Existe una epidemia mundial de obesidad y diabetes, y los esfuerzos actuales para frenar la epidemia de diabetes han tenido un éxito limitado. Los estudios epidemiológicos han resaltado el aumento del riesgo de obesidad, diabetes y complicaciones cardiovasculares en descendientes expuestos a la diabetes materna, y la diabetes gestacional aumenta el riesgo de diabetes en las generaciones posteriores, creando así un círculo vicioso de “diabetes que engendra diabetes”. Es probable que esta relación entre la hiperglucemia materna y la salud a largo plazo en la descendencia sea aún más importante con una proporción cada vez mayor de mujeres jóvenes afectadas por la diabetes, y el número de embarazos complicados por la hiperglucemia sigue aumentando. Los modelos animales de diabetes gestacional o hiperglucemia materna han resaltado cambios a largo plazo en la descendencia con algunos casos de sesgo sexual, que incluyen aumento de la adiposidad, resistencia a la insulina, disfunción de las células β, hipertensión, así como otros cambios estructurales y funcionales. Además, varios de estos cambios parecen ser transmisibles a generaciones posteriores a través de la línea materna. Los cambios epigenéticos juegan un papel importante en la regulación de la expresión génica, especialmente durante el desarrollo temprano. Estudios recientes han identificado una serie de modificaciones epigenéticas en la descendencia asociada con la hiperglucemia materna. En esta revisión, ofrecemos una descripción general de la evidencia epidemiológica que relaciona la hiperglucemia materna con el resultado adverso a largo plazo en la descendencia, así como de algunos de los estudios que exploran los mecanismos epigenéticos subyacentes. Una mejor comprensión de las vías involucradas puede proporcionar nuevos enfoques para combatir esta epidemia mundial.

Descarga aquí: Maternal diabetes, gestational diabetes and the role of epigenetics in their long effects on offspring