DEXMEDETOMIDINA PARA EL TRATAMIENTO DEL DOLOR POSTOPERATORIO Y LA SEDACIÓN EN RECIÉN NACIDOS

AUTORA: Gabriela Maycomea Sombra.


CITA: Cita: Maria N. Sellas, PharmD; Kay C. Kyllonen, Dexmedetomidine For The Management Of Postoperative Pain And Sedation In Newborns. J Pediatr Pharmacol Ther 2019;24(3):227–233 DOI: 10.5863/1551-6776-24.3.227


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

O en el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA


RESUMEN

Introducción: Los opioides y las benzodiacepinas han sido el pilar de la analgesia y la sedación neonatales. Sin embargo, según la evidencia en animales neonatales, estos medicamentos pueden ser perjudiciales para el cerebro en desarrollo. La dexmedetomidina (DEX), un agonista central alfa- 2, tiene efectos sedantes y analgésicos y se ha demostrado ser neuroprotector en modelos animales. A pesar del uso creciente de DEX en los recién nacidos, hay una escasez de datos relativos a su seguridad y eficacia en esta población.
Métodos: Es un estudio de cohorte retrospectivo en el que los pacientes fueron emparejados por edad postnatal y procedimiento quirúrgico en 2 grupos. Un grupo recibió DEX en el régimen para el tratamiento del dolor o la sedación después de un procedimiento quirúrgico, y el otro grupo no recibió DEX. Fueron documentados los episodios de bradicardia, depresión respiratoria, hipotensión, la dosis acumulativa de opioides y el número de dosis suplementarias administrados en ambos grupos.
Resultados: Aunque no hubo diferencia en la edad gestacional o el peso al nacer entre el grupo DEX y el no DEX, la fecha postconcepcional media del grupo DEX era mayor en el momento de la cirugía (39.6 vs 37.4 semanas; p = 0,003). Los pacientes en el grupo DEX experimentaron más episodios de bradicardia (12.8% vs 5.1%; p =0,01). No hubo diferencia entre los grupos en los episodios de hipotensión o depresión respiratoria. La dosis acumulada de opioides fue significativamente más baja en el grupo DEX en comparación con el grupo sin DEX (1155mcg / kg vs 1841 mcg / kg; p = 0,01). No hubo diferencia en el número de dosis suplementarias de opioides dado entre los grupos.
Conclusiones: La adición de DEX a las infusiones de opioides dio lugar a una disminución significativa en la acumulación de dosis de opioides, pero se asoció con más episodios de bradicardia que los opioides solos.

Comentarios
Evidencia actual sobre el problema del estudio:
SIBEN 2014: Los RN demuestran respuestas fisiológicas y hormonales exageradas al dolor en comparación con los pacientes pediátricos y adultos. En parte, esto se atribuye a que los neurotransmisores excitatorios son abundantes, mientras que los inhibitorios son escasos en el RN y, por lo tanto, presentan mayor percepción al dolor.SIBEN 2014: se ha demostrado que el dolor neonatal ocasiona efectos adversos acorto y largo plazo, como alteración permanente en la percepción neuroanatómica del dolor, cambios conductuales y emocionales y trastornos de aprendizaje.
ANCORA 2019 La infusión de midazolam, no está actualmente recomendada para recién nacido pretérminos, debido a que incrementa la incidencia de eventos neurológicos adversos.

Principales problemas relacionados al estudio
El uso de varias clases de agentes (DEX, opioides y benzodiazepinas) relacionado con la dificultad para establecer si un agente o la combinación de los agentes administrados a los pacientes fue la razón en mayor riesgo de eventos adversos.
Análisis final 
Los opioides y benzodiacepinas han sido por años el principal tratamiento para mantener sedación y analgesia en las unidades de cuidados intensivos neonatales, pero se ha descrito el potencial efecto adverso en el neurodesarrollo principalmente cuando se administran en los primeros días de vida y en recién nacidos prematuros. Una opción alterna es Dexmetomidina, un agonista central alfa 2, que hasta el momento no se ha relacionado con efectos nocivos al desarrollo cerebral, pero relativamente el uso de este medicamento es nuevo en la población neonatal y se necesitan más estudios donde se investiguen todos sus efectos adversos a corto, mediano y largo plazo.
Por lo pronto, se ha relacionado, que con dexmetomidina se mantiene un nivel adecuado de sedación y analgesia y disminuye la exposición a opioides en éstos pacientes. La adición de Dexmetomidina a las infusiones de opioides fue asociado con más episodios de bradicardia que cuando se administraron infusiones de opioides solos; sin embargo, estos episodios fueron generalmente autolimitada, y la mayoría de los pacientes regresaron a ritmos cardiacos normales con intervención mínima.

 

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.