Características de la sepsis neonatal en una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de atención privada


Cita: Margarito Marín-Romero, José Iglesias-Leboreiro, Isabel Bernárdez-Zapata, Mario Enrique Rendón-Macías. Características de la sepsis neonatal en una unidad de cuidados intensivos de unidad privada. Rev Mex Pediatr 2015; 82(3); 93-97. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/pediat/sp-2015/sp153c.pdf


Introducción

La sepsis neonatal sigue siendo un problema importante en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), por su alta letalidad, la cual puede llegar a superar 30% en recién nacidos (RN) con peso menor a 1,500 g. En países desarrollados se estima una tasa de incidencia de 1 a 3 casos por cada mil nacidos vivos. En cambio, aun a pesar de los pocos estudios informados, en México la tasa es de 4 a 15.4 por cada mil nacidos vivos. Según el momento de inicio, la sepsis neonatal se ha clasificado en formas temprana y tardía; la primera cuando acontece dentro de las primeras 72 horas de nacimiento, y se asocia a infecciones verticales maternas o adquiridas durante el nacimiento.

La segunda se asocia con agentes infecciosos intrahospitalarios y se relaciona con el uso de líneas vasculares, ventilación asistida, procedimientos quirúrgicos y tratamientos antimicrobianos previos, entre otros factores. En la sepsis temprana, Streptococcus del Grupo B es el principal agente causal en países desarrollados, seguido de Escherichia coli. En México la frecuencia del primero es muy baja y es más común aislar Staphylococcus o enterobacterias. En la sepsis tardía, Staphylococcus aureus y estafilococos coagulasa negativos, seguidos de enterobacterias, son los agentes más frecuentemente aislados.

Es fundamental informar sobre el comportamiento de la sepsis neonatal y su etiología prevalente para poder mejorar la calidad de la atención perinatal. Por ello, en este estudio se informa de los casos de sepsis neonatal registrados durante un periodo de siete años en la UCIN de un hospital privado con atención de embarazos de bajo y de alto riesgo. 

Material y métodos

Se realizó un estudio retrospectivo, con base en el registro electrónico de los diagnósticos de egreso del Hospital Español de la Ciudad de México entre los años 2007 y 2013. Los criterios de inclusión fueron: diagnóstico de sepsis en cualquier momento de la hospitalización en la UCIN y sólo se incluyeron a pacientes nacidos en este hospital. En cada expediente se confirmó la presencia de cuando menos un evento de sepsis, de acuerdo con los criterios de los CDC. Los eventos de sepsis fueron clasificados como sepsis temprana o tardía según hayan iniciado antes o después de los siete días de vida extrauterina.

En cada evento de sepsis se buscó información sobre los hemocultivos tomados con fines de aislamiento antes del inicio de un esquema antimicrobiano. Se consideró como positivo a la presencia de cuando menos un agente aislado. Las muestras para hemocultivo fueron procesadas a través del instrumento BACTEC, con siembras en medios de gelosa sangre y McConkey, o resiembras en medios especiales, según los microbios aislados.

La edad gestacional se registró en semanas (SEG) al nacimiento y se formaron subgrupos: ≤ 29, 30 a 33, 34 a 36 y ≥ 37 SEG o más.

 Resultados

En total, se documentaron 712 episodios de sepsis. La mayoría de ellos, 650 (91.3%) fueron considerados como sepsis temprana y sólo 62 (8.7%) como sepsis tardía. La distribución de los grupos según su edad gestacional fue muy variada, por lo que se analizó la proporción de sepsis temprana y tardía por subgrupos. En el cuadro 1 se muestra que la proporción de sepsis temprana fue mayor en relación directa con la edad gestacional, alcanzando 94.7% en los RN a término y 80.5% en los RN de pretérmino más extremos (23 a 29 SEG). Esta tendencia fue estadísticamente significativa (p < 0.001). De igual manera, la proporción de sepsis tardía fue más frecuente en este subgrupo de menor edad gestacional. La frecuencia de hemocultivos positivos fue de 4.3% (31/712), siendo mayor la probabilidad de aislamientos en los 19/62 casos de sepsis tardía (30.6%), contra los 12/650 casos de sepsis temprana (1.8%), con diferencia significativa (p < 0.001) que fue más evidente en el sub grupo de 30 a 33 SEG con 1/172 versus 9/20, p < 0.001; seguido del subgrupo de 35 a 36 SEG con 2/238 versus /17, p < 0.001; y de los RN a término con 6/178 versus 3/10, p = 0.001. El subgrupo con menor diferencia en asilamientos según el tiempo de inicio de la sepsis fue el de RN de pretérminos extremos con 3/62 versus 4/15, p = 0.03 (Cuadro 2). La mayoría de los agentes patógenos aislados fue-ron bacterias Gram-positivas 23/31 (74.1%), seguidas de Gram-negativas 5/31 (16.1%) y hongos 3/31 (9.6%). De las primeras predominaron Staphylococcus sp, y de las segundas las enterobacterias (Cuadro 3). Por el escaso número de aislamientos no fue posible establecer alguna diferencia por edades gestacionales, aunque se observó una tendencia de más infecciones por bacterias Gramnegativas y por hongos en los más prematuros.

Discusión-conclusión

La frecuencia de aislamientos en este estudio fue baja, más aún en las formas de sepsis neonatal temprana. Los agentes patógenos más frecuentes en los casos de sepsis temprana fueron Staphylococcus sp. y algunas enterobacterias, mientras que en los casos de sepsis tardía se aislaron con mayor frecuencia Staphylococcus coagulasa-negativos. La mayor frecuencia de aislamientos se observó en los neonatos más prematuros.

Evidencia actual sobre el problema del estudio

La sepsis neonatal ya sea temprana o tardía tiene un alto porcentaje de mortalidad en las unidades de cuidados intensivos, en México los principales agentes causal de sepsis son estafilococos y enterobacterias, en hospitales de gobierno la toma de hemocultivos se ve rezagada ante la utilización de antimicrobianos de forma empírica, a diferencia de hospitales privados, donde el hemocultivo antes de iniciar tratamiento antimicrobiano es posible debido a la mayor cantidad de recursos.

 

 Principales problemas relacionados al estudio

Dentro de los principales problemas al realizar el estudio destaca la dificultad para corroborar la existencia de la sepsis, ya sea temprana o tardía, ya que no todos los hospitales llevan a cabo toma de hemocultivos, aunque la clínica sea sugestiva de sepsis o incluso si se tiene hemocultivo los resultados clasificados como positivos tiene un porcentaje muy bajo de aparición

Análisis final y conclusiones

Haciendo una comparación entre este estudio y mi experiencia laboral en el área de UCIN, en la cual me desempeño actualmente puedo concluir que a diferencia de este estudio en mi unidad hospitalaria prevalece la sepsis temprana sin relación proporcional a las semanas de gestación, teniendo mas peso el nivel socio- económico de la madre (por condiciones de higiene y salud prenatal) que la edad gestacional.

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.