Neurodesarrollo En Recién Nacidos Ventilados Con Menos De 1,500 Gramos

AUTORA: Violeta Anahí Tapia Orozco


CITA: Robaina, G. et al. Neurodesarrollo en recién nacidos ventilados con menos de 1 500 gramos. Rev Cubana Pediatr . 2000  Dic; V. 72( 4 ): 267-274. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312000000400006&lng=es.


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

Introducción

Uno de los mayores éxitos de la neonatología en los últimos años ha sido los avances alcanzados en la atención al recién nacido pretérmino, pero aún la prematuridad continúa siendo el principal problema de la perinatología contemporánea.

Dentro de los prematuros, reviste gran importancia, por su morbilidad, el grupo de neonatos ventilados. La ventilación mecánica, junto a un adecuado tratamiento de sostén, ha sido una de las tecnologías del cuidado intensivo neonatal que más ha contribuido al descenso de la mortalidad infantil, sobre todo en neonatos de muy bajo peso.

Las anomalías neurológicas mayores puedan ser diagnosticadas alrededor del año de edad, para mantenerse casi constante el grado de discapacidades desde los 2 hasta los 6 años de edad, mientras que a edades más tardías son detectables otras secuelas neurológicas ligeras, tales como trastornos de aprendizaje, déficits de atención, trastornos del lenguaje y de conducta, con la limitación de que las influencias del medio social, familiar y psicológicas hacen difícil establecer asociaciones entre tales trastornos y determinados fenómenos perinatales.

Con el presente trabajo se pretende evaluar el neurodesarrollo en los primeros 2 años de vida en recién nacidos ventilados de muy bajo peso.

Métodos

Se realizó un estudio analítico prospectivo y longitudinal. El universo de trabajo estuvo constituido por todos los recién nacidos de muy bajo peso egresados vivos del Servicio de Neonatología del Hospital Ginecoobstétrico “Ramón Gonzá-lez Coro” de Ciudad de La Habana, en el período comprendido entre diciembre de 1988 y agosto de 1993, a los que se les realizó un seguimiento en la sección de Neurodesarrollo de dicho hospital por un equipo multidisciplinario.

La muestra del presente estudio estuvo constituida por 86 neonatos de muy bajo peso, que cumplieron como criterio de inclusión haber completado el seguimiento hasta los primeros 2 años de edad corregida como mínimo. Se conformaron 2 grupos: ventilados (26 pacientes) y no ventilados (60 pacientes).

A todos los recién nacidos se les realizó un examen neurológico al término (cuando cumplieron de 38 a 42 semanas de edad gestacional corregida, pues se trataba de neonatos prematuros), según las técnicas propuestas por Amiel-Tison y otrosFenichel y Prechtly se clasificaron como normales, sospechosos o patológicos.

A todos los pacientes se les examinó durante el primer año de edad corregida en sus controles y se realizó en cada uno la valoración neurológica por el método de Amiel-Tison y durante el segundo año con controles trimestrales por examen neurológico clásico.

La valoración del índice de desarrollo mental y del índice de desarrollo psicomotor se efectuó a partir del segundo mes de edad corregida en cada uno de los controles, para lo cual se aplicó la escala de Bayley.

El diagnóstico de parálisis cerebral se consideró confirmado si las alteraciones estaban presentes al año de edad.

Para dar cumplimiento a los objetivos de este estudio se correlacionó la evolución neurológica con algunas variables perinatales (sexo, peso al nacer, edad gestacional según examen físico y valoración de Apgar menor de 7 puntos al primer y quinto minuto de vida) y se comparó el grupo de recién nacidos de muy bajo peso ventilados con los no ventilados y se comparó la incidencia de secuelas del neurodesarrollo en ambos grupos.

Resultados

De los 26 neonatos ventilados, 7 (27 %) resultaron normales en los 2 primeros años de vida, 14 (53,8 %) presentaron alteraciones ligeras del neurodesarrollo y 5 (19,2 %) tuvieron alteraciones severas. En el grupo de no ventilados hubo 27 (45 %) con evolución normal, 32 (53,3 %) que mostraron alteraciones ligeras y sólo 1 (1,7 %) con alteraciones severas del neurodesarrollo, en el que se diagnosticó diparesia espástica.

Las alteraciones del neurodesarrollo más frecuentes detectadas fueron, dentro de las ligeras: la hiperactividad, las alteraciones reflejas, los trastornos transitorios del tono muscular y el retraso ligero del lenguaje.

En los 5 pacientes con alteraciones severas se halló en uno de ellos una cuadriparesia espástica, la cual estuvo asociada a microcefalia, epilepsia, retraso mental severo y retraso severo del desarrollo psicomotor y del lenguaje. Hubo 2 casos de diparesia espástica, uno de ellos con retraso mental y del desarrollo psicomotor severos. En los 2 pacientes restantes, en uno se encontró microcefalia y síndrome atáxico y en el otro hidrocefalia. Así, la parálisis cerebral espástica fue la secuela severa más frecuentemente observada (11,5 % del total de neonatos de muy bajo peso ventilados), seguida del retraso mental severo, retraso severo del desarrollo psicomotor y la microcefalia con 7,7 % respectivamente.

Comentarios

La ventilación mecánica no influye en forma notoria en la evolución neurológica de recién nacidos de muy bajo peso; sin embargo, cuando estos pacientes han estado expuestos a eventos de hipoxia – isquemia que implican daño cerebral y pérdida de la regulación del flujo sanguíneo cerebral, la ventilación mecánica actúa como un factor agravante de las lesiones ya establecidas, lo que hace que sean más frecuentes las alteraciones severas en los recién nacidos de muy bajo peso que reciben ventilación mecánica.

Es sabido que durante ella pueden producirse efectos tales como hipoxia o hiperoxia, hipercapnia o hipocapnia, acidosis, variaciones de la tensión arterial y el gasto cardíaco, los cuales pueden repercutir directa o indirectamente sobre el flujo sanguíneo cerebral y el aporte de oxígeno al cerebro durante la fase de re – oxigenación y re – perfusión cerebral en neonatos asfícticos.

Puede descargar el artículo  original completo en:   ROBAINA

 

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.