ASINCRONÍA PACIENTE – VENTILADOR DURANTE LA VENTILACIÓN MECÁNICA CONVENCIONAL EN NIÑOS

AUTOR: Fernando Jimenez Guaicha 


CITA: Mortamet, G., Larouche, A., Ducharme-Crevier, L. et al. Patient–ventilator asynchrony during conventional mechanical ventilation in children. Ann. Intensive Care 7, 122 (2017) Doi:10.1186/s13613-017-0344-8


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

INTRODUCCIÓN: Mantener el propio esfuerzo de respiración espontánea del paciente durante la ventilación es clave. La ventilación asistida (o activada por el paciente) puede mejorar el ajuste de la perfusión de ventilación y evitar el desarrollo de disfunción diafragmática inducida por el ventilador. A medida que el paciente contribuye a la ventilación, es esencial una buena interacción entre el paciente y el ventilador. Los niños tienen frecuencias respiratorias más altas, volúmenes de marea más pequeños y esfuerzos inspiratorios más débiles en comparación con los adultos, y la sincronización paciente-ventilador es difícil de lograr en pacientes pediátricos. Esto puede conducir a un desajuste entre el paciente y el ventilador, definido como una asincronía paciente-ventilador (PVA).

MÉTODOS:Este estudio observacional prospectivo se realizó en la UCIP de CHU Sainte-Justine, un hospital pediátrico afiliado a la universidad, desde agosto de 2010 hasta octubre de 2012. El protocolo de estudio fue aprobado por el comité de ética de CHU Sainte-Justine. Se obtuvo el consentimiento informado por escrito de los padres o del tutor legal.

Resultado:Cincuenta y dos pacientes (edad media 6 meses) fueron incluidos en el análisis. Dieciocho pacientes tenían un impulso ventilatorio muy bajo (es decir, Edi pico <2 µV en promedio), lo que impedía el cálculo de la asincronía paciente-ventilador. Los niños pasaron el 27% (intercuartil 22–39%) del tiempo en conflicto con el ventilador. Los errores de ciclo y los retrasos en los disparadores contribuyeron a la mayor parte de este tiempo asincrónico. El algoritmo automático proporcionó un índice NeuroSync del 45%, confirmando la alta prevalencia de asincronía. No se observó asociación entre la gravedad de la asincronía y los días sin ventilador en el día 28 o cualquier otro resultado clínico secundario, pero la proporción de niños con buena sincronía fue muy baja.

Discusión – Conclusión: La interacción paciente-ventilador es pobre en los niños con el apoyo de la ventilación convencional, con una alta frecuencia de impulsión ventilatoria deprimida y una gran proporción de tiempo en asincronía.

Comentarios:

Evidencia actual sobre el problema del estudio

  • Mortamet G. (2017).- El objetivo de este estudio fue analizar la validez de un método automático para cuantificar la asincronía paciente-ventilador en los niños críticamente enfermos, comparándolo con el análisis manual. Obtuvo la conclusión de que el índice NeuroSync (un índice estandarizado y automático), se correlaciona adecuadamente con el análisis manual clásico conllevando menor riesgo de sesgo y requiriendo menor carga de trabajo del investigador en los niños con ventilación mecánica.
  • Emeriaud G. (2017), realiza un estudio observacional, prospectivo, de cohorte, con el objetivo de evaluar el impacto de la asincronía paciente-ventilador en la duración de la ventilación mecánica en niños con falla respiratoria aguda. Sin embargo, no se encuentran publicados los resultados acerca de los días libres de ventilación mecánica, el impacto en la escala de Comfort, la duración de la estancia en la UCIP, y la mortalidad pediátrica en la UCIP.
  • Blokpoel RG. (2016),realiza un estudio observacional prospectivo con el objetivo de describir la frecuencia y el tipo de asincronía paciente-ventilador en niños bajo ventilación mecánica analizando el flujo y las presiones del ventilador. Se analizaron en total 57,651 respiraciones, la asincronía ocurrió en 19,175 de ellas (33%). El tipo de asincronía más frecuentemente observada fue un trigger ineficaz (68%).

Principales problemas relacionados al estudio

Dieciocho pacientes tenían un impulso ventilatorio muy bajo, lo que impedía el cálculo de la asincronía paciente-ventilador.

Análisis final y conclusiones            

El beneficio clínico de las estrategias para mejorar las interacciones paciente-ventilador debe evaluarse en la atención crítica pediátrica.

PUEDE DESCARGAR LOS ARCHIVOS EN: mortamet2017

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.