor no revisa la funcionalidad al momento de la calibración,  el nivel de agua del humidificador, la posición de los tubos corrugados y el  tensor de sujeción; cabe destacar que el grupo restante que lo lleva a cabo se preocupa de proteger la piel y cambiar la posición del neonato con CPAP además de  verificar que el tamaño del prongs sea adecuado al perímetro cefálico. Por último, en relación a la aparición de lesiones nasales, la mitad de las profesionales observadas lo valora, observándose un escaso porcentaje de lesiones severas.

Principales problemas relacionados con el estudio

La muestra analizada fue reducida, y los resultados de la investigación fueron parciales, por lo que señalan que no se pueden describir los beneficios o riesgo a largo plazo, lo que hace necesario continuar la investigación con una muestra mayor.

Análisis final y conclusiones

Los recién nacidos pretérmino se caracterizan por cursar con síndrome de dificultad respiratoria debido a su inmadurez anatómica funcional del sistema respiratorio, donde su principal problema es el colapso alveolar durante la espiración a causa del déficit de surfactante o apnea por inmadurez. Entonces, la tendencia actual para su manejo en las UCIN es un método de ventilación no invasiva, la CPAP, que mejora los cambios de gases y previene el colapso de las vías aéreas durante el esfuerzo inspiratorio. Sin embrago, a pesar de ser un método no invasivo y altamente utilizado, la evidencia muestra que no está exenta de riesgos y complicaciones asociadas las cuales a su vez pueden ser prevenibles y manejables, destacando como común la lesión del tabique nasal.  Es aquí donde el rol del profesional de enfermería juega el papel principal enlas intervenciones a realizar; las especialistas en neonatología poseen un perfil académico específico para asumir esta responsabilidad en el   recién nacido con CPAP, resultando ser profesionales calificados en el cuidado del neonato en estado crítico que involucra no solo el manejo ventilatorio, sino también su contexto en general basados en el conocimiento de la ciencia.  Es importante que los profesionales de enfermería concienticen la importancia de su rol en el cuidado del neonato sometido a CPAP nasal y fortalezcan conocimientos a través de especializaciones, capacitaciones y estandarización de cuidados mediante la confección de protocolos que permitan mejorar su bienestar y garantizar la seguridad del paciente.

Puede descargar el artículo  original completo en: 10.11144@Javeriana.ie20-1.ienp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.