Cuidados Centrados del Desarrollo en el Hospital Civil Fray Antonio Alcalde, una estrategia postergada.

AUTORA: Violeta Anahí Tapia Orozco


CITA: Valle E., et al. Cuidados Centrados del Desarrollo en el Hospital Civil Fray Antonio Alcalde, una estrategia postergada. Guadalajara. Revista Médica 2016. 7(2):77-82pp. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/revmed/md-2015/md152d.pdf


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

En las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) se atienden recién nacidos que requieren de cuidados especiales, la mayoría incapaces de madurar en un ambiente extrauterino sin ayuda médica. Dichas unidades crean un ambiente hostil que dificulta la organización cerebral, limitan el desarrollo neurosensorial, emocional y psicológico a  mediano y largo plazo. Es por ello que deben implementarse los Cuidados Centrados en el Desarrollo (CCD), que son modelos de atención que tienen por objeto favorecer el desarrollo neurosensorial y emocional del recién nacido,  disminuyendo el estrés asociado a la atención en la UCIN, todo ello con la ayuda de los padres.

Por lo que se realiza esta investigación con el objetivo de describir el grado de implantación de los CCD para identificar las fallas e implementar medidas que garanticen una mejor calidad en la atención que favorezcan el neurodesarrollo de los pacientes.

Material y métodos

 Estudio transversal, observacional y descriptivo. Se consideró población de estudio al personal de las unidades de cuidados intensivos neonatales del “Hospital Civil Fray Antonio Alcalde”, durante el periodo comprendido de agosto a octubre de 2015. El cuestionario se basó al utilizado por López Maestro, et al .

La encuesta se aplicó al personal de las 3 diferentes UCIN del “HCFAA”: Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, Unidad de Terapia Intermedia Neonatal, Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales Externos. El cuestionario se contestó físicamente en las mismas unidades, por distinto personal médico y de enfermería.

Las preguntas utilizadas estaban enfocadas a las siguientes áreas:

  1. a) medida de protección contra la luz, b) medición del ruido en las unidades, c) uso de escalas y personal para evaluar el dolor, d) medidas de bienestar utilizados en la realización de procedimientos dolorosos, e) política de entrada de padres a las unidades y existencia de salas de padres, f) realización de la Técnica Mamá Canguro (MC).

Resultados

Se contestaron un total de 155 encuestas, un 66% del personal interrumpió o disminuyó la luz ambiental como mediad contra la luz, 141 (91%) no usó algún método para medir el ruido, el 54% reportó contar con personal asignado para evaluar el dolor y 65% aplicó escalas para evaluarlo, la entrada a los padres a la unidad es de 1 hora al día reportado por 54%, en cuanto a la técnica Mamá Canguro se permite en un 52%.

Discusión

Dentro de las UCIN se observa resultado aceptable respecto a las medidas para la disminución de la luz y el ruido, sin embargo no se cuentan con protocolos establecidos para la cuantificación de la contaminación acústica y luminosa. La Academia Americana de 1 Pediatría recomienda que el ruido se mantenga < 45 dB.

En el manejo del dolor un 65% refirió utilizar alguna escala para medir el dolor de las cuales se destacaron la NIPS (25%) y EVA modificada (20%), siendo la primera la más utilizada en las UCIN del HCFFA, a pesar que la mayoría refirió utilizar alguna, falta trabajar en el restante porcentaje.

Respecto a la interacción de los padres con sus bebés, aún se necesitan reforzar diferentes estrategias en las unidades ya que la estancia se restringe en el periodo que se encuentra hospitalizado el neonato, pues solo se permite 1 hora al día. Un estudio aplicado en 2012 en las unidades de neonatología en España, muestra una mejoría en la entrada libre a los padres en las 24 horas del día en comparación al año 2006, lo cual demostró que el contacto de los padres con su hijo mejora la calidad de vínculo.

En cuanto a la realización de la técnica Mamá Canguro el 52% refirió la permisividad de realizarla, teniendo como limitante las diferentes situaciones en las que se encuentre el neonato, siendo la más condicionada en niños intubados, por el contrario en niños que pesan de 1,000-1,500 gr se permiten realizar en un 70% de las ocasiones. Un estudio realizado en el Hospital de San Rafael de Tunja, Colombia, realizado en pacientes prematuros y de bajo peso al nacer concluye que la técnica MC mejora sustancialmente los aspectos psicológicos de la madre y el pronóstico de salud de los recién nacidos y permite la estabilización de la temperatura corporal, del ritmo de ganancia de peso, a la vez que disminuye los riesgos de complicaciones y de infección nosocomial.

Comentario

Es necesaria continuar con la capacitación del personal medico y de enfermería  para un manejo adecuado del neonato prematuro durante su estancia en UCIN  ya que su cerebro continúa en desarrollo y el neonato curso por múltiples actividades que le ocasiona efectos no deseados tanto a el como a sus padres, por eso es importante continuar con la aplicación de los cuidados centrados en el neurodesarrollo.

Puede descargar el artículo  original completo en: VALLE

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.