FACTORES ASOCIADOS A DISPLASIA BRONCOPULMONAR

Autor: Cristian Mariel Hernández Salazar


Zavaleta F. Factores asociados a displasia broncopulmonar: un estudio de casos y controles. Revista Pediatría EU. 2016.49(1):1-7. https://doi.org/10.1016/j.rcpe.2016.03.001


Resumen del artículo 

Introducción: 

El desarrollo del soporte respiratorio mecánico ha permitido un incremento en la supervivencia de niños prematuros con menos edad de gestación. Sin embargo, se relaciona con mayor lesión pulmonar y aumento en la incidencia de displasia broncopulmonar.

Métodos:

Se trata de un estudio de casos y controles, de pacientes admitidos en los servicios de neonatología, trauma o choque y en la unidad de cuidados intensivos pediátricos del Hospital Universitario de Pediatría “Dr. Agustín Zubillaga” (Estado Lara, Venezuela), entre el 5 de julio de 2010 y el 5 de diciembre 2014. Como casos se incluyeron recién nacidos de menos de 34 semanas de edad de gestación, que requirieron asistencia respiratoria mecánica en la primera semana de vida y con diagnóstico posterior de displasia broncopulmonar. A cada caso con displasia broncopulmonar se le asignaron tres controles sin displasia broncopulmonar y sin dependencia de oxígeno a los 28 días de edad, cuya edad de gestación y fecha de nacimiento correspondían con las del caso, con, máximo, una semana de diferencia.

Resultados:

Se incluyeron 144 neonatos en el estudio, 36 casos y 108 controles. La edad promedio de gestación fue de 33 ± 1,4 semanas, 68,8% eran menores de 32 semanas y el promedio de peso al nacer fue de 1.430 ± 207 g. El promedio del puntaje de Apgar a los cinco minutos fue de 6 ± 1 puntos, el de la SNAP-PE II fue de 38 ± 15 puntos, y el de duración de la asistencia respiratoria mecánica fue de 7,8 ± 2,5 días; 56,9% de los pacientes permanecieron más de tres días con una FiO2mayor de 35%, el 27,8% recibió surfactante sintético, la mediana del número de transfusiones de glóbulos rojos fue de 3 (rango de 1 a 9) y la mortalidad general fue de 27,1%. El 52,8% de los neonatos presentaron enfermedad de membranas hialinas; 20,1%, sepsis precoz; 24,3%, neumotórax o enfisema intersticial pulmonar, y 14,6%, persistencia del conducto arterioso. El 25,7% de las madres presentaron corioamnionitis y, el 52,8%, hipertensión arterial sistémica inducida por el embarazo.

Discusión – Conclusión: 

La displasia broncopulmonar sigue siendo la secuela más frecuente relacionada con los recién nacidos prematuros y de muy bajo peso al nacer. A pesar de los avances en la prevención y los cuidados de la insuficiencia respiratoria asociada a la prematuridad, no ha ocurrido un descenso en su incidencia, aunque se ha observado en los últimos años un cambio en su expresión clínica y en su gravedad.

La displasia broncopulmonar continúa siendo una enfermedad crónica con alta mortalidad. El neumotórax o el enfisema pulmonar intersticial y más de cuatro transfusiones de hematíes, podrían constituir elementos predictores fiables para la displasia broncopulmonar en neonatos menores de 34 semanas de gestación.

Comentarios:

  • Evidencia actual sobre el problema del estudio

Zavaleta F., et al (2019) realizaron un estudio acerca de la incidencia de la displasia broncopulmonar  y los factores de riesgo en recién nacidos prematuros de bajo peso al nacer en el Hospital Belén de Trujillo durante el período 2008-2015,por lo que ellos concluyen que algunas de las variables estudiadas como lo son la ruptura prolongada de membranas, la exposición a esteroides, la sepsis nosocomial, la hipertensión arterial materna, la preclamsia, la reanimación en la sala de partos, y por lo consiguiente una sepsis neonatal tardía son indicio considerable de asociación a dicha enfermedad. 

Sánchez M., et al (2013) conformaron un estudio acerca de  la clasificación de la displasia pulmonar en el que ellos concluyen que pese a los avances en la prevención y los cuidados de la insuficiencia respiratoria asociada a la prematuridad, no ha ocurrido un descenso en su incidencia en esta población, aunque sí hemos asistido en los últimos años a un cambio en su expresión clínica y en su gravedad. Existen, sin embargo, diferencias aún importantes entre los distintos centros en cuanto a la frecuencia de su presentación, probablemente debido a la aplicación de un diagnóstico clínico no homogéneo.

Pérez G. (2010) realizo un estudio referente a la displasia broncopulmonar y prematuridad en su evolución respiratoria a corto y a largo plazo; a lo que el concluye que condiciona una gran morbilidad respiratoria en los 2–3 primeros años de vida, con numerosos ingresos hospitalarios y agudizaciones respiratorias provocados en su mayoría por infecciones víricas.

Análisis final y conclusiones:

Luego de haber realizado una investigación  basada en datos científicamente comprobables, en mi opinión puedo concluir que la DBP es una afección totalmente prevenible si se toman las medidas pertinentes y se lleva un adecuado control prenatal en el caso de adquirirla desde el vientre materno; ya que se encontraron factores predeterminantes que intervienen en la adquisición de dicha afección incluso antes del nacimiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.