Crisis febriles complejas: estudio de la patología asociada y utilidad de las pruebas complementarias

Autora: Dra Celia Medina Márquez


Cita:

Berzosa López R, et al. Crisis febriles complejas: estudio de la patología asociada y utilidad de las pruebas complementarias. An Pediatr (Barc). 2013. 3. http://dx.doi.org/10.1016/j.anpedi.2013.06.038


*Introducción: Un tercio de las crisis febriles son complejas. Su manejo no ha suscitado un consenso como en el caso de las crisis febriles simples. El objetivo de este estudio es estimar la rentabilidad de los exámenes complementarios y el riesgo de enfermedad intracraneal grave asociada.

*Métodos: Estudio retrospectivo desde el ano˜ 2003 hasta el 2011 de los pacientes ingresados en un hospital de tercer nivel con criterios de convulsión febril compleja de 6 meses a 6 anos, ˜ excluyendo los casos con afección neurológica previa. De los pacientes seleccionados, se recogieron variables epidemiológicas, clínicas, pruebas complementarias y complicaciones.

*Resultados: Se encontró a 65 pacientes (31 mujeres y 34 varones) de los cuales 44 tuvieron crisis repetidas en las primeras 24 h y 15 presentaron crisis focales. El 90% de la recurrencia ocurrió antes de 15 h. La edad media fue de 20,7 meses y la temperatura fue de 39,1 ± 0,12 ◦C. En ningún paciente se encontró afección intracraneal grave durante su ingreso. El electroencefalograma no ofreció información de ayuda para su diagnostico. La neuroimagen fue normal en todos los casos estudiados.

*Discusión-Conclusiones: La incidencia de complicaciones en la convulsión febril compleja en nuestra serie no justificó el ingreso ni el estudio sistemático con pruebas complementarias cuando la exploración neurológica era normal. El electroencefalograma de rutina no parece estar justificado.

Comentario:

* Evidencia actual sobre el problema del estudio:

1.-Ruiz G.M. 2015.La Academia Americana de Pediatría recomienda realizar punción lumbar en pacientes menores de 12 meses con convulsiones febriles y sugiere una evaluación cuidadosa de los pacientes entre 12 y 18 meses de edad. Pero la considera innecesaria en mayores de 18 meses cuando no tengan signos sospechosos de afectación cerebral.

No debe realizarse electroencefalograma durante las primeras horas poscrisis; se recomienda hacerlo 2 semanas después para evitar alteraciones ¡nespecíficas y temporales secundarias al propio evento convulsivo.

2.-Portuondo E:B: 2018 . Refiere en sus recomendaciones que no hay evidencia de alteraciones estructurales en estudios de neuroimágenes, TAC y RMN de cráneo en pacientes estudiados y la respuesta al tratamiento es variable.

En general las investigaciones o estudios complementarios en la mayoría de niños con CF no están justificados o recomendados, deben ser dirigidos a la sospecha de enfermedad infecciosa subyacente y según los criterios clínicos del médico de asistencia. Los exámenes de laboratorio

estarían justificados según el origen de la fiebre o sospecha de trastorno metabólico o hidroelectrolítico asociado. El EEG y los estudios de neuroimagen no se recomiendan de rutina (clase evidencia I y recomendación A).

En pacientes con un primera CF en edad ≥ a 18 meses, con CFS y esquema de inmunización cumplido, no debe considerarse de rutina la realización de PL, si el origen o foco infeccioso está esclarecido durante el examen físico.

El EEG de rutina no está justificado en la CFS o CFC, en la actualidad se presume que no es de utilidad para predecir recurrencia, desarrollo de epilepsia o pronóstico, y las alteraciones descritas pueden verse con la misma frecuencia tanto en CFS o CFC cuando se realiza de manera precoz en las primeras semanas, ulterior a la CF (clase evidencia I y recomendación A)

3.-Granella ,L.et al.2017 encontraron trazos normales en los electroencefalogramas y no se comprobó la existencia de crisis febriles complejas y trazos electroencefalográficos. Por lo que tampoco está justificado su uso rutinario.

* Principales problemas relacionados al estudio: Son limitaciones de nuestro estudio el hecho de que se trata de un estudio retrospectivo en un solo centro. Su validez se centra en la enfermedad aguda asociada a las CFC durante el ingreso.

* Análisis final y conclusiones

Las crisis febriles, se presentan preferentemente en la edad de 6 meses a 5 años, masculinos y tienen una base biológica relacionada a fiebre, se dividen en simples y complejas .Las simples son autolimitadas , más frecuentes, ameritan corta observación o manejo de la fiebre en su causa u origen y no ameritan ningún estudio complementario. Hay  criterios de riesgo de recurrencia y a desarrollar epilepsia , siendo más alto porcentaje en las complejas, las cuales duran más de 15 minutos,  recurren en las primeras 24 hrs o mismo periodo febril, acompañándose con deterioro neurológico o  parálisis de Todd. En ambas los estudios sanguíneos o de imagen  están dirigidos a confirmar la causa de la fiebre y solo en niños menores de 18 meses con sospecha de neuroinfección  estn indicado punción lumbar. Los estudios complementarios como TAC , RM Y EEG se ha documentado que no están indicados como  exámenes obligatorios durante su internamiento o seguimiento, excepto en sospechas diagnósticas diferentes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.