SÍNDROME APNEICO EN EL RECIÉN NACIDO PREMATURO

AUTOR: Aldo Hernandez Lay 


CITA: Francesca, S. B., & Jovanka, P. N. (2013). Síndrome apneico en el recién nacido prematuro. Revista Médica Clínica Las Condes, 24(3), 396–402.doi:10.1016/s0716-8640(13)70175-5


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

  • Introducción: Los conocimientos sobre anatomía, fisiología, bioquímica y biología molecular de la respiración neonatal han aumentado en forma importante en los últimos años. Datos actuales estarían describiendo los genes involucrados en el desarrollo embrionario de los centros respiratorios centrales y sus redes neuronales. Generador central respiratorio es esencial para los movimientos respiratorios fetales y contribuye al desarrollo pulmonar. En el feto la respiración es intermitente y ocurre durante los estados de bajo voltaje electrocortical (análogo del sueño activo) y comienza a ser continuo después del nacimiento.
  • Métodos: Todo paciente prematuro extremo va a estar monitorizado desde el punto de vista cardiorrespiratorio. Especialmente en las primeras semanas de vida. Las principales fuentes de detección van a ser los monitores y el registro de enfermería y cuidados de las unidades de neonatología. Como ya se comentó previamente, existen diferencias significativas entre la detección de uno u otro sistema. Como la apnea del prematuro es de un diagnóstico de descarte, la detección de esta lleva asociada una serie de exámenes para diagnóstico diferencial de cuadros infecciosos, inflamatorios, metabólicos y hemorrágicos del sistema nervioso central. Una vez descartados y en tratamiento la apnea, se justificaría re-evaluación si esta no responde a terapia convencional según lo esperado.
  • Resultados: El alta del recién nacido prematuro, debe ser determinado por una serie de variables y criterios fisiológicos, dentro de los cuales se encuentra una apropiada regulación de la temperatura, alimentación oral y maduración del control respiratorio. La maduración del control respiratorio, con la consecuente desaparición de los eventos de apneas y bradicardia, varía dependiendo de la edad gestacional y enfermedades del neonato como displasia broncopulmonar

Por último, un alta consensuada relativamente segura, solo en relación al parámetro respiratorio, es si el niño lleva mínimo una semana monitorizado y sin apneas y que sea mayor a 36 semanas de edad gestacional corregida. Si requirió tratamiento farmacológico, por lo menos debe estar monitorizado una semana antes del alta y sin nuevos eventos.

  • Discusión-conclusión: A pesar de estos datos, existe controversia en la literatura de la significancia de la apnea del prematuro a larga data. En un estudio 175 prematuros extremos con un seguimiento de 3 años posterior, demostraron relación estadística entre el mal desarrollo psicomotor posterior y el incremento de días de hospitalización con episodios de apnea/bradicardia registrados por enfermería. Esta asociación persistió, luego de corregir los datos con otros factores de riesgo conocidos como esteroides postnatales, sexo y la duración de la ventilación asistida.

Comentario 

  • Evidencia actual sobre el problema del estudio

Blackmon LR, Batton DG et al (2003)Por otra parte, el síndrome de muerte súbita infantil (SIDS) es el que acontece en un menor de un año, sin que la causa haya sido determinada, aun después de haber practicado una autopsia y haber hecho una amplia investigación clínica. A su lado de estos eventos clínicos, es conveniente mencionar que hay eventos aparentemente amenazantes de la vida; esta condición clínica es un «episodio aterrador» en el que la apnea, el cambio de coloración (cianosis o palidez) y la hipotonía están presentes.

  • Taylor HG, Schatschneider C,- El pronóstico de apnea en los niños prematuros es incierto, pues los estudios son contradictorios. Otros informes mencionan desde hace ya más de una década que la apnea del prematuro junto con la enterocolitis necrotizante, la enfermedad pulmonar crónica y anormalidades congénitas cerebrales tienen consecuencias de largo plazo en las habilidades cognitivas y las respuestas neuropsicológicas.
  • Principales problemas relacionados al estudio
    • La incidencia y gravedad de la Apnea en el Recién Nacido Prematuro aumentan en la medida en que disminuye la edad gestacional. La inestabilidad e inmadurez de los centros respiratorios propias del prematuro han sido consideradas como la causa del cese del esfuerzo respiratorio.
  • Análisis final y conclusiones 
    • a Apnea del Prematuro como una pausa en la respiración que dura más de 20 segundos, o una pausa menor de 20 segundos relacionada con bradicardia y/o cianosis, que se presenta en un Recién Nacido antes de las 37 semanas de gestación.
    • La detección oportuna de los eventos de apnea en el recién nacido prematuro, reduce los días de estancia hospitalaria y las secuelas por hipoxia.

PUEDE DESCARGAR LOS ARCHIVOS EN: francesca2013

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.