CREACION DE UN MODELO PROBABILISTICO DE DIAGNOSTICO DE INFECCION BACTERIANA GRAVE EN LACTANTES FEBRILES DE 0 A 3 MESES DE VIDA

Autor: Dr. Gerardo Michaus Gutierrez


Villalobos Pinto, E. et.al. Creación de un modelo probabilístico de diagnóstico de infección bacteriana grave en lactantes febriles de 0 a 3 meses de vida. Anales de Pediatría, 2017;87(6):330-336.


Resumen

Introducción: La fiebre es motivo frecuente de consulta pediátrica y en menores de 3 meses su diagnóstico etiológico es difícil, siendo un grupo de pacientes con mayor tasa de infección bacteriana grave (IBG). Nuestro objetivo es encontrar un modelo predictivo de IBG en menores de 3 meses con fiebre sin foco.

Métodos: Se estudió a los niños menores de 3 meses con fiebre sin foco ingresados, realizándose pruebas complementarias según protocolo clínico. Se analizaron además los criterios de Rochester de bajo grado de IBG. Se diseñó un modelo predictivo de IBG y cultivo positivo, incluyendo las siguientes variables en el modelo máximo: proteína C reactiva (PCR), procalcitonina (PCT) y cumplimiento o no de menos de 4 criterios de Rochester.

Resultados: Se incluyó a 702 sujetos; el 22,64% presentaba IBG y el 20,65% cultivos positivos. Los que presentaban IBG y cultivo positivo presentaron más leucocitos, neutrófilos totales, PCR y PCT. Se obtuvieron significación estadística en puntuación de Rochester menor de 4 y valores de PCR y PCT para IBG (área bajo la curva [ABC] 0,877) y para cultivos positivos (ABC 0,888). Con la regresión se obtuvieron unas fórmulas de predicción de IBG y cultivo positivo con sensibilidad del 87,7 y el 91%, especificidad del 70,1 y el 87,7%, CPP de 2,93 y 3,62 y CPN de 0,17 y 0,10, respectivamente.

Conclusiones: Los modelos predictivos son válidos y mejoran discretamente la validez de los criterios de Rochester para cultivo positivo en menores de 3 meses ingresados con fiebre. http://dx.doi.org/10.1016/j.anpedi.2017.02.003

Evidencia actual del problema de estudio: Gómez B, et.al. (2016) se propusieron validar un nuevo algoritmo (paso a paso) para poder identificar a lactantes menores de 3 meses con fiebre sin foco de bajo riesgo, quienes podrían ser tratados de forma segura de manera ambulatoria, sin someterse a punción lumbar ni antibióticos empíricos, incluyeron a 2185 lactantes de 21 a 90 días de edad de los cuáles 504 fueron diagnosticados con infección bacteriana, ochenta y siete con infección bacteriana invasiva (IBI) y 417 con infecciones sin bacteremia. Aplicando la primera parte del algoritmo “paso a paso”(estado general, edad y leucocituria), se identificaron 79.3% de las IBI y el 98.5% de las infecciones sin bacteremia, al agregar los parámetros de laboratorio (PCR, procalcitonina y recuento de neutrófilos), se identificaron el 99.93% de las IBI. De 991 lactantes clasificados como bajo riesgo, siete (0.7%) tuvieron una IBI, seis de los cuáles tenían menos de 2 horas con fiebre. Ellos concluyeron que el algoritmo “paso a paso” es una herramienta valiosa para el manejo de lactantes febriles sin foco y confirmaron su precisión superior en los pacientes de bajo riesgo en comparación con los criterios de Rochester y marcadores de laboratorio de forma aislada.

García Sánchez, P. et.al. (2018) realizaron un estudio descriptivo, retrospectivo de las historias clínicas de los menores de un mes en un servicio de urgencias pediátricas por fiebre sin foco, analizaron 146 casos en donde se realizó urocultivo en el 98.6% y cultivo de LCR en el 91.1%; en el 13,6% el urocultivo resulto positivo, el microorganismo más frecuente fue E.Coli en el 75%, el 28.8% presentó un LCR positivo, lo que supone 95,2% de los casos de infecciones por enterovirus sin aislar agentes bacterianos, encontraron una relación estadísticamente significativa entre los pacientes que valores más elevados de temperatura y los cultivos de LCR positivos para enterovirus así como entre los que presentaron mayores recuentos de leucocitos en sangre con cultivos positivos de orina y LCR patológico.

  Ellos concluyeron que los neonatos febriles suponen un grupo de riesgo para el desarrollo de infección bacteriana grave y que es importante realizar una búsqueda etiológica exhaustiva con estudios de sangre, orina y LCR y que la indicación de exámenes complementarios no debe basarse en los hallazgos obtenidos por la anamnesis y la exploración física.

Méndez Espinola, BM. Et.al. (2015) Concluyeron que hay un evidente exceso de hospitalizaciones, punciones lumbares traumáticas o fallidas, uso excesivo e innecesario de antibióticos y la poca utilidad del recuento leucocitario, relación leucocitos/neutrófilos y la proteína C reactiva para detección de infección bacteriana grave (IBG) en lactantes menores de 3 meses.

Comentario y Análisis Final:

  La fiebre es un motivo de consulta muy frecuente en los servicios de urgencias, en el grupo de menores de 3 meses, representa un motivo de preocupación  importante tanto en los padres como en los médicos tratantes debido a la gran probabilidad de presentar infección bacteriana grave (IBG) y por tal motivo, un una gran proporción de lactantes febriles menores de 90 días  son hospitalizados y manejados con antibióticos sin considerar inicialmente parámetros que pudieran identificar con razonable seguridad quién amerita dichas intervenciones y quienes no lo requieren, se han elaborado algoritmos que pueden orientar de tomar decisiones de tratamiento  más apropiadas,  uno de esos algoritmos llamado “pasa a paso”, logra identificar un porcentaje importante considerando parámetros como el estado general, la edad y la presencia de leucocituria y agregando parámetros de laboratorio como PCR, procalcitonina y recuento leucocitario, incrementa de manera significativa la detección de la mayoría de los pacientes con infecciones bacteriana invasivas con lo cual se optimizan los recursos y la calidad de la atención.

  

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.