Shock Séptico Refractario en Niños: Una Definición de la Sociedad Europea de Cuidados Intensivos Pediátricos y Neonatales (ESPNIC).

Autores: Grupo de Trabajo de la Definición de Shock Séptico Refractario de la sección Sepsis e Infección Sistémica Inflamatoria de la ESPNIC.

Link http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs00134-016-4574-2.

Propósito
Aunque la mortalidad global shock séptico pediátrico está disminuyendo, el shock séptico refractario (RSS) está todavía asociado a una elevada mortalidad. Se necesita urgentemente una definición para RSS para facilitar la identificación y el tratamiento temprano. Nuestro objetivo es establecer una definición de expertos ESPNIC de RSS pediátrico.

Introducción
Recientemente, fueron revisadas las definiciones de sepsis y el shock séptico en adultos. El objetivo de la definición Sepsis-3 era ayudar al clínico en la detección de pacientes con shock séptico y tratarlos de acuerdo con su riesgo de muerte. La escala SOFA tiene un lugar destacado en esta definición, pero no está ni adaptado ni validado en pacientes pediátricos. El curso clínico de shock séptico es afectado por la edad y el estado inmunológico del paciente, la virulencia del patógeno, y la adaptación hemodinámica a la insuficiencia circulatoria. La Logística Pediátrica en Disfunción Orgánica (PELOD) es un score pediátrico de disfunción orgánica validada en la clasificación de gravedad de pacientes con sepsis. Sin embargo, de forma similar al SOFA, no tiene impacto en el manejo del paciente a la cabecera.

La Campaña Sobrevivir a la Sepsis y la recomendaciones del Colegio Americano de Medicina de Cuidados Críticos (ACCM) para el soporte hemodinámico en los recién nacidos y niños siguen siendo los estándares de atención más reconocidos. El subgrupo de pacientes que no responden a la resucitación estándar a menudo es etiquetados como “Shock Séptico Refractario” (RSS). RSS se caracteriza por insuficiencia circulatoria por miocardiopatía séptico con o sin vasoplejía.

La sección Sepsis e Infección Sistémica Inflamatoria de la Sociedad Europea de Cuidados Intensivos Pediátricos y Neonatales (ESPNIC) designa un grupo de trabajo para definir RSS pediátrico.

Métodos
Hemos llevado a cabo un estudio de dos rondas Delphi seguido de un estudio retrospectivo multicéntrico observacional. Ciento catorce intensivistas pediátricos responden a una encuesta clínica basada en el caso de dos rondas Delphi, la identificación de artículos clínicos compatibles con RSS. El análisis multivariado de estos artículos en un desarrollo de cohorte simple centrado (70 pacientes, 30% de mortalidad) facilitó el desarrollo de las definiciones RSS en virtud de una puntuación de gravedad a la cabecera o calculada por computadora. Ambos resultados fueron probados en una cohorte de validación.

Proyecto de la Definición
Los médicos miembros de la ESPNIC que representan a 27 países y 75 UCIP responde a la primera ronda del estudio Delphi, condensando en una definición mínima (acidosis láctica con la dependencia vaso-inotrópico y la disfunción miocárdica) con fallos orgánicos adicionales grados A o B [insuficiencia hepática, síndrome de distrés respiratorio agudo severo (SDRA) con la definición de Berlín o el fracaso para lograr terapia de reemplazo renal continua efectiva (CRRT)]. La dependencia vaso-inotrópico se evaluó con el uso de la escala de puntuación de vaso-inotrópica [VIS = (epinefrina + norepinefrina en mcg/kg min) x 100 + (dobutamina + dopamina en mcg/kg min) + (vasopresina en mcg/kg min) × 10.000 + (milrinona en mcg/kg min) x 20]. En la segunda ronda del estudio Delphi validaron seis elementos determinados en la primera ronda tan importante con una calificación A o B para el diagnóstico de RSS. El proyecto de definición de RSS fue la asociación de: (1) lactato en sangre> 8 mmol/L o un aumento de lactato 1 mmol/L después de 6 h de la reanimación, (2) la dependencia vaso-inotrópico (VIS> 200 mcg/kg min) y (3) la disfunción miocárdica, definida por paro cardíaco sensible a reanimación en UCIP o ecografía cardíaca con fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI) <25% o un índice cardíaco <2,2 L/min m2.

Resultados
Desde el proceso de Delphi, el proyecto de definición incluyo; evidencia de disfunción miocárdica y elevación de lactato en sangre a pesar del tratamiento con altas dosis de vasopresores. La evaluación del desarrollo de la población, cada elemento se asoció independientemente con la necesidad de soporte vital extracorpóreo (ECLS) o la muerte. Resultados a la cabecera y las puntuaciones computadas en shock séptico tenían alta capacidad de discriminación en contra de la necesidad de ECLS o muerte. RSS definido por una puntuación de a la cabecera igual o mayor que 2 y una puntuación calculada por computadora igual o mayor que 3,5 se asoció con un aumento significativo en la mortalidad.

Conclusiones
Se define shock séptico refractario en niños como la asociación de lactato en sangre elevado con altas dosis de vaso-inotrópicos asociados con disfunción miocárdica. Esta definición se basa en dos puntuaciones shock séptico que muestran una excelente capacidad de discriminación en una población de validación multicéntrica. La escala de puntuación de RSS computarizada es una herramienta poderosa y potencialmente útil para comparar los pacientes en los futuros estudios multicéntricos aleatorizados de intervención en el shock séptico. Esta definición ESPNIC de RSS identifica con precisión los niños con la forma más severa de shock séptico.

DISCUSIÓN
El objetivo del presente estudio fue determinar scores y parámetros de referencia que permitieran validar una definición coherente y actualizada del Shock Séptico Refractario en pediatría bajo la opinión de expertos, respondiendo a la necesidad de diferenciar estos pacientes de las recientes definiciones de sepsis en adultos las cuales no se adaptan a este grupo etario, basándose en los resultados de estudios observacionales multicéntricos retrospectivos y encuestas aplicadas en casos complejos de pacientes sépticos.

Lograron establecer dos scores para shock séptico (SSS), la Escala de Shock Séptico a la Cabecera (BSSS) y la Escala de Shock Séptico Computarizada (CSSS). La escala a la cabecera con una puntuación de ≥2 y la computarizada con una puntuación ≥3.5 definen RSS con una mortalidad superior a 55%. Cada una tiene su propia utilidad, por ejemplo, el BSSS es una herramienta potencialmente útil para estratificar la gravedad y la evaluación del riesgo de muerte inminente, mientras que la CSSS es una herramienta epidemiológica potencialmente poderosa.

Los puntos más importantes de este estudio en mi opinión es el haber determinado los parámetros que permiten delinear la nueva definición de RSS pediátrico “lactato elevado en sangre, las altas dosis de vaso-inotrópicos y la disfunción miocárdica dada por la depresión considerable de la FE”, ya estos elementos están asociados íntimamente con la evolución y pronósticos del cuadro, siendo por ejemplo la terapia vaso-inotrópica (simple o combinada) la primera línea de tratamiento ante el shock que no responde a volumen recomendada por todas las guías internacionales y el VIS está relacionado directamente con el pronóstico y la mortalidad de estos pacientes.

Se puede considerar que la investigación tiene limitaciones importantes, como el hecho de la recolección de datos retrospectiva lo cual no permite una validación total de los índices cotejados, o el hecho de utilizar dentro de la evaluación de los criterios definiciones que no corresponden completamente a las poblaciones pediátricas como el SDRA Berlín 2013, planteando la posible necesidad de ajustarlo según los últimos consensos publicados (PALICC 2015), y la ausencia hasta ahora de una herramienta fuerte y con evidencia comprobada para la identificación temprana de RSS pediátrico y comparación de pacientes como el SOFA o qSOFA, pudiéndose utilizar alternativamente el Índice de Mortalidad Pediátrica (PIM2) y el PELOD-2, pero no son específicos para la sepsis.

Sin embargo, a pesar de lo antes mencionado, considero que se ha hecho un avance muy importante en un tema que no se había abordado completamente hasta ahora y que será el inicio del desarrollo de nuevas recomendaciones orientadas al manejo de este cuadro que garantices mejores resultados para nuestros pacientes en las unidades criticas, estimulando a otras instituciones científicas del área de la pediatría a realizar investigaciones que complementen esta partiendo de los planteamientos de este grupo de especialistas expertos.

Exposición in-útero a B2-adrenérgico y riesgo de desórdenes del espectro Autista

Autores: Nicole B. Gidaya, PhD,a Brian K. Lee, PhD,a,b Igor Burstyn, PhD,a,b Yvonne Michael, PhD,a Craig J. Newschaffer, PhD,a,b Erik L. Mortensen, MScc

Cita: Gidaya NB, Lee BK, Burstyn I, et al. In utero Exposure to β-2-Adrenergic Receptor Agonist Drugs and Risk for Autism Spectrum Disorders. Pediatrics. 2016;137(2):e20151316

Original de: http://pediatrics.aappublications.org/content/pediatrics/137/2/1.11.full.pdf

Exposiciones prenatales farmacológicos han sido implicados como posibles factores de riesgo para los trastornos del espectro autista (TEA). En particular, las preocupaciones han expresado que la exposición a la terbutalina, un receptor adrenérgico β-2 (B2AR) fármaco agonista, que se utiliza como un antiasmático y se utiliza fuera de las indicaciones más tarde en el embarazo como un agente tocolítico,  pueden aumentar el riesgo de trastornos del neurodesarrollo en el feto. La prevalencia de la exposición al fármaco agonista B2AR durante el embarazo rango de 1,0% a 7,5% en Dinamarca y en todo Europa. Un estudio de la exposición en el útero B2AR fármaco agonista en una pequeña serie de parejas de gemelos dicigóticos sugiere un aumento del riesgo asociado con ASD. Un estudio de casos y controles de 291 casos y 284 controles encontró que la exposición durante más de
2 días durante el tercer trimestre se asoció con un mayor riesgo de TEA, aunque las estimaciones fueron imprecisas (odds ratio [OR] 6,0, 95% intervalo de confianza [IC] del 1,1-34,3).
No está claro si los efectos aparentes se deben a la confusión por indicación: si se trata de la exposición farmacológica o la condición que indica que aumenta el riesgo de TEA. De acción prolongada fármacos agonistas B2AR tales como salmeterol y formoterol se utilizan para reducir las exacerbaciones del asma y proporcionar el control del asma en adultos. Croen et al observaron que el diagnóstico materno de asma o alergias durante el segundo trimestre se asoció con el riesgo de ASD. Sin embargo, Lyall et al informaron de ninguna asociación de asma materna con ASD.
Existe alguna evidencia de mecanicista para apoyar el papel de B2AR en el desarrollo de los TEA. ß-2 adrenérgicos en el sistema de catecolaminas pues están involucrados en el desarrollo normal del sistema nervioso y la función tanto de los tejidos neurales y no neurales en adultos. El enfoque más común para el tratamiento del asma en Dinamarca es
inhalación de B2AR y la transferencia placentaria de los agonistas B2AR se ha demostrado en vitro y se indica en vivo incluso a fármacos agonistas B2AR inhalados utilizados durante el embarazo puede afectar al cerebro fetal mediante el cruce de la placenta, lo que resulta en la interrupción de cualquiera de replicación o la diferenciación de la desarrollar neuronas. Los mecanismos dentro de los receptores β-2-adrenérgicos maduros proteger contra sobreestimulación.

Sin embargo, los receptores fetales no tienen la capacidad de regular cualquier desequilibrio y pueden de hecho ser sintetizadas.

Primeras investigaciones ha demostrado que los fármacos agonistas administrados B2AR
a ratas embarazadas durante la gestación altera la replicación celular y la diferenciación neuronal, sinaptogénesis, y la expresión de las proteínas sinápticas implicadas en la neurotransmisión. ​​Aunque el apoyo estudios con animales la plausibilidad biológica de efectos adversos asociados con prenatal B2AR agonistas de la exposición al fármaco, los hallazgos no son específicos trimestre y sugieren que puede haber varios períodos críticos a lo largo del desarrollo temprano. Sin embargo, como el asma no controlada se ha asociado con malos resultados del nacimiento, generalmente se recomiendan las mujeres embarazadas para continuar la medicación para el asma. Dada la plausibilidad biológica y la poca información de los riesgos de la exposición prenatal farmacológicos, se realizó un estudio de casos y controles de base poblacional para estimar las asociaciones entre la exposición materna B2AR de fármacos agonistas utilizados antes de la concepción y el embarazo con el riesgo de tener un niño que va a desarrollar TEA.

OBJETIVOS: El objetivo de este estudio fue investigar las asociaciones entre el uso de β-2- receptores adrenérgicos (B2AR) fármacos agonistas durante el embarazo y el riesgo de trastornos del espectro autista (TEA).
MÉTODOS: Un estudio de casos y controles se llevó a cabo mediante el uso de registros de salud y población de Dinamarca. Entre los niños nacidos entre 1997 y 2006, se identificaron 5.200 casos con diagnósticos de ingreso ASD y 52 000 controles sin TEA y combinar de forma individual en el mes y año de nacimiento. Los modelos de regresión logística condicional se utilizaron para estimar la odds ratio (OR) y los intervalos de confianza (IC) para cualquier exposición agonista B2AR durante el embarazo, antes de la concepción, y por trimestre.
RESULTADOS: En total, el 3,7% de los casos y el 2,9% de los controles fueron expuestos a B2ARs durante el embarazo. El uso de B2ARs durante el embarazo se asocia con un mayor riesgo de TEA, incluso después del ajuste para el asma materna y otras covariables (OR: 1,3; IC del 95%: 1.1-1.5). El riesgo elevado se observó con el uso de B2AR antes de la concepción (OR: 1,3 IC del 95%: 1,0- 1,6), primer trimestre de embarazo (OR: 1,3 IC 95%: 1,1-1,5), segundo trimestre (OR: 1,5, 95% IC: 1,1-1,7), y el tercer trimestre del embarazo (OR: 1,4; IC del 95%: 1,1-1,7). Hay algunas pruebas de que B2AR ya su uso dentro del embarazo se asoció con el aumento del riesgo.
CONCLUSIONES: La exposición agonista B2AR durante el embarazo pueden estar asociados con un mayor riesgo de TEA. Si el efecto es real, cualquier intervención debe equilibrarse con los beneficios del uso de la medicación indicada por las mujeres embarazadas.

Salbutamol inhalado en los niños recién nacidos con taquipnea transitoria

Autores: María Alejandra Monzoy-Ventre, Ana Beatriz Rosas-Sumano, Nancy Patricia Hernández-Enríquez, Liliana Galicia-Flores.
Original de: http://www.medigraphic.com/pdfs/pediat/sp-2015/sp151b.pdf

INTRODUCCIÓN

Desde que Mary Ellen Avery en 1961 señaló que la “taquipnea transitoria de los niños recién nacidos” (TTRN), es una taquipnea aislada con una frecuencia respiratoria de 100 a 120 por minuto que ocurre de uno a siete días, por lo que la radiología del tórax muestra sobredistensión pulmonar con reforzamiento parahiliar: que coloquialmente se le nombró “corazón peludo”, éste se asocia también al edema del septum interlobar y la presencia de líquido en las cisuras, por otro lado, como factores de riesgo, se consideran: haber nacido por cesárea y ser de fenotipo masculino, además que haya ocurrido la ruptura de membranas y se haya considerado la edad de gestación, niños pretérmino tardíos o cercanos a su término y que su madre tenga antecedentes de asma o diabetes mellitus.

Esta taquipnea se considera consecuencia de la reabsorción retardada del líquido pulmonar fetal; al nacer un niño, su pulmón contiene agua con una alta concentración de cloro, por lo que se favorece la reabsorción del sodio en el líquido alveolar, de tal manera que se absorbe por los canales (ENaCs) en las células tipo I y II en la superficie apical, el transporte se hace gracias a la bomba Na, K y la ATPasa; en cuanto a la eliminación de líquido pulmonar, éste está asociado con un aumento de catecolaminas fetales mediante los receptores beta adrenérgicos situados en las células alveolares tipo II que activa los canales de sodio y la bomba de Na, K y la ATPasa; por otra parte el salbutamol estimula los receptores beta adrenérgicos, lo que podría estimular las células epiteliales en el transporte de sodio, favoreciendo la reabsorción del líquido alveolar.

Es por esto que entre 30 a 50% de los niños que ingresan por dificultad respiratoria a las unidades de cuidados neonatales es por taquipnea transitoria (no infecciosa); a este respecto en el Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso” es una de las principales causas de hospitalización de los niños en la Unidad de Cuidados Neonatales (UCIN), por eso el objetivo de esta investigación fue el de valorar el empleo de salbutamol inhalado: comparando las respuestas de los niños a una dosis de 0.10 mg/kg/ dosis con la de 0.15 mg/kg/dosis, durante la evolución clínica de la TTRN, fue de esta manera que se planeó un estudio clínico experimental, prospectivo y longitudinal.

MATERIAL Y MÉTODOS

En este estudio se incluyeron niños recién nacidos con 34 a 42 semanas de gestación, los que fueron hospitalizados en la UCIN entre febrero de 2012 a febrero de 2013, todos con diagnóstico de taquipnea transitoria del recién nacido, considerando como criterio que la frecuencia respiratoria a las seis horas de vida fuese mayor de 60 por minuto y que persistiera por 12 horas y fuese acompañada de quejido espiratorio, aleteo nasal y tiros intercostales, con una radiografía que fuese compatible con: una región hiliar prominente, cardiomegalia mínima o moderada, “corazón peludo”, abatimiento diafragmático e hiperaireación, líquido en la cisura menor y en ocasiones líquido en el espacio pleural.

Cabe mencionar que se excluyeron los niños recién nacidos que tuviesen defectos congénitos, con alteraciones respiratorias (la aspiración de meconio y/o sangre, membrana hialina, neumonía) y con problemas clínicos diversos no respiratorios que favorecen la taquipnea y aquéllos con sepsis temprana con cultivo positivo, también se contó con la valoración del Comité de Bioética del hospital y de los padres.

Los niños fueron distribuidos de manera aleatoria en tres grupos: el Grupo A recibió nebulizaciones con salbutamol a una dosis de 0.10 mg/kg/dosis más 2.5 mililitros de solución fisiológica al 0.9%; el Grupo B sus nebulizaciones con salbutamol fueron a razón de 0.15 mg/ kg/dosis más 2.5 mililitros de solución fisiológica al 0.9% y considerando el Grupo C como grupo control, recibió nebulizaciones con solución fisiológica a razón de 2.5 mL, todos recibieron su nebulización cada cuatro horas en tres ocasiones, registrando la frecuencia respiratoria a la media hora, a la hora y a las cuatro horas, también se cuantificó la frecuencia cardiaca, la saturación de oxígeno, la prueba de Silverman, la presión parcial de oxígeno y de bióxido de carbono, así como la concentración de glucosa en sangre; cabe mencionar que el salbutamol fue administrado con micronebulizador de bajo volumen de cinco a seis litros por minuto durante 20 minutos.

El análisis estadístico se hizo con el software SPSS versión 16, empleando ji cuadrada (c2), y la prueba exacta de Fisher para estimar las diferencias entre las variables categóricas, también se usó la prueba de t de Student para contrastar los promedios usando también la ANOVA de Bonferroni.

RESULTADOS

Correspondiendo a 15 (32.6%) el grupo control, a 16 (34.8%) niños a los que se les administró salbutamol inhalado a dosis de 0.10 mg/kg/ y a 15 (32.6%) salbutamol inhalado a razón de 0.15 mg/kg/dosis, no habiendo diferencias significativas en las características epidemiológicas de los niños recién nacidos con la TTRN y factores de riesgo maternos entre los tres grupos (Cuadro 1).

Captura de pantalla 2016-02-01 a las 9.54.32 p.m..png

La frecuencia cardiaca se monitorizó antes y después de las nebulizaciones y las diferencias entre las medias se empleó un análisis de la varianza, inicialmente la media  de frecuencia cardiaca en el Grupo Control fue 142, en tanto que  el Grupo A fue de 149 y en el Grupo B fue de 144, sin haber diferencias estadísticamente signicativas (p = 0.34); después de las nebulizaciones, el Grupo Control registró una media de frecuencia cardiaca de 142, en tanto que el Grupo A registró 150 y en el Grupo B la media de frecuencia cardiaca fue de 146, sin haber diferencias significativas (p = 0.24), y no se encontró que hubiese un efecto adverso con la nebulización.

Con relación en la saturación de oxígeno, la presión parcial de bióxido de carbono, presión parcial de oxígeno y la frecuencia respiratoria: antes de las nebulizacionesno hubo diferencias signi cativas (Cuadro 2).

Captura de pantalla 2016-02-01 a las 9.57.18 p.m..png

Al contrastar las medias de ANOVA, las diferencias medias a las 4 horas de cada dosis en los 3 grupos, hubo diferencias significativas en el grupo control y los grupos A y B (p ≤ 0.05) y no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre Grupo A y Grupo B (dosis del salbutamol), pudiendo utilizar la dosis mínima del salbutamol para la mejoría de las frecuencias respiratorias.

Aplicada la nebulización a los tres grupos de niños, se elaboró una tabla de contingencia para saber si su frecuencia respiratoria era mayor de 60 por minuto, obteniendo una proporción OR: 2.29 IC 95% (1.191-4.417), de tal manera que la probabilidad de que continúe la frecuencia respiratoria mayor o igual a 60 por minuto es 2.29 veces más en los niños del grupo C que no recibieron salbutamol en la nebulización.

DISCUSIÓN

En esta investigación se comprueba la eficacia del salbutamol inhalado por los recién nacidos con taquipnea transitoria, más allá del lapso de su evolución clínica; a este respecto Armangil estudió en 54 niños recién nacidos de 34 a 39 semanas de gestación la e cacia del salbutamol (beta 2 adrenérgicos) en la TTRN, de éstos 32 recibieron salbutamol y 22 solución salina: y se observó que el grupo que recibió salbutamol tuvo mejoría en su frecuencia respiratoria, evolución clínica y en su presión inspirada de oxígeno (p ≤ 0.05).

En esta investigación, al igual que lo referido en otros estudios, los factores de riesgo predominantes en esta taquipnea pertenecen al sexo masculino y haber nacido por cesárea.

En cuanto a la edad de gestación ésta parece no in uir, aunque en esta investigación predominaron los niños prematuros tardíos entre 34 y 36 semanas, por otra parte cabe hacer notar que ninguna de las madres tuvo antecedente de diabetes o asma, y que se observó mejoría en la frecuencia respiratoria, independientemente de la dosis de salbutamol, tal parece que la posibilidad de evitar problemas respiratorios en los niños recién nacidos puede ser la administración de esteroides 48 horas antes de reali- zar la cesárea electiva;18, 28,29 sin embargo, la mayoría de las mujeres en este estudio no recibieron esteroides prenatales.

Para concluir, el salbutamol inhalado es eficaz y seguro para mejorar la evolución clínica de la taquipnea transitoria de los niños recién nacidos evitando complicaciones tales como: neumotórax, ventilación mecánica, uso indiscriminado de antibióticos, hipertensión pulmonar e hipoxia.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Avery ME, Gatewood OB, Brumely G. Transient tachypnea of newborn. Am J Dis Child. 1966; 11: 380-385.
  2. Jost PA. Contribution experimentale a l’etude du developpement prenatal du poumon chez le lapin. Arc D’ Anatomie Microscopique. 1948; 37: 323-332.
  3. Moessinger AC, Collins MH, Blanc WA, Rey HR, James LS. Oligohydramnios-induced lung hypoplasia: the in uence of timing and duration in gestation. Pediatr Res. 1986; 20: 951-954.
  4. Elias N, O’Brodovich H. Clearance of uid from airspaces of newborn and infants. Neo Reviews. 2006; 7: 88-94.
  5. Yurdakok M. Transient tachypnea of the newborn: what is new. J Materm fetal Neonatal. 2010; 23(S3): 24-26.
  6. Guglani L, Lakshiminrusimha S, Ryan RM. Transient tachypnea of the newborn. Pediatrics in Review. 2008; 29(11): 59-65.
  7. Jain L, Eaton DC. Physiology of fetal lung clearance and the effect of labor. Semin Perinatol. 2006; 29(11): 59-65.
  8. Sistema Nacional de Salud en la Guía de Práctica clínica de Derbent A, Tatli MM, Duran M, Tonbul A, Kafali H, Akyol M. Tran- sient tachypnea of the newborn: effects of labor and delivery type in term and preterm pregnancies. Arch Gynecol Obstet. 2011; 283: 947-951.
  9. Le Ray C, Boithias C, Castaigne-Meary V, l’Hélias LF, Vial M, Frydman R. Caesarean before labour between 34 and 37 weeks: what are the risk factors of sever neonatal respiratory distress? Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2006; 127: 56-60.
  10. Demissie K1, Marcella SW, Breckenridge MB, Rhoads GG. Ma- ternal asthma and transient tachypnea of the newborn. Pediatrics. 1998; 102(1PT): 84-90.
  11. Dany C, Reali MF, Bertini G, Wiechmann L, Spagnolo A, Tangucci M et al. Risk factors for the development of respiratory distress syndrome and transient tachypnea in newborn infants. Eur Resp J. 1999; 14: 155-159.
  12. Riskin A, Abend-Weinger M, Riskin-Mashiah S, Kugelman A, Bader D. Cesarean section, gestational age, and transient tachypnea of the newborn: timing is the key. Am J Perinatol. 2005; 22(7): 377-382.
  13. Pérez J, Carlos D, Ramírez JM, Corona M, Taquipnea transitoria del recién nacido, factores de riesgo obstétricos y neonatales. Ginecol Obstet Mex. 2006; 74: 95-103.
  14. Hansen AK, Wisborg K, Uldbjerg N, Henriksen TB. Elective caesarean section and respiratory morbidity in the term and near-term neonate. Act Obstet Gynecol Scand. 2007; 86(4): 389-394.
  15. Bak SY, Shin YH, Jeon JH, Park KH, Kang JH, Cha DH et al. Prognostic factors for treatment outcomes in transient tachypnea of the newborn. Pediatr Int. 2012; 54(6): 875-880.
  16. Kao B, Steward-de Ramirez SA, Belfort MB, Habsen A. Inhaled epinefrina for the treatment of transient tachypnea of the newborn. J Perinatol. 2008; 28(3): 205-210.
  17. Larabayir N. Intravenous furosemide therapy in transient tachypnea of the newborn. Ped Int. 2010; 52(5): 851.
  18. Mutlu GM, Factor P. Alveolar epithelial beta 2-adrenergic recep- tors. Am J Respir Cell Mol Biol. 2008; 38: 127-134.
  19. Armangil D, Yurdakok M, Korkmaz A, Yigit S, Tekinalp G. Inhaled beta-2 agonist salbutamol for the treatment of transient trachypnea of the newborn. J Pediatr. 2011; 159(3): 398-403. Ramachandrappa A, Jain L. Elective cesarean section: its impact on neonatal respiratory outcome. Clin Perinatol. 2008; 35: 373-393. Stutch eld P, Whitaker R, Russell I; Antenatal Steroids for Term Elective Caesarean Section (ASTECS) Research Team. Antenatal betamethasone and incidence of neonatal respiratory distress after elective caesarean section: pragmatic randomized trial. BMJ. 2005; 331: 662-667.
  20. Liem JJ, Hung SI, Ekuma O, Becker AB, Kazysky AL. Transient of the newborn may be an early clinical manifestation of wheezing symptoms. J Pediatrics. 2007; 15(1): 29-33.
  21. Kirkby S, Greenspan JS, Kornhauser M, Schneiderman R. Clinical outcomes and cost of the moderately preterm infant. Adv Neonatal Care. 2007; 7: 80-87.

COMENTARIO:

La taquipnea transitoria del neonato es una situacio ́n auto- limitada que se caracteriza por taquipnea, retracciones leves, hipoxia y quejido ocasional, habitualmente sin signos de dificultad respiratoria grave. La cianosis, cuando est a presente, requiere usualmente tratamiento con ox ıgeno suplementario en el rango del 30 al 40%. La taquipnea transitoria del neonato aparece frecuentemente en neonatos prematuros grandes y en neonatos a t ermino, nacidos por parto precipitado o por cesárea sin trabajo de parto. La taquipnea transitoria del neonato puede ser causada por retención de líquido pulmonar o por una lenta reabsorción de ese líquido. Las radiografías de tórax muestran un dibujo vascular central prominente, líquido en las fisuras pulmonares, hiperaireación y, ocasionalmente, pequeño derrame pleural. El uso de Salbutamol, entonces es justificado, porque actúa disminuyendo las secreciones de la vía aérea bronquial, dilatando la musculatura lisa y permitiendo un flujo libre del aire. Sin embargo, se necesita saber si el salbutamol podría estimular por exceso, a la postre, al centro neumotáxico nervioso o al sistema cardiocirculatorio, ambos sistemas que demuestran una reacción exagerada como efecto secundario en algunos casos. Sugiero, como editor, revisar más estudios para esclarecer las dosis bajas de salbutamol en estos casos, a diferencia de oxígeno en altas concentraciones.

Editor:

Joshuan Barboza Meca. MD. Especialista en Pediatría