Prevención y tratamiento del dolor en los recién nacidos críticos: Experiencia en la UCINEX del Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde.

AUTOR: Luis Javier Mora Díaz


CITA: Gutiérrez J. et al. Prevención y tratamiento del dolor en los recién nacidos críticos: Experiencia en la UCINEX del Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde. Medigraphic. 2014; 5.6 (4). Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/revmed/md-2014/md144d.pdf


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

Introducción: La comunidad científica de la International Asociación for the Study of the Pain define al dolor como: “Experiencia desagradable, sensorial y emocional, asociada a una lesión tisular real o potencial, o que se describe como ocasionada por esa lesión”.

Sea cual sea la definición que se emplee, las dos características fundamentales que todas deben contener son:

  • El dolor es una sensación, por lo tanto, es algo subjetivo. Es decir, la vivencia, el umbral del dolor, la expresión y la incapacidad que genera el dolor en cada paciente son individuales, y no es extrapolables ni comparables con las de otros pacientes.
  • El dolor es una sensación desagradable, que se modifica (aumenta, disminuye, cambia de características…, etc.) por condicionantes no físicos, tales como las experiencias previas, la situación emocional, el tiempo de duración, el entorno familiar y social, etc

Por eso, en el tratamiento del dolor, es necesario el abordaje de todas las esferas que modulan la percepción de este por parte del paciente. Es lo que se denomina abordaje multimodal del dolor o abordaje del dolor total.

  • Métodos: Se trata de un estudio prospectivo, analítico, donde se reclutó la totalidad de neonatos ingresados a la UCINEX durante el periodo comprendido del 1 de enero del 2012 al 31 de enero del 2014. De un total de 992 pacientes (100%) se aplicó la escala para medir el dolor de CRIES. El tratamiento farmacológico o no farmacológico fue establecido por el neonatólogo y/o anestesiólogo de la Clínica del Dolor. Las principales variables estudiadas fueron el numero de punciones de talón, el numero de catéteres usados para venoclisis o catéteres umbilicales, procedimientos de intubación endotraqueal o ventilación asistida, colocación de tubos de drenaje pleural y punciones lumbares. El análisis de los datos fue en programa Epi info y graficado en Excel.

Resultados: Se documentaron 8670 punciones de talón, 3400 punciones para venoclisis y catéteres umbilicales, 420 pacientes con intubación endotraqueal, 55 tubos de drenaje pleural y 38 punciones lumbares. En 653 pacientes (66%) se utilizaron medidas no farmacológicas contra el dolor, mientras que en 339 (34%) se utilizaron diversos fármacos. Las intervenciones no farmacológicas incluyeron el plegamiento facilitado aplicándose en 90% (n=587), medición de oximetría de pulso para evitar punciones para gasometría 88% (n=575), disminución de la exposición a luz excesiva en el 84% (n=547), disminución de ruido 50% (n=326), se otorgó leche materna por succión 36% (n=236). En 209 pacientes (62%) se administró propofol y acetaminofén. El fentanil en el 85% (n=110), midazolam en el 72% (n=93), el tramadol 18.5% (n=24), rocuronio en 7% (n=9), vecuronio y morfina en el 6% (n=8), diazepam y buprenorfina en el 3.8% (n=5) de los casos.

 Conclusión: La prevención y el manejo de dolor en nuestra UCINEX es similar al manejo en otras unidades hospitalarias del mundo. Es necesario re-educar al personal en el uso de la sacarosa debido al alto numero de procedimientos que originan dolor y pueden ser evitados con este fármaco. Es conveniente difundir esta información en el personal de salud para prevenir y/o curar el dolor en los recién nacidos en estado critico.

Evidencia actual sobre el problema del estudio

  • Hoy se reconoce al dolor en los recién nacidos internados en las unidades de cuidados intensivos, como causante de alteraciones en la frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria, presión intracraneal, tensión arterial sistémica, saturación de oxigeno, nauseas, vomito, midriasis y disminución del flujo sanguíneo periférico.Existe también aumento del catabolismo, del cortisol y de adrenalina, disminuyen los niveles de prolactina e insulina, además de las manifestaciones clínicas más conocidas como son llanto, insomnio y agitación (3).
  • Existen varios instrumentos para evaluar el dolor en niños que han sido creados teniendo en cuenta su edad, la cultura, su estado, si pueden comunicarse verbalmente o no, o si tienen alguna alteración neurológica. Estas son de las principales escalas para puntuar el dolor en pacientes pediátricos:
  • Escala neonatal CRIES (Crying, Requires Oxygen Saturation, Increased Vital Signs, Expression, Sleeplessness).
  • Escala de dolor en prematuros (Premature Infant Pain Profile [PIPP]).
  • Escala FLACC (Facial Expression, Leg Movement, Activity, Crying, Consolability): de 1 mes a 3 años no colaboradores.
  • Escala de caras Wong-Baker: de 3 a 7 anos colaboradores.
  • Escala numérica Walco y Howite: niños >7 años sin afectación neurológica.
  • Non-communicating Children’s Pain Checklist – Revised (NCCPC-R): pacientes con afectación neurológica e incapacidad de comunicación verbal (1).
  • El manejo del dolor es una prioridad de los cuidados intensivos neonatales. De una forma simplificada, se puede decir que el adecuado manejo del dolor en neonatología se sustenta en cuatro puntos fundamentales: a)la reducción del número de procedimientos potencialmente dolorosos;b) el uso de medidas no farmacológicas; c) el uso de fármacos analgésicos, y d) la valoración del dolor con escalas clínicas (3).
  • Principales problemas relacionados al estudio
    • No se encontró mucha evidencia, solo se realiza el abordaje en la mayoría de las bases de datos con orientación a la neonatología, dejando de lado los cuidados intensivos pediátricos.
  • Análisis final y conclusiones
    • El dolor esta presente en los pacientes neonatos y es multifactorial, es sumamente complejo identificar la causa por las condiciones cognitivas de la etapa de crecimiento y desarrollo en la que se encuentren, influyen directamente; los procedimientos quirúrgicos; traumatismos y procesos fisiopatológicos que estén presentes en el neonato. Es común que tengan apoyo ventilatorio mecánico o tipo VAFO estos pacientes, onfaloclísis, catéter venoso percutáneo, PICC o central… entro lo antes mencionado el estadio postoperatorio, los drenajes, ostomias y demás dispositivos para mantener la vida del paciente el dolor se conjuga jugando un papel importante la valoración clínica, las escalas estimativas de dolor y las medidas de confort que le proporcionemos al paciente para que su paso fugas o reincidente en una unidad de cuidados intensivos sea lo mas grato posible.
    • Por lo general en la institución en donde laboro roto por servicios en donde se proporcionan cuidados a paceintes en estado critico (adultos y pediatricos), la terapia de pediatría a sido un reto para mi debido a que ha puesto a prueba mis conocimientos y me ha impulsado a estudiar para otorgar mejores cuidados como enfermero a los pacientes que tengo a cargo. La soledad, la trsiteza por estar lejos de sus padres y familia, el aislamiento que brinda la unidad e cuidados repercuten en el paciente y en ocasiones la empatia, muestras de afecto diganse: sujetarle las manos, enjugar las lagrimas de un paciente mejoran la experiencia del usuario y “Esto alivia en cierto grado el dolor espiritual”, los farmacos en la mayoria de las veces el dolor fisico y cuando estos fallan debemos de ser tolerantes y buscar estrategias ludicas para distraer al infante y apaciguar en cierto grado el dolor.

Puede descargar el artículo  original completo en: GUTIÉRREZ P.

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.