Retinopatía del prematuro y estrés oxidativa.

AUTORA: Luz María Santiago Pérez.


CITA: Cervantes M. et, al.Retinopatía del prematuro y estrés oxidativo. Anales de pediatría. 2006 (64) pp: 126 -132.DOI: 10.1157/13084171.


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

Existen algunas evidencias de que la retinopatía del prematuro es consecuencia de un elevado estrés oxidativo sobre la retina en desarrollo, lo cual se debe a la generación exagerada de radicales libres o a una disminución en la capacidad para su eliminación.

Métodos:

Se realizó un estudio de cohorte prospectiva. Se incluyeron 50 prematuros de menos de 33 semanas de gestación. El estrés oxidativo se midió con la concentración sérica de lipoperóxidos. Se tomaron muestras a partir de la primera semana de vida y después, cada semana hasta la cuarta. Se compararon los resultados de las 4 muestras juntas, entre los prematuros con retinopatía de cualquier grado con los que no la desarrollaron. Las evaluaciones oftalmológicas se realizaron a partir de la cuarta semana de vida.

Resultados:

 La incidencia de retinopatía en el estudio fue del 22 % (11/50). Hay una diferencia significativa en los valores promedio de todas las muestras, entre aquellos que presentaron retinopatía del prematuro, 5,44 ± 1,30 nmol/ml, comparados con los que no presentaron la enfermedad, 2,94 ± 0,89 nmol/ml, con una p = 0,00001. El riesgo relativo para el desarrollo de retinopatía con concentraciones elevadas de lipoperóxidos fue de 5,15, 5,63, 4,15 y 12,70 para las muestras de cada una de las semanas, respectivamente.

Conclusión:

Existe una asociación entre la concentración elevada de lipoperóxidos séricos, como una medida de estrés oxidativo y la incidencia de la retinopatía del prematuro. Los recién nacidos prematuros son muy susceptibles  a padecer diversos problemas de salud,  uno de los más frecuentes es la Retinopatía del prematuro, ya que en la mayoría de ellos durante el tratamiento hay un excesivo uso de oxigeno suplementario. Otras situaciones que llegan a sumarse son la presencia de apneas, sepsis, hipercapnia, hipocapnia y deficiencia de vitamina “E, este trastorno  se presenta  en la vasculatura retiniana la cual se encuentra en desarrollo.

La constante  proporcionalidad inversa que existe entre el peso y el nacimiento del recién nacido prematuro,  tiene mayor incidencia y formas  graves de sufrir formas graves de retinopatía en recién nacidos con peso menor a 1000 gramos.

Cuando se habla de una ROP (Retinopatía del prematuro) estamos hablando de un trastorno en la vasculatura retiniana y a la interrupción del desarrollo normal de los vasos retínanos que se encuentran en la parte posterior del globo ocular, en el organismo del ser humano.  Este equilibrio que llega a alterarse cuando se produce un fenómeno oxidativo  es el  resultado de una alteración entre los oxidantes y los mecanismos de defensa del organismo, dando como origen un nivel elevado de radicales libres de oxígeno.

Este problema de salud es un problema ocular muy frecuente en niños prematuros, y ocurre algunas semanas después del nacimiento, lamentablemente esta detención del crecimiento  vascular, y la formación y maduración anormal de los mismos da origen a problemas graves de salud para el recién nacido prematuro como la ceguera.

La medicina perinatal ha tenido avances significativos, contar con áreas de unidad de cuidados intensivos neonatales y personal comprometido y capacitado, son factores importantes para el manejo de recién nacidos prematuros que requieren de atención oportuna y cuidados de calidad y calidez, ya que ha incrementado el porcentaje de sobrevida de los prematuros.

El artículo original lo puedes descargar en: CERVANTES

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.