Ventilación mecánica en recién nacidos menores de 1 500 gramos, resultados según modos de ventilación.

AUTORA: Alejandra Gutierrez Garcia


CITA: Robaina G. et, al. Ventilación mecánica en recién nacidos menores de 1 500 gramos, resultados según modos de ventilación. Revista Cubana de Pediatría. 2017;89(3). Available at: http://scielo.sld.cu/pdf/ped/v89n3/ped 08317.pdf


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

  • Introducción:Estudios realizados en Cuba han evaluado la frecuencia de empleo de las diferentes modalidades de ventilación mecánica en recién nacidos de todas las edades gestacionales, y otros se han focalizado en los resultados a corto y a largo plazo de la ventilación en recién nacidos de muy bajo peso, pero se desconocen los resultados, según modos de ventilación en neonatos de este grupo de peso. Es por ello que se realiza este estudio, cuyo objetivo fue describir los resultados de la evolución a corto plazo en recién nacidos pretérminos con peso al nacer < 1 500 g, según los modos de ventilación mecánica invasiva empleados.
  • Método: Se realizó un estudio transversal con 87 recién nacidos pretérminos < 1 500 g, ventilados en un centro de referencia provincial en Cuba (período 2008- 2014). A partir de las historias clínicas, se obtuvieron las variables de estudio: modo de ventilación, antecedentes, motivo y estadía en ventilación, complicaciones y mortalidad. Mediante la determinación de frecuencias absolutas y relativas se describieron las características generales de los pacientes ventilados, así como sus resultados neonatales, en forma general, y según modos de ventilación.
  • Resultados: De los pacientes estudiados, 71 % recibió ventilación mecánica sincronizada, 10 % controlada y 19 % ventilación de alta frecuencia oscilatoria de rescate. Al comparar la ventilación mecánica convencional con la ventilación de alta frecuencia oscilatoria de rescate, en la primera se observó una mayor supervivencia (80,3 vs. 56,3 %), menor frecuencia de neumotórax (4,2 vs. 31,3 %) y menor necesidad de dosis repetidas de surfactante (36,6 vs. 68,8 %), todo lo cual fue significativo (p< 0,05). Los pacientes que requirieron ambos modos de ventilación, controlada y mandatoria intermitente sincronizada, presentaron mayor supervivencia (90,9 %).
  • Discusión- Conclusión: La descripción de los resultados a corto plazo, según modos de ventilación en recién nacidos pretérminos < 1 500 g ventilados, permite establecer un marco de referencia para la evaluación de la ventilación mecánica, aunque las diferencias encontradas no dependan solamente de ese factor.

Comentarios

  • Evidencia actual sobre el problema del estudio

Un estudio multicéntrico en el Reino Unido (2007) muestra la preferencia de los neonatólogos de ese país por el uso de ventilación mecánica intermitente sincronizada durante la fase de destete en recién nacidos pretérminos, similar a lo encontrado en este estudio. Comparado con el estudio de Sarmiento et al (2010), la incidencia de depresión al nacer fue baja, no así la proporción de casos con sepsis o bronconeumonía como causa de inicio de la ventilación, que fue más alta. Otro estudio realizado por García y cols. (2006) en Cuba muestra una supervivencia en recién nacidos de muy bajo peso ventilados, similar a la encontrada en éste.

Principales problemas relacionados al estudio

Ensayos clínicos controlados aleatorizados no han demostrado diferencias significativas entre la VAFO y la ventilación mecánica convencional, en cuanto a la disminución de la incidencia de displasia broncopulmonar, aun cuando se indique en forma electiva, lo cual fue corroborado en este trabajo. La terapia con VAFO, después del fracaso de la ventilación mecánica convencional, mejora el intercambio de gases a corto plazo, pero no existen evidencias convincentes como para recomendarla para lograr un mejor resultado a largo plazo. Es por ello que se recomienda que la VAFO deba iniciarse más tempranamente, aunque algunos autores muestren escepticismo en cuanto al empleo precoz de esta terapia, al considerarla de eficacia limitada, costo más elevado y manejo complicado.

  • Análisis final y conclusiones 

En base a los aparentes efectos en la duración de la ventilación y las diferentes ventajas comentadas, se puede concluir que el uso de la ventilación mecánica en recién nacidos menores de 1500 gramos es beneficioso. La combinación de las diferentes modalidades de ventilación en el recién nacido prematuro puede disminuir el riesgo de lesión pulmonar.

Puede descargar el artículo  original completo en: GERARDO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.