MANEJO DE LA SEPSIS EN EL PACIENTE PEDIATRICO

Management of Sepsis in the Pediatric Patient

Rooney SP, et al

Journal of Radiology Nursing 2019;1-8 (https://doi.org/10.1016/j.jradnu.2019.07.009)

  • La sepsis se refiere a un shock de tipo distributivo que conlleva a disfunción orgánica secundaria a una respuesta disregulada del huésped frente a una infección. La sepsis pediátrica y neonatal es diferente a la del adulto en cuanto a definición, fisiopatología, y tratamiento, sin embargo independiente de la edad, ésta condición potencialmente mortal requiere identificación inmediata y tratamiento agresivo multidisciplinario, que consiste (pero no se limita a) soporte cardiovascular a través de fluídos y medicación vasoactiva, más antibióticos sistémicos de amplio espectro.
  • Las guías recientes recomiendan implementar un conjunto de medidas de reconocimiento específicas para cada hospital, para evaluar e identificar a los pacientes en riesgo de shock séptico y que sirva como una herramienta que gatille de inmediato un examen clínico y medidas de resucitación.
  • El clínico que evalúa un paciente en riesgo de shock séptico debe enfocarse en signos y síntomas comunes y precoces de shock séptico: alteraciones en la temperatura (hiper ó hipotermia) alteración del estado mental (confusión, letargia, inconsolabilidad, irritabilidad, inconciencia), signos de perfusión alterada: llenado capilar (“flash”, sugestivo de vasodilatación periférica, shock caliente; ó lento, sugestivo de vasoconstricción periférica, shock frío), disminución del gasto urinario. Además se deben evaluar la frecuencia cardiaca y respiratoria, presión arterial, y antecedentes. La hipotensión es un signo tardío y generalmente no ocurre hasta que el paciente está cerca del colapso cardiovascular.
  • Una vez reconocida la sepsis, deben aplicarse un conjunto de medidas de resucitación (acceso intravenoso/intraóseo, fluidoterapia apropiada, inicio de antibióticos de amplio espectro, e inicio de medicación vasoactiva en shock refractario a fluídos) y de estabilización (monitoreo multimodal para lograr metas hemodinámicas, y confirmación de terapia antimicrobiana y control del foco apropiados), específicas para cada institución. La aplicación de estos conjuntos de medidas pueden ayudar al manejo apropiado y rápido del paciente con sospecha de shock séptico, además de una mayor adherencia a mejores prácticas en la institución.
  • Además del “paquete” de reconocimiento, resucitación y estabilización, se recomienda desarrollar y adoptar un paquete de performance ó desempeño, para monitorizar, mejorar, y mantener la adherencia a las mejores prácticas en el manejo del shock séptico. Un componente central es medir la adherencia y logro de metas establecidas en los paquetes de reconocimiento y de resucitación y estabilización, así como identificar barreras que impiden la adherencia y cumplimiento.

Link de descarga:

https://drive.google.com/file/d/1t0hUe8Z4nXuvlne0jR90eoeFjAqGSGsZ/view?usp=sharing

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.