Sepsis Neonatal

La sepsis neonatal es la causa de una importante morbilidad y mortalidad. Las estimaciones precisas de la carga de sepsis neonatal varían según el contexto. Se han notificado diferentes estimaciones de la carga de la enfermedad en los países de ingresos altos en comparación con los informes de los países de ingresos bajos y medianos. Las manifestaciones clínicas van desde infecciones subclínicas hasta manifestaciones graves de enfermedad focal o sistémica. La fuente del patógeno podría atribuirse a una infección en el útero, la adquisición de la flora materna o la adquisición postnatal del hospital o la comunidad. El momento de la exposición, el tamaño del inóculo, el estado inmunitario del bebé y la virulencia del agente causal influyen en la expresión clínica de la sepsis neonatal. La inmadurez inmunológica del neonato podría resultar en una respuesta deficiente a los agentes infecciosos. Esto es especialmente evidente en los bebés prematuros cuyas estadías prolongadas en el hospital y la necesidad de procedimientos invasivos los ponen en mayor riesgo de contraer infecciones adquiridas en el hospital. Clínicamente, a menudo hay poca diferencia entre la sepsis que es causada por un patógeno identificado y la sepsis que es causada por un patógeno desconocido. Los diagnósticos independientes de los cultivos, el uso de las puntuaciones de predicción de la sepsis, el uso prudente de los antimicrobianos y el desarrollo de medidas preventivas, incluidas las vacunas maternas, son esfuerzos continuos diseñados para reducir la carga de la sepsis neonatal.

Descargar shane2017 Sepsis Neonatal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.