Sepsis neonatal grave en una unidad de cuidados intensivos

Autores: Nancy Denisse Sarmiento Mauricio y  Juana Isabel Rodríguez Rodríguez.


Pérez, Santana, Yuleiny. Clemades, Méndez, Ana, Miriam. Arbelo, Hernández, Isnay. Molina, Hernández, Orlando.   Sepsis neonatal grave en una unidad de cuidados intensivos. Revista Cubana de Pediatría. 2015. Pág. 50-60. 


RESUMEN DEL ARTÍCULO: La sepsis neonatal grave se produce en 0,5 a 8,0 de cada 1000 nacidos vivos y es la causa más común de muerte neonata.

MÉTODOS: Se realizó un estudio observacional, descriptivo, de tipo transversal con elementos de enfoque cualitativo y cuantitativo. El universo de estudio, recién nacidos con sepsis neonatal grave (105 neonatos).  Las variables perinatales seleccionadas fueron: total de nacidos vivos, ingresos en terapia neonatal (con sepsis y con sepsis graves), edad gestacional, clasificación de la sepsis, microorganismos aislados, estudios microbiológicos y tasa por 1 000 nacidos vivos por infección.

RESULTADOS: De los 145 neonatos con diagnóstico de sepsis, 105 de ellos evolucionaron con sepsis grave (72,4 %). Se comprobó que 70 pacientes del total  nacieron pretérmino, que representó el 66,6 %; y 74 niños presentaron sepsis generalizada adquirida confirmada. Fue más frecuente el aislamiento del Staphylococcus coagulasa negativo.

INTRODUCCIÓN: La sepsis constituye una entidad nosológica frecuente en las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN). Es la enfermedad con mayor prevalencia en estas unidades, y posiblemente el principal reto a vencer de la medicina intensiva contemporánea.

El cuidado intensivo neonatal se inició de manera conservadora en los años 60 del pasado siglo en los Estados Unidos de América. No fue hasta la introducción de la ventilación asistida y nutrición parenteral, que se avanzó sustancialmente en el tratamiento del recién nacido (RN) pretérmino. Esto ha llevado a un mayor número de procesos intervencionistas, y al riesgo de mayor incidencia de las infecciones en el periodo neonatal que en otras etapas de la vida. Se estima que 10 de cada 1000 nacidos vivos, contraerán una infección dentro de los primeros 28 días.

La OMS calcula que en el mundo fallecen 4 millones de neonatos al año, 75 % en la primera semana de vida y de 25 a 45 % en el primer día de vida. 

En Latinoamérica y el Caribe se plantea una mortalidad de 17/1 000 nacidos vivos, con una incidencia de la sepsis entre 3,5 y 8,9 %.

MÉTODOS: Se realizó un estudio observacional, descriptivo, de tipo transversal, con elementos de enfoque cualitativo y cuantitativo, durante los años 2011-2012.

El universo de estudio quedó conformado por el total de RN con sepsis neonatal grave (105 neonatos) atendidos en el hospital en los años 2011 y 2012. 

RESULTADOS: Al analizar indicadores relacionados con la sepsis neonatal grave en la unidad de cuidados intensivos neonatales del Hospital Universitario “Mariana Grajales”, se encontró que durante los años 2011 y 2012 hubo un total de 10 817 RN, de los cuales se ingresaron en la UCIN 1 978, que representaron el 18,3 %;  de ellos, 145 RN con diagnóstico de sepsis y 105 RN evolucionaron con sepsis grave (72,4 %). La tasa por cada 1 000 nacidos vivos por infecciones fue de 17,3 en el año 2011, y 9,2 en el año 2012, con una disminución importante de este indicador.

DISCUSIÓN: Los resultados de la presente investigación no coinciden con estudios uruguayos, en los que en un período de 2 años ingresaron 209 pacientes en UCIN, de los cuales el 14,3 % presentó sepsis. En las maternidades públicas de Buenos Aires nacen anualmente un promedio de 30,000 niños, de los cuales el 1,26 % pesa menos de 1 500 g, por lo que requerirán hospitalización y mayor riesgo de presentar proceso séptico.

En un estudio realizado en Argentina se obtuvo que el 75 % de los nacimientos son pretérmino, y de ellos el 46 % nacen antes de las 25 semanas.

Otros investigadores coinciden en que la positividad del hemocultivo tiene un valor limitado en este período de la vida, especialmente por la frecuencia de falsos  negativos. 

Los microorganismos más frecuentes fueron el Staphylococcus coagulasa negativo y la Cándida, y más de la mitad de los hemocultivos fueron positivos. 

COMENTARIOS:

La sepsis neonatal es una de las principales causas de mortalidad en los recién nacidos hospitalizados, en muchas ocasiones es difícil de  diagnosticar, pues las  manifestaciones clínicas son muy inespecíficas. Las bacterias que causan infección en el recién nacido se encentran en el ambiente y pueden ser transportadas a la piel y mucosas. La contaminación de estos es el primer paso  para la adquisición de la sepsis.

EVIDENCIA ACTUAL SOBRE El PROBLEMA DE ESTUDIO:

1 (Ariagada S. Daniea. Donoso F. Alejandro. Cruces R. Pablo. Díaz R. Franco, 2015). El shock séptico es un problema de salud pública, con una importante morbimortalidad asociada. Su tratamiento debe ser precoz y agresivo, con el objetivo de normalizar la per-fusión tisular.

2 (Alberto, 2014)La fisiopatología de la sepsis es un proceso complejo que involucra diversos elementos del sistema inmune, los cuales participan durante las diferentes etapas de la historia natural de la enfermedad.

3 (Pérez Rene Oswaldo. Lona Juan Carlos. Quiles Moisés. Verdugo Miguel Ángel. AsencioElva Patricia.Benites Edith Adriana, 2015) La incidencia de sepsis neonatal y agentes bacterianos aislados con mayor frecuencia fueron similares a lo reportado en estudios realizados en países en vías de desarrollo.

PRINCIPALES PROBLEMAS RELACIONADOS: El principal problema en la presentación de la sepsis neonatal es la relacionada a la manipulación, la ventilación mecánica, el acceso de catéteres, la multipunción y las estancias tan prolongada en las unidades de cuidados intensivos, hace más propensos de contraer una infección.

ANÁLISIS Y CONCLUSIONES:

En los diferentes estudios analizados, podemos concluir que la sepsis es un problema general en todas las unidades de cuidados intensivos, a menor peso del recién nacido, mayor es necesidad  intervenciones, lo que incrementa la probabilidad de contaminación y adquirir una sepsis. Entre los factor asociados predominaron los catéteres vasculares y la nutrición parenteral.

BIBLIOGRAFÍA

1.- Alberto, G. H. (2014). Características inmunológicas claves en la fisiopatología de la sepsis. . El Sevier España , 40-46.

2.- Ariagada S. Daniea. Donoso F. Alejandro. Cruces R. Pablo. Díaz R. Franco. (2015). Shock séptico en unidad de cuidados intensivos. Enfoque actual en el tratamiento. Revista Chilena de Pediatría, 224- 233.

3.- Pérez Rene Oswaldo. Lona Juan Carlos. Quiles Moisés. Verdugo Miguel Ángel. AsencioElva Patricia.Benites Edith Adriana. (2015). Sepsis neonatal temprana, incidencia y factores de riesgo asociados en un hospital público del occidente de México. Revista Chilena Infectología, 387- 392.

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.