PRINCIPALES RESULTADOS

-Los investigadores seleccionaron 24 ensayos clínicos, representando un total de 5405 participantes. La suplementación de vitamina D se realizó en forma de colecalciferol en 22 ensayos y en la forma de ergocalciferol en 3 ensayos.
-La suplementación con vitamina D durante el embarazo se asoció con un Riesgo menor de bajo peso al nacer (RR 0,72; IC 95%: 0,52 a 0,99; DR -5,60%; IC 95%: -0,86% a -10,34%) sin aumentar el Riesgo de Mortalidad fetal o neonatal (RR 0,72; IC 95%: 0,47 a 1,11) o de anormalidades congénitas (RR 0,94; IC 95% 0,61 a 1,43).
-Los neonatos cuyas madres habían recibido suplementación prenatal con vitamina D mostraron mayores valores de 25(OH)D (DM 13,50 ng/mL; IC 95%: 10,12 a 16,87 ng/mL), niveles de calcio (DM 0,19 mg/dL; IC 95%: 0,003 a 0,38 mg/dL), y peso al nacer (DM 75,38 g; IC 95%: 22,88 a 127,88 g), a los 3 meses (DM 0,21 kg; IC 95%: 0,13 a 0,28 kg), 6 meses (DM 0,46 kg; IC 95%: 0,33 a 0,58 kg), 9 meses (DM 0,50 kg; IC 95%: 0,01 a 0,99 kg), y 12 meses (DM 0,32 kg; IC 95%: 0,12 a 0,52 kg).
-El análisis de subgrupo mostró que la suplementación con dosis bajas de vitamina D (≤2000 IU/d) se asoció con una reducción del Riesgo de Mortalidad fetal o neonatal (RR 0,35; IC 95%: 0,15 a 0,80), pero dosis mayores (>2000 IU/d) no mostraron reducir el Riesgo (RR 0,95; IC 95%: 0,59 a 1,54).