Alteraciones urinarias en niños con primera infección urinaria e infección urinaria recurrente

AUTOR: Fernando Jimenez Guaicha 


CITA: Camacho Cruz J, Ramírez Torres M, Rojas Rojas D, Blanco Castro M. Alteraciones urinarias en niños con primera infección urinaria e infección urinaria recurrente. Revista Cubana de Pediatría. 2018; 90(2):252 – 261


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

Introducción: La infección del tracto urinario (ITU) es una de las infecciones más frecuentes en Pediatría, y representa cerca de un millón de consultas anuales a los servicios de urgencias en los Estados Unidos. Es reconocida como una causa de enfermedad aguda y crónica de gran morbilidad. En Colombia no existe suficiente información acerca de la prevalencia de ITU en pacientes pediátricos. Con frecuencia la ITU presenta anormalidades en el sedimento urinario. Por ejemplo, es reconocida como causa de hematuria hasta en 14 % de los casos, sin embargo es de destacarse que en población de niños hay reportes de hematuria macroscópica de 0,13 % y de hematuria microscópica hasta el 2 % de los casos.

Metodología: Se llevó a cabo un estudio descriptivo transversal, en pacientes entre 1 mes y 14 años de edad, que asistieron al servicio de urgencias pediátricas del Hospital de San José, en la ciudad de Bogotá, durante el periodo comprendido entre octubre de 2015 y julio de 2016. Fueron pacientes con diagnóstico de infección urinaria, confirmada por aislamiento de cualquier germen, con un urocultivo mayor a 100 000 unidades formadoras de colonias (UFC). En niños con control de esfínteres la recolección de la muestra se realizó por micción espontánea a la mitad del chorro, y en niños sin control de esfínteres, mediante cateterismo vesical. Se excluyeron los pacientes usuarios de sonda vesical (cateterismo vesical intermitente) o vesicostomía, diagnóstico de insuficiencia renal crónica (IRC), trauma genitourinario y diagnóstico de HTA.

Resultados: se diagnosticaron 125 pacientes con infección del tracto urinario, la mediana de edad fue de 2,75 años, más frecuente en mujeres (75,2 %) y la mayoría recibió tratamiento intrahospitalario (58,4 %). Se observó que en el grupo de infección del tracto urinario recurrente fue más frecuente el hallazgo de hematuria, que en la infección del tracto urinario primer episodio (21,9 vs. 11,8 %), al igual que las malformaciones renales (32,0 vs. 14,5 %). En la tensión arterial no se observaron grandes diferencias entre los grupos, con una frecuencia de tensión arterial elevada en hospitalizados de 19,6 % para primer episodio, y 18,2 % en recurrentes. La presencia anormal de proteínas en orina fue de 35,4 % en el grupo de infección del tracto urinario primer episodio.

Discusión-Conclusión: Este estudio mostró una alta frecuencia de hematuria, proteínas en orina y tensión arterial elevada, en una cohorte de pacientes con ITU diagnosticada en el servicio de urgencias de un hospital de tercer nivel de la ciudad de Bogotá. Se concluye que este estudio muestra que los hallazgos de hematuria, anomalías ecográficas renales y tensión arterial elevada en pacientes con ITU, son frecuentes. Hay una frecuencia alta e inusual de hipertensos, en especial, en los pacientes con primer episodio (posiblemente por falsos positivos). Existe una limitación para concluir sobre la presencia de proteínas en la orina en pacientes con ITU, por la forma en que se midió esta variable. Se debe insistir que todos los episodios de infección urinaria, y no solo las formas recurrentes, deben permanecer en seguimiento ambulatorio del sedimento urinario y la tensión arterial, para garantizar que estos se normalicen, y así detectar cuáles presentan secuelas renales que requieran intervención temprana.

Comentarios:

Evidencia actual sobre el problema del estudio

  • Pinzón M, Zúñiga L, Saavedra J (2018): El diagnóstico definitivo confirmatorio se realiza mediante cultivo de orina. El conocimiento sobre los factores de riesgo, junto con ciertas consideraciones de valoración clínica y epidemiologia, son esenciales para encaminar las estrategias preventivas de las infecciones urinarias.
  • Lombardo-Aburto E. (2018):El uso de tiras reactivas para el diagnóstico rápido de IVU es de gran utilidad. En su interpretación se debe atender fundamentalmente a la esterasa leucocitaria y al test de nitritos. La esterasa leucocitaria es liberada por los leucocitos, siendo por lo tanto dato indirecto de inflamación en las vías urinarias, aunque no necesariamente de origen infeccioso. El test de nitritos se basa en la capacidad de las bacterias de reducir los nitratos a nitritos.

Principales problemas relacionados al estudio

No existió conflicto en la búsqueda de este tema.

Análisis final y conclusiones 

Las ITU son un problema frecuente, según la Academia Americana de Pediatría, la prevalencia en Pediatría es de aproximadamente el 5 %. En los primeros 6 meses de vida es más frecuente en varones, y luego predomina en mujeres, con una relación de 10 a 1.

PUEDE DESCARGAR EL ARTICULO AQUÍ:CAMACHO CRUZ

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.