CIERRE QUIRÚRGICO DEL DUCTUS ARTERIOSO PERSISTENTE DEL PREMATURO ¿INFLUYE LA TÉCNICA QUIRÚRGICA EN LOS RESULTADOS?

AUTORA: Elizabeth Peralta Domínguez 


CITA: Avila A., et al. cierre quirúrgico del ductus arterioso persistente del prematuro ¿influye la técnica quirúrgica en los resultados? anales de pediatría. 2017.86(5):277-283. doi: 10.1016/j.anpedi.2015.12.011


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

  • Introducción: El ductus arterioso persistente (DAP) es frecuente en el recién nacido prematuro, ocurre en el 30% de los neonatos de menos de 30 semanas de edad gestacional y en más del 60% de los menores de 28 semanas. Las estrategias terapéuticas son: 1) un tratamiento conservador, 2) tratamiento farmacológico con inhibidores de la ciclooxigenasa y la 3) ligadura quirúrgica. El cierre quirúrgico está reservado para los neonatos en los que el tratamiento farmacológico no es eficaz o en los que está contraindicado. Se han desarrollado estrategias teóricamente menos invasivas como el abordaje por video-torascopia, el cierre percutáneo con dispositivo, la minitoracotomía posterior, la cervicotomía transversa y el abordaje extrapleural. El objetivo fue describir la experiencia en el manejo quirúrgico del DAP y compararlos re4sultados con el abordaje TP con los del nuevo abordaje EP vía minitoracotomía posterior.
  • Métodos: Recién nacidos prematuros que se les realizó cierre quirúrgico del DAP entre marzo de 2005 y marzo de 2015. La indicación de cierre del DAP fue realizada según criterios clínicos y ecocardiográficos. Los pacientes fueron intervenidos en la UCIN por el mismo equipo quirúrgico. Se incluyeron variables demográficas basales, variable peroperatorias, complicaciones agudas y resultados en el seguimiento. Las complicaciones agudas incluyeron la presencia de neumotórax, enterocolitis necrosante, quilotórax, síndrome cardiaco posligadura y hemorragia intraventricular. La muestra 50 pacientes, que permitirán detectar como significativa una diferencia de un 50 a un 15% en la incidencia de complicaciones postoperatorias.
  • Resultados:Se realizó cierre quirúrgico del DAP en 48 pacientes, 30 mediante un abordaje clásico transpleural y 18 mediante un abordaje extrapleural vía minitoracotomía posterior. No se observaron diferencias significativas en la incidencia de complicaciones agudas, ni en la mortalidad, ni en la necesidad de oxígeno suplementario a las 36 semanas. Para el total de 48 pacientes el tiempo hasta la extubación fue de 8,3más menos 12,0 días, el tiempo hasta la retirada de oxígeno suplementario fue de 33,7 mas menos 26,3 días y el tiempo hasta el alta hospitalaria fue de 62,1 más menos 46,7 días. Durante el ingreso hospitalario no se observaron casos de estridor, disfonía ni otros datos de lesión del nervio laríngeo recurrente.
  • Discusión:En un intento de minimizar el trauma quirúrgico y mejorar los resultados, se han desarrollado nuevas técnicas mínimamente invasivas, abordajes alternativos por video toracoscopia o por vía percutánea. La técnica EP se asocia a ventajas a priori sobre el abordaje clásico, como la evitar el tubo de drenaje torácico así como un menor costo. El cierre EP del DAP se llevó a cabo en un grupo de prematuros con un peso medio en el momento de la cirugía. En 10 pacientes en el grupo de EP continuaban requiriendo oxígeno suplementario a las 36 semanas y 3 pacientes requirieron oxígeno domiciliario. Solo 1 paciente falleció en los primeros 7 días postoperatorios. No hubo diferencias entre los grupos EP y TP en la incidencia posoperatoria de enterocolitis, hemorragia intraventricular. No se colocó tubo de drenaje torácico en ningún paciente de EP, ni se observaron complicaciones como hemo, quilo o neumotórax. La EP se realizó con técnica de minitoracotomía izquierda posterior.
  • Conclusión:El abordaje EP vía minitoracotomía posterior para el cierre del DAP en el neonato prematuro es factible y seguro, y podría conllevar algunos beneficios en la evolución a corto plazo con respecto a la cirugía convencional.

 Comentarios

  • Evidencia actual sobre el problema del estudio.
  • Jiménez A., et al (2016) En Chile se operaron vía traspleural con hemoclip de titanio 52 recién nacidos pretérmino con pesos inferiores a los 1000grs. Las complicaciones más frecuentes fueron: hipotensión 30%, atelectasia 11%, sepsis hospitalaria 10%. Se llegó a la conclusión que el éxito de la cirugía depende más de las semanas de gestación que de la técnica quirúrgica.
  • Principales problemas relacionados con el estudio.
  • El estudio presenta limitaciones sobretodo en el tamaño muestral y de diseño. Las diferencias pueden ser debidas al periodo de tiempo y los cambios en las técnicas quirúrgicas, estrategias ventilatorias, analgésicas y límites de saturación de oxígeno.

·      Análisis final y conclusiones.

  • Actualmente hay una variedad en cuanto a tratamiento farmacológico, en el caso de no ser efectivo, las diferentes técnicas quirúrgicas aunque sean invasivas prácticamente todas resultan ser efectivas, con sus respectivos riesgos. Se observa que influye mucho el estado, el peso y semanas de gestación del paciente tanto en el pre y postoperatorio.

Puede descargar el artículo  original completo en: S1695403315005676

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.