Oxigenoterapia de alto flujo con cánula nasal en el tratamiento de la bronquiolitis aguda en neonatos

AUTOR: Dr. MIGUEL ARTURO CAMPOS JORDAN


Bermúdez L., et al. Oxigenoterapia de alto flujo con cánula nasal en el
tratamiento de la bronquiolitis aguda en neonatos. Anales de Pediatría. 2017.
86(1):1-58. DOI: 10.1016/j.anpedi.2016.03.001


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

O en el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA


RESUMEN

Introducción: La bronquiolitis aguda es la infección respiratoria que constituye la principal causa de ingreso durante los meses de invierno 1,2 . Aunque la mayoría de casos son auto limitado y pueden ser manejados en el domicilio, el 1-5% requieren ingreso hospitalario, y de estos el 5-15% precisan asistencia respiratoria en la unidad de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) 2–6 . La edad inferior a 6 semanas constituye un factor de riesgo de gravedad, y aproximadamente el 30-50% de los pacientes que ingresan en la UCIP son menores de un mes 4 .
Métodos: Estudio de cohortes ambispectivo, realizado en una unidad neonatal IIB, que incluyó neonatos ingresados con bronquiolitis desde la instauración de la técnica de OAF (período-OAF: octubre de 2011-abril de 2015), comparándolo con una cohorte histórica de la temporada previa a su uso (período pre-OAF: enero de 2008-mayo de 2011). Se analizó la proporción de ventilación mecánica antes y después del inicio del tratamiento con OAF y se evaluaron parámetros clínicos y complicaciones de los pacientes tratados con esta técnica.
Resultados: Se incluyeron 112 neonatos, 56 del período-OAF y 56 de la temporada pre-OAF. En el período-OAF ningún paciente requirió intubación en comparación con la temporada previa, donde el 3,6% precisó ventilación mecánica invasiva. El uso de OAF se asoció con una disminución significativa de ventilación mecánica no invasiva (30,4% vs 10,7%; p=0,01), con un RR de 0,353 (IC 95%: 0,150-0,829), RAR de 19,6% (IC 95%: 5,13-
34,2) y NNT de 5. En el período-OAF 22 pacientes recibieron terapia de alto flujo y 22,7% de ellos (IC 95%: 7,8-45,4) requirieron ventilación no invasiva. Tras el inicio de OAF se observó una mejoría rápida y progresiva de la frecuencia cardiaca (p=0,03), frecuencia respiratoria (p=0,01) y escala clínica (p=0,00) a partir de 3h. No se registraron efectos adversos.
Discusión – conclusión: El uso de OAF disminuye la necesidad de ventilación no invasiva y es un tratamiento seguro que consigue mejoría clínica de neonatos con bronquiolitis.

Comentario
Evidencia actual sobre el problema del estudio
Tejera J., et al. (2013) realizaron un estudio Aplicación de oxigenoterapia de alto flujo en niños con bronquiolitis e insuficiencia respiratoria en piso de internación. Primera experiencia a nivel nacional. Ellos concluyeron que la oxigenoterapia de alto flujo provoca una mejoría en la frecuencia respiratoria a las 2 horas de iniciado el tratamiento así como también un descenso en el score de Tal de 2 puntos en las primeras dos horas
Alonzo B., et al (2012) realizaron un estudio de Oxigenoterapia de alto flujo en niños con infección respiratoria aguda baja e insuficiencia respiratoria. Ellos concluyeron que la utilización de oxigenoterapia de alto flujo trae buenos resultados principalmente en recién nacidos prematuros con síndrome de dificultad respiratoria, para prevenir fracasos de la extubación y como soporte respiratorio en prematuros extremos con apneas.
Gonzales J., et al. (2010) realizaron una revisión de la evidencia sobre el tratamiento de la bronquiolitis aguda. Ellos concluyeron que hay falta de eficacia en la mayoría de las investigaciones y pocas opciones de tratamiento son beneficiosas.
Principales problemas relacionados al estudio
Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
Análisis final y conclusión
La instauración de oxigenoterapia de alta frecuencia con cánula nasal disminuye la necesidad de ventilación mecánica en neonatos de término hospitalizados con bronquitis aguda.
No se ha demostrado que el tratamiento sea capaz de curar la enfermedad, sin embargo puede prevenir la aparición de complicaciones y mejorar bienestar del paciente.
Su uso puede presentar dificultad en lactantes pequeños pre términos por mala tolerancia requiriendo administración de sedación.

Puede descargar el artículo completo  original en: BERMUDEZ, B. T

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.