CONOCIMIENTO E INTERVENCIONES NO FARMACOLÓGICAS PARA REDUCIR DOLOR Y ESTRÉS NEONATAL

AUTORA: YENIFER PARRA BARBOZA


CITA: Romero A., et al. Conocimiento e interpretación no farmacológicas para reducir el dolor y el estrés neonatal. Mem. Inst. Investig. Cienc. Salud. 2019; 17(3): 34-40. revistascientificas.una.py/index.php/RIIC/article/view/1571/1563


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

  • Introducción: El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable producida por daño tisular potencial o real y descrito de esta forma por el individuo que lo padece. Sin embargo, los recién nacidos no lo pueden comunicar, esto significa que la experiencia de dolor es subjetiva e implica la expresión de un componente emocional. El estrés es una amenaza real o percibida como tal, provocando una alteración del equilibrio dinámico entre el organismo y el medio. El estudio tuvo por objetivo determinar conocimiento e intervenciones no farmacológicas del profesional de enfermería para reducir dolor y estrés neonatal en el Hospital de Clínicas Paraguay en el 2016.
  • Métodos: Estudio observacional, descriptivo, de corte transverso, con enfoque cuantitativo, realizado en el año 2016, en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital de Clínicas, hospital universitario dependiente de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción, situado en la ciudad de San Lorenzo, distrito del Departamento Central del Paraguay. La población objeto de estudio estaba conformada por 54 licenciados en enfermería. El método utilizado fue la encuesta, empleando como técnica la entrevista, donde se expusieron previamente los objetivos del estudio. El instrumento, elaborado por el investigador, fue el cuestionario.
  • Resultados: El estudio incluyó a 36 profesionales de enfermería entre 26 años y 60 años; hubo predominio del sexo femenino con un 94%, y el 69% de los sujetos de estudio tenía una antigüedad en el servicio de 1 a 10 años. Con relación al concepto de dolor neonatal el 31% de los sujetos de estudio lo conocía, con respecto al mito más común acerca del estrés neonatal el 36% lo conocía, y el 58% conocía acerca del conocimiento sobre la fisiología del dolor. Con relación a la clasificación del dolor en el recién nacido el 28% lo conocía y el 64% de los sujetos de estudio conocía cuales eran las consecuencias en el neurodesarrollo del prematuro a largo plazo. El 100% de los profesionales de enfermería realizaba el control de la iluminación y el control del ruido, el 92% realizaba estimulaciones multisensoriales, 83% propiciaba el uso de la succión no nutritiva durante intervenciones dolorosas, el 89% realizaba la estructuración de la manipulación directa, el 58% no propiciaba el uso de sacarosa para reducir el dolor, y el 97% propiciaba la intervención contacto piel con piel entre el binomio madre-hijo.
  • Discusión- Conclusión: Las características sociodemográficas y laborales de la población estudiada reflejan que el 47% correspondió a la mayor cantidad de participantes, y se encontró en el grupo etario comprendido entre los 31 a 40 años. La profesión de enfermería se caracteriza generalmente por la prevalencia del sexo femenino sobre el masculino. Un estudio realizado en México demuestra que el promedio de mujeres enfermeras constituye todavía la mayoría del personal de enfermería adscrito a las instituciones de salud, sin embargo, con el paso de los años se ha incrementado el número de varones en la profesión (89.5% mujeres y 10.5% varones). Con relación al conocimiento de los profesionales de enfermería sobre dolor y estrés neonatal, el 69% de los profesionales de enfermería no conocía acerca del dolor y el estrés neonatal. Sin embargo, resultado similar se ha encontrado en lo publicado por Porter 1997 en la revista Pediatrics, una encuesta realizada a 374 médicos y enfermeras reveló que 59% de los médicos y 64% de las enfermeras consideraban que el neonato sentía dolor en igual intensidad que el adulto. Con respecto a las intervenciones no farmacológicas para reducir dolor y estrés neonatal, el 94% de los profesionales en enfermería mencionó que realizaba dichas intervenciones, datos similares a éstos pueden ser apreciados en lo publicado por Roberta Meneses, en donde se pudo observar que el 98%de los profesionales de enfermería afirmó aplicar las medidas no farmacológicas.

Comentarios 

Evidencia actual sobre el problema del estudio:

  • Aguilar M., et al (2015). En su artículo de revisión publicado en la revista de notición hospitalaria especifica que los recién nacidos requieren procedimientos diagnósticos y preventivos desde los primeros días de vida, lo que a menudo tiene asociada una sensación dolorosa, como la punción del talón para el cribado de metabolopatías, la inyección intramuscular de vacunas y, en algunos casos, la canalización de la vía venosa entre otros. numerosos estudios han probado la eficacia de las intervenciones no farmacológicas en el alivio del dolor de los neonatos a término y pretérmino. Destaca una gran variedad metodológica, especialmente en el instrumento de medida del estímulo doloroso; algunas de las intervenciones no farmacológicas más utilizadas son la administración oral de soluciones dulces, la lactancia materna y el método canguro, que han demostrado ser eficaces, pues conllevan numerosos beneficios para el neonato.
  • Narbona E., et al (2008). En la actualización de protocolos de la sociedad española de Pediatría indican que existen evidencias que apoyan la necesidad de poner en práctica intervenciones de tipo ambiental, conductual e incluso nutricional, con el objetivo de incrementar la comodidad y la estabilidad del neonato, así como reducir el grado de estrés del niño. Debepromoverse un entorno adecuado, con limitación de ruidos y luz ambiental. Intervenciones que pueden ayudar a relajar al paciente incluyen la música, el hablarles suavemente o mecerles. La manipulación del neonato debe realizarse de forma lenta y suave, promoviendo comportamientos y posturas de autorregulación, como sostener, agarrar y succionar.

     Principales problemas relacionados con el estudio

Una de las limitaciones más importantes que se pudo apreciar fue la de la aplicación del instrumento solo a una unidad de cuidados intensivos neonatales.

Análisis Final y conclusiones.

      La concepción errónea del dolor en el neonato ha motivado un insuficiente tratamiento del mismo, con las consiguientes consecuencias sobre la salud física y psíquica del recién nacido. El manejo del dolor y el estrés neonatal representa un indicador importante en la calidad del cuidado a los recién nacidos y teniendo en cuenta que existe sólida información científica respecto a este tema, es necesario que los profesionales, mediante estrategias educacionales, puedan afianzar los conocimientos a fin de perfeccionar el manejo del dolor y el estrés en los recién nacidos con el propósito de garantizar la calidad y la continuidad de los cuidados.

PUEDE DESCARGAR LOS ARCHIVOS EN: ROMERO A

 

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.