CAFEÍNA VERSUS TEOFILINA PARA LA APNEA EN NEONATOS PREMATURO

AUTORA: MARIA DE LA CRUZ CASTRO PAREDES


Smart H, et al. Cafeína versus teofilina para la apnea en neonatos prematuros. Cochrane
database of systematic reviews (Online). 2010.20;(1). DOI: 10.1002/14651858.CD000273


RESUMEN
INTRODUCCÍON: La apnea recurrente es frecuente en los niños prematuros, particularmente a edades gestacionales muy tempranas. Estos episodios de pérdida de respiración efectiva pueden conducir a cuadros de hipoxemia y bradicardia, que pueden ser lo suficientemente severos como para necesitar resucitación y el uso de ventilación de presión positiva. Se han utilizado dos compuestos de metilxantina (cafeína y teofilina) para estimular la respiración y prevenir de esta manera la apnea y sus consecuencias.
MÉTODO: Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group). Base de Datos de Oxford de Ensayos Clínicos Perinatales (Oxford Database of Perinatal Trials); Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (The Cochrane Library, número 3, 2002); MEDLINE (1966 – octubre 2002); y EMBASE Drugs and Pharmacology (1990 – octubre 2002), en revisiones anteriores, con inclusión de las referencias cruzadas. Ensayos aleatorios y cuasialeatorios que comparen cafeína y teofilina para tratar la apnea en neonatos prematuros.
RESULTADOS: Se incluyeron tres ensayos con un total de 66 neonatos. La calidad de estos ensayos pequeños fue de moderada a buena. No se encontraron diferencias entre la cafeína y la teofilina en las tasas de fracaso (reducción menor al 50% en apnea/bradicardia) después de uno a tres días de tratamiento (resultados basados en dos estudios) o después de cinco a siete días de tratamiento (resultados basados en un estudio). Los neonatos en tratamiento con cafeína mostraron una tasa mayor de apnea después de uno a tres días el tratamiento en comparación con los que recibían teofilina (diferencia de medias ponderada 0,40 episodios por 100 minutos, intervalo de confianza del 95%: 0,33 a 0,46; tres estudios). Sin embargo, no se encontraron diferencias entre la
cafeína y la teofilina en la tasa de apnea después de cinco a siete días de tratamiento (dos estudios).
DISCUSIÓN – CONCLUSIÓN: La cafeína parece tener efectos a corto plazo sobre la apnea/bradicardia similares a los de la teofilina, aunque la cafeína tiene ciertas ventajas terapéuticas sobre la teofilina. Debe evaluarse en ensayos clínicos aleatorios la posibilidad de que las dosis más altas de cafeína puedan ser más efectivas en neonatos bajo condiciones de extrema prematurez.

COMENTARIO 
EVIDENCIA ACTUAL SOBRE EL PROBLEMA DE ESTUDIO: La cafeína parece tener efectos a corto plazo sobre la apnea/bradicardia similares a los de la teofilina, aunque la cafeína tiene ciertas ventajas terapéuticas sobre la teofilina. Debe evaluarse en ensayos clínicos aleatorios la posibilidad de que las dosis más altas de cafeína puedan ser más efectivas en neonatos bajo condiciones de extrema prematurez.
Según un estudio dirigido por investigadores de la Universidad McMaster en Hamilton (Canadá) que se publica en "The New England Journal of Medicine".

Los investigadores estudiaron a más de 2.000 recién nacidos prematuros que fueron tratados con cafeína o con placebo. Los resultados muestran que los niños que recibieron cafeína eran menos propensos a desarrollar parálisis cerebral y retraso cognitivo.
De todos los fármacos que se utilizan en las unidades de cuidados intensivos neonatales, la cafeína es el primero que ha mostrado reducir la discapacidad a largo plazo en los niños muy prematuros, señala la Dra. Schmidt. La cafeína redujo las tasas de parálisis cerebral y retraso cognitivo, pero no mostró ningún efecto sobre las tasas de mortalidad, ceguera bilateral y pérdida grave de audición.

PRINCIPALES PROBLEMAS RELACIONADOS AL ESTUDIO:
Las investigadoras Rosario Pásaro Dionisio y Susana P. Gaytán explican que las metilxantinas son una de las medicaciones más prescritas en los bebés prematuros y que su administración a niños con dificultades respiratorias es una terapia muy frecuente en las unidades de neonatología. Sin embargo, las revisiones sistemáticas disponibles ponen de manifiesto que su uso está basado en estudios “a corto plazo”, faltando estudios más amplios que se planteen los beneficios y riesgos a largo plazo.
ANÁLISIS FINAL Y CONCLUSIONES
El citrato de cafeína es eficaz y seguro tanto en la profilaxis y tratamiento de la apnea de la prematuridad, como para prevenir el fracaso de la extubación, reduciendo la necesidad de reintubación en un 50%, especialmente con dosis altas. Considero que sus efectos pueden ser más beneficiosos en comparación con los efectos de la teofilina teniendo una prevalencia mayor en su uso.

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.