Alimentación por sonda de gastrostomía en bebés de peso extremadamente bajo al nacer: Frecuencia, comorbilidades asociadas y resultados a largo plazo

CITA: Warren, M. et, al. Gastrostomy Tube Feeding in Extremely Low Birthweight Infants: Frequency, Associated Comorbidities, and Long-term Outcomes. The Journal of Pediatrics.  2019. doi:10.1016/j.jpeds.2019.06.066


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

Objetivo: Evaluar la frecuencia de la colocación de sondas de gastrostomía (TG) en los bebés con peso extremadamente bajo al nacer (PEB), las comorbilidades asociadas y los resultados a largo plazo.

Diseño del estudio: Análisis de bebés ELBW de 25 centros inscritos en el Registro de Seguimiento y Base de Datos Genéricos de la Red de Investigación Neonatal del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (National Institute of Child Health and Hu- man Development Neonatal Research Network) de 2006 a 2012. Se describió la frecuencia de la colocación del GT antes de los 18-22 meses, los factores demográficos y médicos asociados con la colocación del GT, y los resultados a largo plazo asociados a los 18-22 meses de edad corregida. Las asociaciones entre la colocación de GT y las morbilidades neonatales y los resultados a largo plazo se evaluaron con regresión logística después del ajuste para las co-variables de centro y comunes.

Resultados: De los 4.549 neonatos con peso corporal bruto incluidos en estos análisis, 333 (7,3%) se sometieron a la colocación de GT; el 76% se sometieron a la colocación de GT después del alta hospitalaria. De los bebés con GT, el 11% tenía un peso al nacer pequeño para la edad gestacional, el 77% tenía displasia broncopulmonar y el 29% tenía hemorragia intraventricular grave o leucomalacia periventricular. En el seguimiento, el 56% de los lactantes con un GT tenían un percentil <10, el 61% tenía un impedimento del desarrollo neurológico (NDI) y el 55% tenía problemas respiratorios crónicos. Después del ajuste, pequeño para la edad gestacional, la displasia broncopulmonar, la hemorragia intraventricular/leucomalacia periventricular, el crecimiento deficiente y el NDI se asociaron con la colocación de la TG. El treinta y dos por ciento de los bebés con TG colocados estaban recibiendo alimentación oral completa durante el seguimiento.

Conclusiones: La colocación de GT es común en los lactantes de MBPN, particularmente entre aquellos con enfermedades mórbidas neonatales graves. La colocación de GT en esta población se asoció con crecimiento deficiente, NDI y problemas respiratorios y de alimentación crónicos en el seguimiento. La frecuencia con que se realiza el alta posneonatal con colocación de GT indica la necesidad de un seguimiento nutricional minucioso de los recién nacidos con peso corporal limitado.

El artículo original lo puedes descargar en: warren2019

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.