La dieta cetogénica y su efecto sobre la densidad mineral ósea: Un estudio de cohorte de observación retrospectiva

CITA: Draaisma, J. M. T., Hampsink, B. M., Janssen, M., van Houdt, N. B. M., Linders, E. T. A. M., & Willemsen, M. A. (2019). The Ketogenic Diet and Its Effect on Bone Mineral Density: A Retrospective Observational Cohort Study. Neuropediatrics. doi:10.1055/s-0039-1693059


RESUMEN

Antecedentes: Durante el seguimiento a largo plazo de los niños tratados con la terapia de dieta cetogénica (KDT) tienen una mayor incidencia de fracturas óseas. Sin embargo, la contribución exacta del KDT a una disminución de la densidad mineral ósea (DMO) sigue siendo incierta.

Objetivo: El objetivo de este estudio fue evaluar (cambios en) la DMO en niños tratados con KDT y evaluar si el tratamiento con bifosfonatos intravenosos puede ser efectivo.

Diseño: En este estudio retrospectivo y observacional de cohorte, se incluyeron todos los niños tratados con KDT desde 2010 hasta 2018 en el hospital infantil Radboudumc Amalia. Los pacientes que estuvieron en KDT por más de 6 meses y que tuvieron al menos dos exámenes de rayos-x de energía dual (DXA) fueron elegibles para la inclusión para el análisis longitudinal. Los puntajes Z de los exámenes DXA fueron comparados en el transcurso del tiempo.

Resultados: En 34 de 68 pacientes se realizaron uno o más DXA-scans lumbares, con una media de Z-score lumbar de 1.32 1.74. De estos 68 pacientes, el 8,8% sufrió una fractura durante el KDT, y también el 8,8% tuvo cálculos renales. En 20 pacientes, se realizó más de un DXA-scan. Se encontró una disminución estadísticamente no significativa en la DMO (0.22 Z-score/año). Sin embargo, hubo un aumento en la DMO en los cinco pacientes tratados con la terapia de bifosfonato intravenoso. Esto fue estadísticamente significativo en comparación con el grupo tratado con no bifosfonato (p 1⁄4 0.034).

Conclusión: Los niños con KDT tienen una DMO baja y normal que puede disminuir aún más.
► terapia con bifosfonatos
► epilepsia
durante KDT. Por esta razón, el monitoreo de la DMO es crucial, así como el monitoreo de los cálculos renales y la hipercalciuria. La terapia de bifosfonato intravenoso puede tener un efecto positivo, cuando otras terapias han fallado.

PUEDE DESCARGAR EL ARTICULO AQUÍ: draaisma2019-2

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.