USO DEL CITRATO DE CAFEÍNA EN LA APNEA DEL PREMATURO

Autora: Maria Isabel Hernández Sernas


Leyton A. Muller F. Administración de cafeína en recién nacidos. Buenos Aires Argentina, 2014. Revista de enfermería, 24, 1-4. DOI: fundasamin.org.ar 


INTRODUCCIÓN: Las metilxantinas son sustancias que se utilizan en neonatología desde hace más de 20 años; la cafeína es la droga de elección para el tratamiento farmacológico de las apneas, debido a que estudios recientes evidenciaron que disminuye los episodios de apneas y que es una droga segura a corto y largo plazo. Origen. La cafeína es una sustancia química conocida con el nombre de trimetilxantina; es un alcaloide estrechamente relacionado con la teofilina y la teobromina. La cafeína, posee importantes propiedades farmacológicas, las cuales se aprovecharon durante muchos años en diferentes aplicaciones terapéuticas. Efectos sobre la función renal. No produce alteraciones en las concentraciones de sodio, potasio, calcio y fósforo en sangre. Efectos sobre el sistema cardiovascular. La cafeína posee efecto inotropo y cronotropo sobre el corazón, razón por la cual produce taquicardia. Efectos sobre la función pulmonar. El uso de cafeína mejora la oxigenación, disminuyendo los episodios de hipoxia por estímulo del centro respiratorio. Efecto sobre el conducto arterioso. El CAP Trial, un estudio multicéntrico que evaluó el uso de la cafeína en la prevención de la apnea del prematuro, en recién nacidos con peso menor a 1200g al nacer, mostró una disminución estadísticamente significativa en la incidencia del conducto arterioso y en la ligadura quirúrgica del mismo en el grupo que recibió tratamiento con citrato de cafeína. Efecto sobre el sistema nervioso central. Produce disminución en la velocidad del flujo cerebral. Efectos gastrointestinales. El uso de cafeína produce aumento en la secreción gástrica y tiene un efecto sobre el esfínter gastroesofágico disminuyendo la presión del mismo. Efecto sobre el músculo liso. Las xantinas relajan el musculo liso en particular el de los bronquios. 

Apnea del prematuro. La apnea es una patología característica del recién nacido prematuro, altamente prevalente en las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN), condicionada por las características de inmadurez de los mecanismos de control de la respiración. Se define como apnea a los episodios de ausencia de flujo respiratorio de duración superior a 20 segundos, independientemente de la repercusión clínica que presente, y también aquellos episodios de menor duración que se acompañan de repercusión cardiocirculatoria, tales como hipoxemia y /o bradicardia. Desde el punto de vista etiológico las apneas se clasifican en dos grupos: • Apnea primaria, idiopática o de la prematurez, por inmadurez de los mecanismos de regulación de la respiración. • Apnea secundaria o sintomática, de diferentes etiologías como sepsis, alteraciones metabólicas, depresión farmacológica o reflujo gastroesofágico entre otras. Atendiendo al mecanismo de producción las apneas pueden ser: • Centrales: se presentan con ausencia de flujo en la vía aérea y de movimientos respiratorios. En el RNPT se ha descripto una escasa respuesta del centro respiratorio al dióxido de carbono. • Obstructivas: se presentan con ausencia de flujo en la vía aérea con contracción de los músculos respiratorios. • Mixtas: en un mismo episodio de apnea se presenta una fase central y una fase obstructiva. 

MÉTODO: Este artículo revisa el origen, la acción terapéutica, la farmacocinética, la farmacodinamia, las dosis a administrar, los beneficios sobre otras metilxantinas y los cuidados de enfermería en recién nacidos. 

RESULTADOS: En la actualidad es la cafeína la droga de preferencia para la terapéutica de las apneas debido a que sus efectos tóxicos son menores, y su vida media mayor. Otra de las ventajas sobre la teofilina es que la utilización de cafeína no necesita monitorización terapéutica. Un análisis sistemático de tres investigaciones demostró que el efecto terapéutico de ambas es similar, sin embargo los efectos tóxicos y la intolerancia a la alimentación prevalecieron en el grupo de pacientes que recibió teofilina. 

CONCLUSIONES: La cafeína es la droga que con mayor frecuencia se utiliza como parte del tratamiento de la apnea del prematuro y múltiples han sido los estudios que apoyan su uso demostrando su eficacia al disminuir los episodios de apneas, la necesidad de asistencia respiratoria mecánica y la incidencia de displasia broncopulmonar; situaciones que sin duda alguna han mejorado y aumentado la supervivencia de los recién nacidos pretérmino.

COMENTARIO

  • Evidencia actual sobre el problema de estudio: Carrera S. et al (2015). Realizo un estudio en el cual menciona el por qué usar citrato de cafeína en los recién nacidos, uno de las principales respuestas fue por que disminuye el riesgo de mortalidad en los neonatos en los cuales se usa la cafeína como tratamiento tanto profiláctico, como de mantenimiento ya que mejora mucho la respuesta tanto respiratoria como cardiaca por sus efectos estimulantes del sistema cardiovascular incrementando sus funciones, así como del sistema nervioso central. Solari B. F. et al. (2015). Menciona que la apnea del prematuro es un problema clínico, manifestación de un patrón respiratorio inestable, reflejo de la inmadurez del centro respiratorio central. Como la apnea del prematuro se resuelve con la maduración, esta podría ser considerada como una alteración del desarrollo más que una enfermedad, y que el único tratamiento que ha dado resultado es el citrato de cafeína que mejora la respuesta cardiopulmonar y mejora las expectativas de vida del prematuro de manera paulatina y rápida.
  • Principales problemas relacionados al estudio: El principal problema identificado se refiere a que tan útil puede ser el uso del citrato de cafeína en pacientes prematuros que presentan periodos de apnea y que son tratados con ventilación mecánica, que tanto es posible evitar este tipo de complicaciones en los neonatos con el tratamiento temprano de la cafeína, ya que sus beneficios son mucho mayores que sus efectos adverso sobre todo llevando un adecuado tiempo de empleo terapéutico.

ANÁLISIS FINAL Y CONCLUSIONES

La apnea del prematuro es una complicación que se presenta en recién nacidos de entre 28 a 35 semanas de gestación debido a una pausa en la respiración de entre 10 o 20 segundos, acompañada de bradicardia, desaturación de oxígeno, puede ser de central, obstructiva o mixta.

El tratamiento que ha resultado más efectivo actualmente es el uso del citrato de cafeína en dosis de impregnación de 20m/kg en bolo y dosis de mantenimiento de 5mg/kg/día que puede aumentarse a 10mg/kg/ día, ha demostrado ser de gran ayuda para mejorar la calidad y sobrevida de los pacientes prematuros usado de primera elección ya que sus efectos adversos son mínimos en comparación con sus propiedades farmacológicas.  Actualmente en la mayor parte del país el citrato de cafeína se usa de manera rutinaria mientras que en otros por sus costos llega a ser menos accesible el uso de éste fármaco lo cual es una desventaja. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.