Opciones terapéuticas actuales para la apnea de la prematuridad

AUTOR: Griselda Hernandez Herrera


CITA: Torres E, et al. Opciones terapéuticas actuales para la apnea de la prematuridad. Medes, Medicina en español. 2019.Sitio web: https://medes.com/Public/ResumePublication.aspx?idmedes=53518


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

  • Introducción:

La apnea de la prematuridad es una patología característica de recién nacidos prematuros, que refleja la inmadurez de los mecanismos de control de la respiración. El aumento de la incidencia y la supervivencia de los niños prematuros conlleva que la apnea de la prematuridad sea una patología altamente prevalente en las unidades de cuidados intensivos neonatales. El manejo de esta patología consiste, por una parte, en optimizar las medidas de cuidado del prematuro y, por otra parte, en la identificación y el tratamiento de las causas subyacentes que puedan empeorar la clínica, como infecciones, anemia, hipoglucemia, ductus arterioso persistente, etc. La estimulación física (kinesioterapia) se emplea frecuentemente, y reduce la apnea de forma significativa. El tratamiento específico incluye el uso de fármacos, como las metilxantinas, y de soporte ventilatorio: presión positiva continua en la vía respiratoria (CPAP), ventilación nasal con presión positiva intermitente (VNPPI) y ventilación mecánica convencional (VMC). La instauración del tratamiento es escalonada, lo mismo que su retirada ante la mejoría clínica, en sentido inverso a su instauración.

  • Métodos:

Un estudio prospectivo de Cohorte en recién nacidos moderadamente prematuros (33-34 semanas de gestación); realizados en 10 unidades de cuidados intensivos neonatales en estados de Massachusetts y california, obtuvieron un promedio 49% de niños que presentaron apneas (264 de 536), pero la proporción de apneas vario entre los diferentes centros de 24% el más bajo y un 76% el más alto. Entre los niños no había diferencias significativas, en un escore utilizado de patología neonatal ni edad gestacional, que justificara la diferencia.

Al diferenciar el tipo de apneas, existe un trabajo realizado por Butcherpuccl y publicado en 1985, en donde un estudio de recién nacidos pretérmino de 27 a 34 semanas estudiados con poligrafía encontraron 1527 episodios de apneas de 10 segundos o más, 69% eran de origen central 20% mixtas y 10% puramente obstructivas. En cambió en otro posterior las apneas mixtas sumaban un 50% de todos los tipos de apneas en neonatos prematuros, un 405 de origen central y un 10% obstructivas. Estos porcentajes serian siempre en diferentes reportes.

  • Resultados:
  • La apnea es el resultado de la inmadurez del sistema respiratorio y se puede presentar como signo de otras patologías. Este patrón respiratorio puede llevar a una hipoxia severa con peligro a la vida.
  • La estimulación física se emplea frecuentemente y reduce la apnea de forma significativa, el tratamiento especifico con el uso de fármacos como metilxantinas (cafeína, teofilina), y soporte ventilatorio presión positiva continua, (cpap) ventilación nasal con presión positiva intermitente y ventilación mecánica convencional.
  • Discusión-Conclusión:
  • Este patrón respiratorio inestable puede llevar a hipoxia cerebral severa con peligro para la vida. Muchos mecanismos son responsables para el control de la apnea neonatal, deben ser excluidas las causas secundarias antes de establecer un diagnostico de apnea por prematurez.
  • La ventilación mecánica se reserva para apneas mas resistentes a la terapia ya descrita.

Comentarios

  • Evidencia actual sobre el problema del estudio:

La prematuridad es la primera causa de morbimortalidad neonatal e infantil y constituye uno de los problemas de salud más importantes de la sociedad. La taza de la prematurez ha ido incrementándose paulatinamente en los últimos decenios sobre todo en los prematuros tardíos con edad gestacional entre 34 y 36 semanas siendo mas frecuente que en los recién nacidos de termino similar a los prematuros de menor peso por su madurez fisiológica y metabólica.

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.