Cierre quirúrgico del ductus arterioso persistente del prematuro: ¿influye la técnica quirúrgica en los resultados?

AUTORES: NORMA ISELA MARTINEZ GAMBOA,  JUANA MARIA CABELLO MONJARAZ, DANIEL ALEJANDRO LOPEZ VILLARREAL, MARTHA PATRICIA RODRIGUEZ GUTIERREZ, MARIA DOLORES LUGO ALFARO Y ANGELICA MARIA PROO MORALES.


CITA: Cita.Alejandro Avila et alCierre quirúrgico del ductus arterioso persistente del prematuro: ¿influye la técnica quirúrgica en los resultados? Revista Anales de pediatría. Vol. 86. (5). 277-283. DOI: 10.1016/j.anpedi.2015.12.011.


RESUMEN

  • INTRODUCCIÓN

El cierre quirúrgico del ductus arterioso persistente en el prematuro es una técnica agresiva y no exenta de complicaciones. Diseñamos un estudio con el objetivo de describir nuestra experiencia con una técnica menos invasiva, el abordaje extrapleural vía minitoracotomía posterior, y de comparar sus resultados con los del abordaje clásico transpleural.

  • MÉTODOS

Estudio de cohortes retrospectivo de los neonatos prematuros a los que se les realizó cierre quirúrgico del ductus en un periodo de 10 años (marzo de 2005-marzo de 2015). Se compararon las complicaciones agudas, los resultados al alta y en el seguimiento entre los grupos de abordaje extrapleural y abordaje clásico transpleural. Se incluyó a 48 pacientes, 30 en el grupo de abordaje clásico y 18 en el grupo extrapleural.

  • RESULTADOS

Las características demográficas y preoperatorias fueron similares en ambos grupos. No se encontraron diferencias entre los 2 grupos en la incidencia de complicaciones postoperatorias agudas (56,6 vs. 44,4%), en la dependencia de oxígeno a las 36 semanas (33,3 vs. 55,5%), ni en la mortalidad hospitalaria (10 vs. 16,6%). En la evolución a corto plazo, el grupo extrapleural precisó menos días hasta la retirada del oxígeno suplementario (36,3 vs. 28,9) y hasta el alta hospitalaria (67,5 vs. 53,2), aunque solo el tiempo hasta la extubación alcanzó una diferencia estadísticamente significativa (11,5 vs. 2,7, p = 0,03).

  • DISCUSION – CONCLUSION.

El tratamiento debe de llevarse a cabo en centros especializados que cuenten con un programa de cirugía cardiaca y una unidad de cuidados intensivos neonatales.

  • EVIDENCIA ACTUAL SOBRE EL PROBLEMA DEL ESTUDIO

Dr. Pedro Becker R y colaboradores destacanque la incidencia del ductus arterioso permeable (PDA) es de 0,8/1.000 nacidos a término en el 90% de los neonatos se cierra espontáneamente a las 48 h, en los de bajo peso y prematuros tiende a permanecer permeable, en alguno de ellos la tolerancia es baja por robo ductal a la circulación pulmonar e hipoperfusión sistémica.

Dentro de las opciones terapéuticas, el cierre quirúrgico es utilizado cuando fracasa el tratamiento farmacológico, la técnica de minitoracotomia es de minima invasión, la cual implica varas ventajas potenciales con respecto al abordaje clásico transpleural (TP): excelente visualización del DAP y las estructuras relacionadas, incluyendo el nervio laríngeo recurrente,  mantenimiento de la integridad del espacio pleural evitando la necesidad de insertar un tubo torácico, la longitud de la incisión y la duración de la hospitalización fueron significativamente menores,todos los pacientes fueron extubados al concluir el procedimiento y admitidos en la Unidad de Cuidados Intensivos al menos por 24, no fueron necesarios los tubos de drenaje pleural excepto en el grupo de toracotomía convencional, no hubo complicaciones como hemorragias, lesiones de los nervios frénico ni laríngeo inferior o infecciones intrahospitalarias, las cuales, si bien son poco frecuentes, existen como inherentes a la cirugía.

  • ANALISIS FINAL Y CONCLUSIONES.

En conclusión, el abordaje EP vía minitoracotomía posterior para el cierre del DAP en el neonato prematuro es factible y seguro, y podría conllevar algunos beneficios en la evolución a corto plazo con respecto a la cirugía convencional, creemos que la actualización continua y la aplicación de nuevas estrategias encaminadas a limitar la agresión del tratamiento invasivo del DAP son una parte esencial en el manejo de esta entidad.

Los autores han identificado los beneficios en términos de estadía hospitalaria con la utilización de minitoracotomía para la ligadura quirúrgica del conducto arterioso permeable.

PUEDE DESCARGAR EL ARTICULO AQUÍ: avila-alvarez2016

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.