ANEURISMAS CORONARIOS GIGANTES EN LACTANTES CON ENFERMEDAD DE KAWASAKI

Autora: Dra. Ilsy Jeanneth Córdova Citalan 


Sánchez A, et al. Aneurismas coronarios gigantes en lactantes con enfermedad de Kawasaki. Anales de Pediatría. 2017. 87(2):63-124.  DOI: 10.1016/j.anpedi.2016.07.004


Introducción:

La enfermedad de Kawasaki (EK) es una vasculitis aguda de causa desconocida, predominante en el sexo masculino. Los efectos de la enfermedad a largo plazo dependen de la existencia de lesiones coronarias —aneurismas—, siendo el pronóstico de los pacientes con aneurismas gigantes sombrío, ya que en su evolución natural pueden presentar trombosis coronaria o lesiones obstructivas severas.

Métodos:

Se realizó un análisis descriptivo de pacientes ingresados en el Servicio de Cardiología Pediátrica del Hospital Universitario La Fe (Valencia) por EK con afectación coronaria.

Resultados:

En todos los casos se objetivó la afectación de más de una arteria. El diagnóstico se instauró precozmente en solo 2 casos, a pesar de ello, ningún paciente presentó deterioro grave de la función ventricular durante la fase aguda. El tratamiento incluyó gammaglobulina por vía intravenosa y ácido acetilsalicílico en dosis antiinflamatorias durante la fase aguda. En los casos de trombosis coronaria se asociaron doble antiagregación y corticoides. Las lesiones aneurismáticas silentes persisten hasta el momento actual.

Conclusiones:

La Enfermedad de Kawasaki es la causa más común de enfermedad cardiaca adquirida en niños. El retraso en el diagnóstico se asocia a mayor frecuencia de lesiones coronarias, que podrían incrementar el riesgo de eventos cardiovasculares en la edad adulta, precisando este subgrupo un seguimiento clínico estrecho con control de los factores de riesgo cardiovascular a largo plazo.

Evidencia  sobre el problema:

Garrido Garcia A, et al. 2018 realizaron un estudio Manifestaciones cardiacas en la etapa aguda de la enfermedad de Kawasaki en un hospital pediátrico de tercer nivel en la Ciudad de México, concluyendo que En 32 casos se diagnosticó aneurismas gigantes (zscore ≥ 10 o ≥ 8 mm) en la etapa aguda de la enfermedad. En los casos de aneurismas gigantes, en 17 pacientes las lesiones afectaron tanto la coronaria izquierda como la derecha; en 12 casos se afectó únicamente la coronaria izquierda y en solo 3 casos la coronaria derecha fue la única En 32 casos se diagnosticó aneurismas gigantes (zscore ≥ 10 o ≥ 8 mm) en la etapa aguda de la enfermedad (fig. 1). En los casos de aneurismas gigantes, en 17 pacientes las lesiones afectaron tanto la coronaria izquierda como la derecha; en 12 casos se afectó únicamente la coronaria izquierda y en solo 3 casos la coronaria derecha fue la única. 

La enfermedad de Kawasaki representa la cardiopatía adquirida más frecuente en países desarrollados y en México cada vez existen más casos diagnosticados.

Rodríguez H, et al. 2001.   Realizaron un estudio sobre la Enfermedad de Kawasaki   y hallazgos de aneurismas, los autores revisaron diez pacientes con enfermedad de Kawasaki, siendo la edad promedio de 5 años, predominó el sexo masculino, se realizó ecocardiograma en ocho casos, hubo  afección coronaria en tres, uno mostró aneurismas en coronaria derecha de 7 mm e izquierda de 4 mm; otro, aneurisma de coronaria izquierda de 6 mm y derecha de 3 mm; el último mostró dilatación de 4 mm de la arteria coronaria izquierda. Tres pacientes tuvieron pericarditis, uno de ellos con ligero derrame pericárdico, dos con miocarditis e insuficiencia cardiaca congestiva. En los casos con afección coronaria detectada por ecocardiografía se realizó gammagrama de perfusión miocárdica y la coronariografía mostró las alteraciones respectivas. Hubo seguimiento ecocardiográfico en ocho casos, en uno de ellos persistieron los aneurismas, aunque de menor tamaño. Todos recibieron ácido acetilsalicílico y cinco gammaglobulinas intravenosas.

No se conocen las causas de la EK. Se ha sugerido una etiología infecciosa en virtud de las características clínicas y epidemiológicas del padecimiento, como fiebre, inyección conjuntival, afección mucocutánea, exantema y adenitis; así como por la distribución de edad, los picos estacionales en invierno y primavera y la presencia de brotes epidémicos superpuestos sobre los casos endémicos. Sin embargo, no se ha identificado un agente causal. No existen estudios que confirmen la enfermedad de Kawasaki. El diagnóstico se basa en la presencia de fiebre y cuatro de otros cinco criterios principales. Todos los criterios diagnósticos, excepto la linfadenopatía cervical, se observan en más del 90% de los pacientes.

Análisis Final y Conclusiones:

La enfermedad de Kawasaki es una vasculitis sistémica aguda, descrita por primera vez en 1970 por Tomisaku Kawasaki, actualmente se conocen casos a nivel mundial, incidencia en un 80 a 85% en menores de 5 años, el género  masculino es el más afectado, la etiología continua siendo desconocida. Afecta principalmente a las arterias de calibre mediano, las arterias coronarias son las más afectadas. Cuadro clínico característico  de la enfermedad de Kawasaki, presencia de fiebre, conjuntivitis no supurativa bilateral, eritema de labios y de la mucosa oral, alteraciones en las extremidades, exantema y adenopatía cervical.  El curso de la enfermedad  se puede dividir en  3 fases: AGUDO 1-2 semanas, sub-AGUDO  hasta 4 semanas, Convalecencia hasta 6 a 8 semanas. La complicación cardiaca más importante es el desarrollo de lesiones coronarias en un 15-25%.  Los aneurismas coronarios gigantes afecta tanto a la coronaria izquierda como  a la derecha y tienden a persistir  Respecto al tratamiento el objetivo principal es disminuir la inflamación del miocardio y de la pared de las arterias coronarias.

La enfermedad de Kawasaki es  una enfermedad subdiagnosticada por lo que se requiere de mayor investigación.

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.