PRESIÓN POSITIVA NASAL EN NEONATOS DE VILLA CLARA.

AUTORA: P.L.E. Miriana Giselle Duarte Duarte


CITA: Clemades A., et al. Presón positiva nasal en neonatos de Villa Clara. Revista Cubana de Pediatría. 2015. 87(1):61-68. 


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

  • Introducción: La presión positiva continua en la vía aérea en pacientes que respiran espontáneamente se define como CPAP (en inglés, de Continuous Positive Airways Pressure), y consiste en la modalidad de ventilación mecánica no invasiva más sencilla.
  • Métodos: Se realizó un estudio observacional descriptivo transversal, que incluyó a los 149 recién nacidos que recibieron esta técnica ventilatoria, en el Hospital Provincial Universitario Ginecoobstétrico “Mariana Grajales”, de Santa Clara, en los años 2012-2013. Se aplicó un instrumento confeccionado al efecto, que incluyó variables perinatales y neonatales Se analizaron variables como: edad gestacional, peso, vía del parto, diagnóstico, edad posnatal al inicio y tiempo del tratamiento, evolución clínica, gasométrica y/o radiológica. Se obtuvieron los datos del departamento de estadística, historias clínicas pediátricas y obstétricas, y los libros de registro de parto; así como, los registros de morbilidad y mortalidad continua del servicio. Para el análisis descriptivo de la muestra se utilizaron frecuencias absolutas y relativas según el tipo de información.
  • Resultados: El mayor porcentaje de los recién nacidos fueron pretérminos (83,2 %) y con peso inferior a 2 500 g. Se ventilaron en la primera hora de vida 78 neonatos, y la duración del tratamiento inferior a las 24 horas fue más frecuente. La principal indicación médica fue el edema pulmonar.
  • Discusión-conclusión: La mayoría de los neonatos presentó una evolución clínica, gasométrica y/o radiológica satisfactoria.

Comentarios

  • Evidencia actual sobre el problema del estudio
    • Weydig H, et al (2019) realizaron un estudio en los neonatos pretérmino sobre la eficacia de la ventilación no invasiva en las primeras horas de vida. Se concluyo que el 66% de los neonatos que recibieron la ventilación no invasiva con CPAP, evolucionaron de manera favorable y sin necesidad de factor surfactante. También lograron relacionar el peso y la edad en base de fecha de ultima menstruación (FUM), con el éxito de una ventilación no invasiva temprana.
    • Noorjahan A, et al (2019) realizaron un artículo el cual menciona los beneficios de la resucitación por CPAP. Entre los beneficios se encuentran: la disminución de la resistencia aérea, la disminución de la asincronía abdominal ayuda a disminuir la apnea obstructiva y aumenta la producción de factor surfactante. Estos beneficios llevan a una oxigenación y ventilación mejorada en los recién nacidos que ventilan con espontaneidad.
    • Clemades A, et al (2015) Realizaron el presente estudio en el cual concluyeron que la mayoría de los recién nacidos con CPAP evolucionaron de manera satisfactoria, retirándoles antes de las 24 horas la ventilación. También lograron identificar que se utiliza el CPAP con más frecuencia en el edema pulmonar, y aunado a esto que el hecho de nacer vía cesárea conlleva un riesgo alto (11 veces mayor a los nacidos por parto) de tener dificultad respiratoria.
    • El principal problema identificado por los autores es que existen muy pocos estudios en base a este tema y aun queda mucho por identificar. No está del todo claro que criterios debe cumplir un recién nacido para recibir esta ventilación durante las primeras horas de vida. Los factores que influyen para el fracaso de esta ventilación tampoco son claros.
  • Análisis final y conclusiones
    • La ventilación no invasiva como primer opción para reducir los riesgos que conlleva una ventilación invasiva, es una buena propuesta. Es algo que mediante los estudios se factibiliza como prometedora y de gran ayuda para la supervivencia de los neonatos con mayor riesgo de mortalidad.
    • Tiene la potencialidad de disminuir los riesgos que conlleva una ventilación invasiva tales como, la dependencia de oxígeno, infecciones asociadas a la atención de la salud, edema pulmonar, lesión alveolar y fibrosis.
    • Sin embargo, es necesario realizar más estudios para así elaborar una guía que establezca los criterios para poder aplicarla, pues aún se desconoce gran parte de las complicaciones, criterios para aplicar, y su eficiencia.

      El artículo original lo puedes descargar en: CLEMADES M.

 

 

 

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.