HIDRONEFROSIS CONGÉNITA PRIMARIA UNILATERAL GRAVE EN LACTANTES ASINTOMÁTICOS.

ALUMNA : Isis Sandoval Rodriguez


CITA: R. Areses Trapote; et al.Hidronefrosis congénita primaria unilateral grave en lactantes asintomáticos. Revisión de 98 casos. Anales de pediatría.  Vol. 64. Núm. 1. páginas 11-20 (enero 2006) DOI: 10.1016/S1695-4033(06)70003-0.


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

 INTRODUCCIÓN: La hidronefrosis es la anomalía fetal detectada con más frecuencia por ecografía prenatal y la mayoría de las veces es unilateral. Como consecuencia, un número importante de recién nacidos asintomáticos necesitan ser evaluados en el período posnatal inmediato, con el fin de descartar una obstrucción en la unión pieloureteral.

MÉTODOS: Fueron excluidas las hidronefrosis de grados 1 y 2 y los casos que aun teniendo una hidronefrosis grave presentaban, además: agenesia renal unilateral, duplicidad renal, hidronefrosis bilateral, ureterohidronefrosis, anomalías neurológicas o anatómicas del tracto urinario inferior, (ureterocele, vejiga neurógena, válvulas de uretra posterior, etc.) y anomalías de riñón contralateral. Los pacientes con reflujo vesicoureteral asociado, sólo se excluyeron si este era el causante de la hidronefrosis (grados 3, 4 y 5). Se recopilaron 138 pacientes. Un total de 98 cumplieron los criterios de inclusión. Los 40 restantes fueron excluidos.

RESULTADOS:

Se aprecia un claro predominio del sexo masculino. La mitad de los casos eran hidronefrosis grado 3 y la otra mitad grado 4. La edad media al diagnóstico posnatal era de 26 días (mediana, 14 días). El 83 % de los pacientes fueron diagnosticados durante el primer mes de vida y el 92 % en los primeros 3 meses. El tiempo medio de seguimiento fue de 4 años y 11 meses.

DISCUSIÓN-CONCLUSIÓN:

A pesar de que todas las hidronefrosis eran graves (grados 3 y 4), la mitad de ellas fueron detectadas tardíamente durante el embarazo (> 30 semanas). Por otro lado, el 63 % se etiquetaron de hidronefrosis leve durante la vida intrauterina, con una mala correlación entre el grado de hidronefrosis de la ecografía prenatal y posnatal. Estos datos indican que todas las hidronefrosis detectadas prenatalmente, aunque sean leves, deben ser vigiladas tras el nacimiento ya que pueden agravarse en el período posnatal inmediato.

COMENTARIOS:

  • EVIDENCIA ACTUAL SOBRE EL PROBLEMA DEL ESTUDIO:
  • Armadá Maresca; et al. Estudiar la hidronefrosis, al ser la anomalía renal más frecuentemente encontrada en el período neonatal. Hemos estudiado 85 pacientes con 119 unidades renales (UR) con el diagnóstico perinatal de hidronefrosis. El 83% de todas ellas tuvieron diagnóstico ecográfico prenatal y el 17% restante postnatal antes del primer mes de la vida. La metodología diagnóstica consistió en la realización de ecografía, urografía intravenosa, cistouretrografía y renograma diurético.
  • PRINCIPALES PROBLEMAS RELACIONADOS AL ESTUDIO:
  • Los pacientes referidos con evolución tórpida, precisaron varias intervenciones, pero se logró preservarles de la insuficiencia renal mientras duró nuestro periodo de seguimiento. En los pacientes con diagnóstico postnatal descritos, la clínica que desencadenó el diagnóstico fue de masa abdominal, infección urinaria o sepsis; lo que permitió el diagnóstico precoz en este periodo, con una evolución similar a los que tenían el diagnóstico prenatal.
  • ANÁLISIS FINAL Y CONCLUSIONES:
  • En 46 casos el tratamiento fue conservador (EPU, 26; MO, 6; MNO, 5; RMQ, 4; DU, 5) de los que 30 habían tenido diagnóstico prenatal y los 16 restantes, el diagnóstico fue postnatal con un seguimiento medio de 36 meses empleando la metodología diagnóstica descrita anteriormente, en ambos grupos. De los 85 pacientes, 7 fallecieron (6 por patologías asociadas y uno por sepsis), los restantes tuvieron buena evolución, tras el tratamiento médico y quirúrgico.

El artículo original lo puedes descargar en: aresestrapote2006

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.