LOS NIÑOS CON ENFERMEDADES CARDÍACAS CONGÉNITAS SON ACTIVOS PERO NECESITAN SEGUIR MOVIÉNDOSE: UN ESTUDIO TRANSVERSAL USANDO RASTREADORES DE ACTIVIDAD FÍSICA EN LA MUÑECA

AUTOR: Leon Brudy


CITA:Brudy, L., et al. Los niños con enfermedades cardíacas congénitas son activos pero necesitan seguir moviéndose: Un estudio transversal usando rastreadores de actividad física en la muñeca. The Journal of Pediatrics. Volume 217, Pages 13–19.(2019).


RESUMEN:

OBJETIVO: Comparar la actividad física diaria de los niños con enfermedades congénitas del corazón (CHD) con sus compañeros sanos, medida con brazaletes que se pueden llevar puestos en una gran cohorte. Además, se comparó la actividad física estimada subjetivamente y la medida objetivamente.

DISEÑO DEL ESTUDIO: De septiembre de 2017 a mayo de 2019, 162 niños (11,8 a 3,2 años; 60 niñas) con diversas cardiopatías congénitas participaron en una evaluación de la actividad física

autoestimada y basada en el uso de brazaletes. Se registró el recuento de pasos y la actividad física de moderada a vigorosa con el Garmin vivofit jr. durante 7 días consecutivos y se comparó con una cohorte de referencia (RC) de 96 niños sanos (10,9 3,8 años; 49 niñas).

RESULTADOS: Los niños con cardiopatía coronaria eran activos y 123 (75,9%) lograron una media semanal de 60 minutos de actividad física según los criterios de la Organización Mundial de la Salud, al igual que 81 (84,3%) de los compañeros sanos (P = 0,217). Después de la corrección por edad, sexo y efectos estacionales, sólo un número ligeramente menor de pasos (CHD: 10 206 3178 pasos vs RC: 11 142 3136 pasos; P = .040) pero no hubo menor actividad física moderada a vigorosa (CHD: 80.5 25.6 minutos/día vs RC: 81.5 25.3 minutos/día; P = .767) comparando CHD con RC. En los niños con CHD de mayor edad (P = .004), el sobrepeso u obesidad (P = .016), la severidad compleja (P = .046), y la conexión cavopulmonar total (P = .027) se asociaron con el no cumplimiento de los criterios de la Organización Mundial de la Salud. La estimación subjetiva de la actividad física diaria de moderada a rigurosa fue bastante correcta en la mitad de todos los niños con CHD.

CONCLUSIONES: Aunque la mayoría es suficientemente activa, es necesario promover la actividad física en los pacientes con sobrepeso u obesidad, en los pacientes con enfermedades coronarias complejas y, en particular, en los que tienen una conexión cavopulmonar total. (J Pediatr 2019;-:1-7).

Artículo completo en:10.1016@j.jpeds.2019.09.077

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.