DEFECTOS DE TABICACIÓN CARDIACA Y MORTALIDAD NEONATAL

Autora: Lic. Nelly Pereira Sarabia


Cita: Armas et al. Defectos de tabicación cardiaca y mortalidad neonatal, Revista información científica.2006. Vol. 95 (Núm.6):pag.911-921 


Introducción: Las malformaciones congénitas son una causa reconocida de muerte neonatal. De ellas, las cardiopatías congénitas (CC) son las más comunes y ocasionan la mayor mortalidad.

Métodos: Se realizó un estudio descriptivo y longitudinal de una muestra aleatoria de 322 fallecidos en el Servicio de Neonatología del Hospital “Dr. Agostinho Neto” de Guantánamo, Cuba durante los años 2006-2014.

Se estudió la descripción anatómica de los corazones de los neonatos fallecidos y se identificaron 49 fallecidos por alguna CC. Posteriormente se realizó el estudio morfológico del corazón según los criterios de Moss AI y Adams FH.6 y Anderson RH.7

Para el análisis segmentario del corazón y sus grandes vasos, se consideraron tres niveles: nivel auriculoventricular, nivel ventrículoarterial, y un tercer nivel dado por las “lesiones asociadas”; en los dos primeros niveles se estableció el modo y el tipo de conexión de acuerdo con los criterios de Anderson. Se identificaron cuáles componentes del tabique auricular, ventricular, o del canal aurículo ventricular determinaron los defectos de la tabicación del corazón.

Resultados: En el período de estudio el 15.2 % de los recién nacidos fallecidos presentó alguna CC. Las lesiones anatómicas asociadas a las anomalías segmentarias del corazón descritas más comunes fueron las clasificadas como “comunicaciones” (89.7 %), estenosis (24.5 %) o interrupción vascular (14.3 %).En 36 fallecidos (73.5 %) se identificaron más de una anomalía cardiaca estructural simultáneamente

Se  observó que las CC más comunes fueron la Tetralogía de Fallot , el canal  auriculoventricular común y la asociación de comunicación interventricular y la persistencia del conducto arterioso.

Conclusión: 

Los resultados que derivan del análisis segmentario de las CC reflejan que las anomalías estructurales resultaron más complejas a nivel ventrículo-arterial. Al ser las “comunicaciones” las lesiones más comunes, deviene la idea de que son los procesos fetales de septación interauricular, interventricular y del cono arterial los más vulnerables al daño.

Sin embargo, se considera que estos resultados son casuales, dada la multiplicidad de factores que pueden afectar la embriogénesis del corazón, aunque son similares a los socializados por otros investigadores cardiólogos 3-5 que reflejan la elevada frecuencia con que suelen concomitar varias anomalías congénitas cardíacas en las autopsias de fallecidos por estas causas, lo cual se considera que se relaciona con el hecho de que, en la medida en que coinciden más de una alteración estructural, más compleja serán las modificaciones hemodinámicas cardíacas y sistémicas, y esto incrementará el riesgo de complicaciones y de muerte.Entre las CC, la más frecuente como causa básica de muerte fue la “tetralogía de Fallot”. Se considera que el 70 % de los pacientes con esta CC necesitan una intervención en el primer año de vida y si se dejan a la evolución natural, sólo llega a la edad adulta un 5 %14-16, lo cual demuestra su complejidad y justifica su significado como causa de muerte.

  • Evidencia actual sobre el problema del estudio

1.-Vela M., et al (2013) señala que las cardiopatías congénitas ocurren aproximadamente en el 1% de los nacidos vivos y se estima que aproximadamente el 25 % de ellas requerirán cateterismo, tratamiento quirúrgico o ambos antes del año de edad;  que de no ser detectadas tempranamente tienen riesgo de morir en los primeros días de vida extrauterina.

2.-Mangliola .H., et al (2011) realizaron un estudio sobre cardiopatías congénitas  que describan los resultados en cirugía cardiovascular del Hospital de Pediatría J. P. Garrahan. En Buenos Aires argentina. Ellos concluyeron  que la mayoría de las cardiopatías se resuelven en un tiempo con resultados satisfactorios y que las malas condiciones preoperatorias aumentan significativamente la morbimortalidad.

3.-Mayorga C.,et al ( 2013  )realizaron un estudio sobre el valor del diagnóstico prenatal para mejorar tanto la supervivencia como para disminuir la morbilidad, e incluso  lograr la planificación del parto  y una terapia fetal. Concluyendo  que es evidente que existe una alta mortalidad tanto intrauterina como postnatal, ya que las cardiopatías mayormente diagnosticadas son complejas, de difícil manejo y por esto es difícil mejorar la sobrevida.

Principales problemas relacionados al estudio

El principal problema identificado por los autores es la falta de atención oportuna, misma  que debería ampararse  mediante un diagnóstico prenatal  para la totalidad de los casos;ello independientemente de que las pruebas  existentes a la fecha , pudieran aportar  falsos positivos o  negativos y sin que se tenga como única detección oportuna aquella que  se realiza  al poco tiempo del nacimiento y que por lo general conlleva una manifestación clínica.

  • Análisis final y conclusiones 

Las cardiopatías congénitas (CC) se encuentran entre las malformaciones más frecuentes con gran impacto en la morbimortalidad pediátrica  y neonatal se define como el defecto estructural y funcional del corazón  y de grandes vasos como consecuencia de un error  en la embriogénesis de dicha estructura.

Su dificultad en su diagnóstico prenatal y neonatal reside en el impacto que el mismo genere  como parte de una prevención primaria, que a su vez permita un seguimiento especializado prenatal, el traslado y atención oportuna del recién nacido. 

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.