Sedación y analgesia en pacientes con asistencia ventilatoria mecánica en unidades de cuidados intensivos pediátricos de Argentina

AUTOR: MANUEL NICANOR GARCÍA VELA


Dr. Pedro Taffarela DGB, y DFJB, Meregallia. DC. Sedación y analgesia en pacientes con asistencia ventilatoria mecánica en unidades de cuidados intensivos pediátricos de Argentina. Arch Argent Pediatr 2018. 2018;116(2):e196.


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

O en el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA


RESUMEN

Introducción: Los niños en unidades de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) están expuestos a padecer dolor, estrés y ansiedad debido a su enfermedad, el tratamiento o el ambiente. La adecuada sedación y analgesia son fundamentales para su cuidado, especialmente, en aquellos que requieren asistencia ventilatoria mecánica (AVM).
Métodos: Estudio descriptivo, transversal, multicéntrico, realizado a través de encuestas enviadas por correo electrónico.
Resultados: Se encuestaron y respondieron 45 UCIP. El 18% (N= 8) utiliza un protocolo de sedo analgesia de seguimiento estricto, mientras que el 58% (N= 26) siguen un protocolo “tácito” producto de la automatización en la práctica. Las drogas más utilizadas son el midazolam para sedación y fentanilo para analgesia. El 31% (N= 14) de las UCIP monitorizan la sedación con escalas de evaluación (Ramsay modificada y/o Comfort). El 4% (N= 2) realizan la interrupción diaria de la sedación en forma programada. En pacientes de difícil sedación, la dexmedetomidina es la droga más utilizada como coadyuvante. El 73% (N= 33) de las unidades utilizan bloqueantes neuromusculares ante indicaciones precisas, y un monitoreo clínico. El 20% (N= 9) de las UCIP tienen un protocolo de destete para la sedo analgesia, la morfina y lorazepam son las drogas más frecuentemente utilizadas.
Conclusiones: Existe un bajo porcentaje de protocolización en la práctica habitual del manejo de la sedo analgesia en pacientes con Asistencia ventilatoria mecánica (AVM) en las UCIP encuestadas.
Evidencia actual sobre el problema del estudio:
M. Curley et al. (2015) realizaron un ensayo clínico aleatorizado en 2 grupos, retrospectivo (del 2009 al 2013), multicéntrico en 31 UCIP (con un total de 2449 niños), sobre la sedación protocolizada (en 17 UCIP) frente a la sedación habitual (en14 UCIP no protocolizadas) en pacientes pediátricos con ventilación mecánica por insuficiencia respiratoria aguda, con el objetivo de valorar el número de días en ventilación mecánica. Concluyeron que no hay diferencias entre ambos grupos en el tiempo que duro la ventilación mecánica.
K. Zimmerman et al (2017) publicaron un estudio de cohorte retrospectivo (de 1997 al 2012) sobre sedación, analgesia y relajación muscular durante la ventilación mecánica (de tipo convencional o de alta frecuencia) en neonatos prematuros, (en 348 unidades de cuidados intensivos neonatales, que incluyeron 85,911 neonatos) usando una base de datos multicéntrica obtenida de un sistema de salud electrónicos (Pediatrix Medical Group Data Warehouse). Concluyeron que la administración de sedantes, analgésicos y relajantes musculares es cada vez mayor siendo potencialmente dañinos para neonatos prematuros en ventilación mecánica; este aumento del uso de estos fármacos no se explica por la gravedad de la enfermedad en los neonatos prematuros.
Principales problemas relacionados al estudio: En el primer trabajo hubo limitación por el diseño aleatorio del trabajo; se incluyeron mas lactantes menores de 2 años y más lactantes con bronquiolitis. En el segundo trabajo, los datos obtenidos de un sistema de salud electrónicos no fueron sometidos al análisis de una base de datos de ensayos clínicos; los detalles de la dosis del fármaco administrado no se registraron durante este período de estudio.
Análisis final y conclusiones: Ambos estudios fueron observacionales, retrospectivos y multicéntricos. El uso de protocolos de sedación y analgesia en niños con ventilación mecánica evita complicaciones y enfoca como superarlas. En la actualidad, no existen pautas sobre el uso de relajación muscular en recién nacidos prematuros. En ambos estudios se demuestra la necesidad de la capacitación permanente de todo el personal encargado del manejo de los niños, con la aplicación respectiva de los protocolos de sedación y analgesia.

Puedes descargar el artículo  original completo en: SEDACIÓN Y ANALGESIA-2018 T

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.