Características clínicas y epidemiológicas de las neumonías adquiridas en la comunidad por Mycoplasma pneumoniae en una población española

AUTOR: DR. REMIGIO FLOR TREJO


CITA: Aguilera D. et, al. Características clínicas y epidemiológicas de las neumonías adquiridas en la comunidad por Mycoplasma pneumoniae en una población española. Anales de Pediatría. 2019. 91 (1). 21-29 DOI:10.1016/j.anpedi.2018.07.016


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

Introducción y objetivos:

Mycoplasma pneumoniae (MP) es uno de los agentes etiológicos más comunes de las neumonías adquiridas en la comunidad (NAC) en niños. Objetivo: describir las características clínicas y epidemiológicas, tratamiento y evolución de los pacientes con NAC por MP (NACM) en un hospital terciario de Valencia, España.

Método:

Se revisaron retrospectivamente las historias clínicas de los niños<14 años con NACM entre enero de 2010 y diciembre de 2015. Los pacientes con evidencia radiológica de neumonía y confirmación microbiológica de MP (PCR de exudado nasofaríngeo y/o anticuerpos IgM específicos frente a MP) se consideraron NACM.

Resultados:

Un total de 162 pacientes se diagnosticaron de NACM; mediana de edad de 6 años (rango intercuartílico: 4-9 años). La proporción de pruebas positivas para MP en pacientes con NAC, así como el uso empírico de macrólidos, aumentó progresivamente con la edad. Hubo un pico de casos en 2011 y en 2015, con un máximo de casos en julio, agosto, noviembre y diciembre. El patrón radiológico más frecuente fue el infiltrado segmentario (62,3%), mientras que 22 (13,6%) presentaron derrame pleural. Los niños con NACM desarrollaron una clínica leve, con poca elevación de parámetros inflamatorios. Se inició tratamiento empírico con un macrólido en el 68,5% de los casos. La necesidad de ingreso hospitalario fue inversamente proporcional a la edad del paciente.

Discusión-conclusiones:

Según este estudio, los niños con NAC de mayor edad tuvieron la mayor proporción de infección por MP, siendo poco sintomáticos y con escasa elevación de parámetros inflamatorios, pudiéndose beneficiar del tratamiento empírico con macrólidos.

Evidencia actual sobre el problema de estudio:

  • Sigüenza T et al. (2016) realizaron un estudio transversal sobre neumonía adquirida en la comunidad en niños y concluyeron, que la neumonía en edad pediátrica reviste una gran importancia por los ingresos hospitalarios que genera a más de largas estancias hospitalarias, con mayor afectación del sexo masculino. La neumonía continúa siendo un problema prevalente en la población infantil estudiada.
  • Rodríguez JM et al. (2016) realizaron un estudio sobre la caracterización de la neumonía adquirida grave de la comunidad y concluyeron que los pacientes en su totalidad evolucionan de forma favorable con los esquemas de antibióticos utilizados, siendo la penicilina cristalina el antibiótico de mayor utilización, seguido de la cefotaxima y cefuroxima, además concluyeron que las neumonías graves adquiridas en la comunidad se complican en más de la mitad de los pacientes.

Principales problemas relacionados con el estudio:

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Análisis final y conclusiones:

  • La neumonía de la comunidad provoca aproximadamente 19 % de todas las defunciones entre los niños menores de 5 años, y más del 70 % de esas muertes se producen en el África subsahariana y en Asia suroriental.
  • La presentación clínica de la neumonía adquirida en la comunidad puede variar con la edad, el agente causal y la extensión de la enfermedad. En cualquier caso, las manifestaciones clínicas son diversas y podrían ocasionalmente estar ausentes, principalmente en neonatos y lactantes menores y en pacientes con neumonía no grave. Los niños con neumonía adquirida en la comunidad pueden presentar fiebre, taquipnea, disnea o dificultad respiratoria, tos, sibilancias y/o dolor torácico. Ocasionalmente se acompañan de dolor abdominal y/o vómitos, y cefalea.

  Puede descargar el artículo  original completo en:  

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.