RECOMENDACIONES PARA EL MANEJO DEL SHOCK SÉPTICO EN NIÑOS DURANTE LA PRIMERA HORA

AUTORA: ANA JACQUELINE GUEVARA PEREIRA 


CITA: Kohn  G, et, al. Recomendaciones para el manejo del shock séptico en niños durantela primera hora (primera parte). Arch Argent Pediatr 2019; 117 (1): e14-e23.


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

En 2016, la Campaña Sobrevivir a la Sepsis y el Instituto Nacional de Salud y Cuidados de Excelencia del Reino Unido (NICE), elaboraron guías de práctica clínica para el manejo del shock séptico pediátrico. En 2017, el Colegio Americano de Medicina de Cuidados Críticos (ACCM) actualizó sus recomendaciones para el soporte hemodinámico del shock en niños. El reconocimiento de la entidad es esencial, así como un tratamiento óptimo sensible al tiempo de aplicación. La consulta adecuada con un especialista en pediatría y/o la referencia en tiempo y forma a una entidad de mayor complejidad también son esenciales para un resultado adecuado en el manejo de la entidad. Se analizan los paquetes de medidas intervinientes en el manejo de pacientes, fundamentales para mejorar su calidad de atención.

Conclusión: el manejo del shock séptico necesita una serie de medidas que comienzan con su pronto reconocimiento, lo que permite disparar oportunamente la administración de tratamientos sensibles al tiempo de ejecución. Las limitaciones de algunas áreas donde se realizan las primeras medidas ameritan la consulta al especialista y / o una derivación óptima a un sitio de mayor complejidad. Es muy importante la evaluación de estos procesos a fin de lograr una mejora en la calidad de atención de los niños con sepsis, y se necesita del compromiso del equipo de salud, las instituciones en particular y los gobiernos en general.

Evidencia actual

Campaña para sobrevivir a la sepsis: recomendaciones internacionales para el tratamiento de la sepsis y el choque septicémico: 2016. Varios autores. Lo importante es:

  1. Reanimación inicial
  2. Detección sistémica de sepsis y mejora del desempeño
  3. Diagnóstico
  4. Tratamiento antibiótico
  5. Control de fuente
  6. Tratamiento con líquidos
  7. Corticoides
  8. Hemoderivados
  9. No inmunoglobulinas, no purificación de sangre, no anticoagulantes
  10. Ventilación mecánica
  11. Sedación y analgesia
  12. Controles de glucemia
  13. Tratamiento renal sustitutivo
  14. Evitar bicarbonato
  15. Profilaxis de las tromboembolias profundas
  16. Profilaxis de las úlceras gastroduodenales agudas
  17. Nutrición
  18. Definición de los objetivos de la atención, considerando pacientes y familias

 Baique-Sánchez Pedro Michael. Sepsis en pediatría: nuevos conceptos. An.Fac.med- 2017 Jul.  Concluye que estas definiciones actualizadas y los criterios clínicos deben aclarar dudas presentes y facilitar el reconocimiento precoz y la gestión más oportuna de los pacientes con riesgo de disfunción de órganos. Eliminar el concepto de sepsis grave e introducir la valoración fuera del ámbito hospitalario del llenado capilar, frecuencia respiratoria y estado mental; así mismo, dentro del ámbito hospitalario implementar el puntaje PELOD 2 para la población pediátrica en las guías nacionales. Sin embargo, este proceso sigue siendo un trabajo en progreso.

Recomendaciones: incluir las nuevas definiciones de sepsis y shock séptico en las guías nacionales, identificar y evaluar a los niños con sospecha de sepsis, la fuente de infección, los factores de riesgo, implementar la valoración clínica como detección de sepsis en niños y utilizar el puntaje PELOD – 2 para predecir mortalidad, iniciar el tratamiento temprano y oportuno de sepsis en niño.

Análisis final y conclusiones:

La sepsis en pediatría es un grave problema que causa una elevada mortalidad, ha motivado muchísimas investigaciones que concluyen en la importancia de manejar esta patología considerando realidades locales pero siempre basándose en guías nacionales que consideren las recomendaciones internacionales. Se destaca la importancia del trabajo en equipo, el manejo de índices de evaluación rápida como la escala SOFA y qSOFA, sospecha precoz para un diagnóstico oportuno, reanimación rápida, apoyo en biomarcadores, factores de riesgo, estudios epidemiológicos y tratamientos adecuados considerando siempre a pacientes y familias.

      El artículo original lo puedes descargar en: KOHN

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.