Los medicamentos que causan anomalías en el feto y estrategias de prevención posibles.

Antes de 1960 se creía que todos los defectos de nacimiento tenían una causa genética. Se pensaba que el feto ocupaba un sitio privilegiado dentro de un útero vestido de hierro, a salvo de los estragos del entorno externo. Todo eso cambió a principios de la década de 1960 cuando Lenz en Alemania y McBride en Australia sugieren que la exposición prenatal a un medicamento, la talidomida, llevó a graves problemas en el desarrollo estructural fetal. Sobre la base de una mayor conciencia a través de  los años del peligro potencial de una variedad de fármacos en el desarrollo fetal, el péndulo ahora ha girado en la dirección opuesta. Hoy en día, se cree que la mayoría de los medicamentos son perjudiciales para el feto en desarrollo. Como resultado, durante el embarazo, las mujeres con ciertas enfermedades crónicas que requieren medicamentos específicos a menudo tienen que disminuir o incluso dejan de tomar un medicamento que es necesario para su propia salud, lo que potencialmente conlleva un mayor daño para el feto que el medicamento en sí. El propósito de este artículo es describir lo que se sabe y lo que no se sabe acerca de algunos de los agentes farmacológicos más comunes con los que las mujeres embarazadas entran en contacto durante el embarazo, y sugerir posibles estrategias de prevención.

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.