PERSONAL Y EQUIPAMIENTO PARA EL TRANSPORTE DEL RECIÉN NACIDO CRÍTICO

AUTORA: VIOLETA ANAHI TAPIA OROZCO


Goldsmita G., et al. Personal y equipamiento para el transporte del recién nacido crítico. Argentina. 2012;110(4):304-310 / 304. Disponible en: https://www.sap.org.ar/docs/publicaciones/archivosarg/2012/v110n4a05.pdf


RESUMEN

El personal debe tener conocimientos específicos sobre el recién nacido crítico y estar
entrenado en reanimación y estabilización neonatal, y conocer el funcionamiento del
material de transporte. El equipo debe estar constituido por un pediatra, un diplomado en enfermería y un técnico sanitario (conductor). Debe de ser una ambulancia amplia, para poder efectuar maniobras de pie en la zona de trabajo, con suficientes tomas de oxígeno, aire, vacío, electricidad, respirador neonatal, armarios para el material, asientos seguros para el personal asistencial y espacio para la incubadora. También es posible el transporte aéreo (helicóptero o avión); éste debe utilizarse en el caso de traslados desde islas o para transporte de niños graves desde distancias importantes. Todo el material eléctrico debe poder estar alimentado por baterías que permitan suficiente autonomía el doble o el triple del tiempo calculado de transporte) y estar protegido contra interferencias electromagnéticas.
FACTORES DE RIESGO ASOCIADOS A DETERIORO CLÍNICO EN EL TRASLADO DE
RECIÉN NACIDOS ENFERMOS
Cuando un RN es derivado, el traslado puede interferir con diferentes aspectos de su
homeostasis, como la regulación térmica, la estabilidad metabólica e hidroelectrolítica y el estado cardiorrespiratorio, entre otros. La pérdida de la estabilidad o las complicaciones secundarias al traslado pueden generar mayor mortalidad y morbilidad en estos RN vulnerables. Para medir la repercusión del traslado sobre la estabilidad clínica del RN se empleó el puntaje o score TRIPS (Transport Risk Index of Physiology Stability), que se basa en cuatro componentes de estabilidad fisiológica de fácil registro: temperatura (de 0 a 8), tensión arterial (de 0 a 26), respuesta a estímulos (de 0 a 17) y estado respiratorio (de 0 a 14). El puntaje TRIPS es un instrumento que evalúa el proceso de transporte y la estabilidad del RN durante él; fue validado en una cohorte de 1723 RN de diferente edad gestacional y peso al nacer. El TRIPS fue clasificado en 4 categorías según el valor de medición (a mayor número, mayor gravedad del RN): puntaje bajo (0-10), puntaje moderado (11-20), puntaje alto (21-30) y muy elevado (> 30): las mediciones pretraslado y postraslado permitieron detectar cambios en el estado clínico durante la derivación, y el aumento durante el traslado se asoció con mayor mortalidad neonatal.

MATERIAL Y MÉTODOS
Se trata de un estudio analítico observacional de cohorte prospectiva. Se incluyeron todos los pacientes aceptados en la UCIN del Hospital Garrahan y trasladados desde diferentes instituciones desde el 01/07/09 hasta el 31/05/10. Se excluyeron los RN que ingresaron sin solicitud de derivación o por demanda espontánea desde la emergencia y aquellos con malformaciones o enfermedades incompatibles con la vida. Se recolectaron las siguientes variables de estudio: peso al nacer, edad gestacional (EG) al nacer, sexo, vía de parto, Apgar (al minuto y los 5 minutos), edad al momento del traslado (días de vida) y presencia de diagnóstico prenatal (definida como la presencia de malformación con o enfermedad congénita durante el embarazo). Adicionalmente se consignó para cada derivación: distancia del traslado en kilómetros según tres categorías ordinales (300 km), lugar de derivación, tipo de enfermedad (de acuerdo al sistema u órgano principal comprometido), gravedad del RN según el puntaje de riesgo SNAP II, uso de asistencia respiratoria y/o administración de inotrópicos durante el traslado, profesionales a cargo del traslado. La selección de estas variables se relacionó con la presunción de que los niños más inmaduros y graves, y/o la mayor distancia (con mayor duración del traslado) podrían ser factores predisponentes para el deterioro.
RESULTADOS
Ingresaron al estudio 160 pacientes trasladados que cumplieron con los criterios de elegibilidad. En todos los casos, los traslados se efectuaron por vía terrestre y en el 85%
el paciente fue asistido por un médico neonatólogo durante esta etapa. El valor del TRIPS
pretraslado fue, en promedio, 17 ± 14 (mediana 20, cuartilo 25-75: 1-31). El valor de TRIPS postraslado fue de 21 ± 15 (mediana 21, cuartilo 25-75: 6-32). En la población de estudio, el riesgo según TRIPS pretraslado se distribuyó de la siguiente manera: 62 RN (39%) con puntaje bajo (0-10), 25 RN (16%) con puntaje moderado (11-20), 11 RN (7%) con puntaje alto (21-30) y 62 RN (39%) con valor muy elevado (>30). De los 160 pacientes que ingresaron al estudio fallecieron 28 (17,5%), 12 de ellos antes del 7° día de ingreso. La mortalidad fue mayor en el grupo con DC (24%) respecto del sin DC (9%) (OR 3,34; IC 95% 1,27-8,78) y esta asociación se mantuvo luego de considerar la gravedad del RN (ORA 3; IC 95% 1,2-8,3); la relación con la muerte antes del 7º día de ingreso no alcanzó significación estadística (OR 4,1; IC 95% 0,9-19).
DISCUSIÓN
Observamos que los RN que requirieron traslado para acceder a nuestra unidad, sufrieron con frecuencia pérdida de la estabilidad, y este deterioro fue independiente de las características del niño y el tipo o gravedad de la enfermedad.

CONCLUSIONES
Los datos mostraron que un alto porcentaje de neonatos derivados sufren, en forma
independiente de su condición clínica, deterioro durante el traslado y que dicho deterioro ocasiona mayor riesgo de mortalidad posterior. Es necesario disponer de conocimientos y medios para la reanimación y la estabilización del recién nacido en el momento del parto y contar con un sistema de transporte neonatal especializado que permita trasladar a los pacientes con el mismo nivel de cuidados que recibiría en el hospital receptor sin que ponga en riesgo un deterioro de la salud del neonato, y asi disminuir la morbi – mortalidad neonatal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.