Dieta en la UCIN, Crecimiento Físico y Acumulación de Nutrientes, y Desarrollo del Cerebro en los Bebés Pretérmino

CITA: Mandy Brown Belfort, M., MPH, and M. Sara E. Ramel (2019). “NICU Diet, Physical Growth and Nutrient Accretion, and Preterm Infant Brain Development.” NeoReviews. doi:10.1542/neo.20-7-e385 20(7): e385.


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-JULIO 2019


RESUMEN

La mitad de los bebés muy prematuros experimentan trastornos del desarrollo neurológico después del alta de la UCIN. Estos resultados adversos se deben en parte al desarrollo anormal del cerebro y a las lesiones que se producen durante la hospitalización en la UCIN. Aunque muchos factores influyen en el desarrollo del cerebro infantil, los determinantes nutricionales son de particular interés porque son altamente modificables dentro de la atención clínica. El crecimiento físico de los recién nacidos prematuros en la UCIN sigue siendo inferior al del feto de referencia, lo que sugiere una reducción de la acumulación de nutrientes durante un período crítico para el desarrollo cerebral. La acumulación de nutrientes es impulsada por la ingesta de nutrientes específicos, como macro y micronutrientes, así como por factores no nutricionales, como la inflamación sistémica. Con mucha frecuencia, los indicadores antropométricos, como el peso, la longitud y el perímetro cefálico, se utilizan como indicadores sustitutivos de la acumulación de nutrientes. Una limitación de peso es que no diferencia el crecimiento saludable de órganos y tejidos específicos de la acumulación excesiva de grasa. La longitud del cuerpo proporciona información sobre el crecimiento esquelético, y el retraso en el crecimiento lineal predice el deterioro del desarrollo neurológico. La circunferencia de la cabeza es sólo un indicador aproximado del tamaño del cerebro. Más recientemente, la aplicación de nuevas tecnologías como la pletismografía por desplazamiento de aire y la resonancia magnética ha permitido la estimación directa de la acumulación de tejido magro y el crecimiento cerebral en la NICU. Estas nuevas técnicas pueden facilitar la investigación para mejorar nuestra comprensión de los vínculos entre la dieta de la UCIN, la inflamación, el crecimiento físico y el desarrollo cerebral. Estas nuevas medidas también pueden ser relevantes dentro de la atención clínica para identificar a los lactantes que pueden beneficiarse de intervenciones específicas para mejorar la acumulación de nutrientes y el desarrollo cerebral.

Puede descargar el artículo  original completo en: BELFORT 2019

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.